09/21/2020

Cuba se está digatilizando

Anuncios

Taylor E. Torres Escalona

Los organizadores.

HAVANA TIMES — Desde el pasado 4 de febrero de 2015 y hasta el próximo mes de abril está en exhibición en la Embajada del Reino de Noruega en La Habana, cita en calle 21 / H e I, la exposición de arte plástica: Vista Hace Fe… We’re Going Digital.

Desde hace un buen tiempo el Estudio Figueroa-Vives pone el arte, mientras la Embajada pone los recursos para concretar una idea original del actual embajador John Petter Opdhal  y su cónyuge Francisco A. Cabrera Gatell. En conjunto han creado un espacio para que los jóvenes creadores puedan exponer su obra en ocasiones acompañados de artistas ya consagrados que no se pueden dejar de mencionar cuando sobre plástica cubana se habla.

El tema principal de la exposición es las Tecnologías de la Informática y la Comunicación girando entorno a los jóvenes cubanos que están desarrollando innovadoras ideas que inciden en el día a día  de los cubanos.

En la noche del 4 de febrero, día de la inauguración, los participantes pudieron acceder a las versiones más actualizadas de las App’s Isla Adentro, A la Mesa, y lo más reciente de la Revista Vistar y el Paquete Semanal, todo esto de manera gratuita. También se pudo compartir con los principales protagonistas de esta exposición, Robin Pedraja por Vistar, Yondainer Gutiérrez por A la Mesa e Indirha Sotillo de Isla Adentro,  más que una exposición de artes plásticas, el evento nos brinda la idea de una feria de tecnologías a pequeña escala.

La exposición de manera general impresiona positivamente, pues da la idea de un futuro prometedor  en temas  tecnológicos, deja ver el gran potencial  de un grupo de jóvenes que, a mi entender, solo son la punta de un gran iceberg que se encuentra oculto a lo largo y ancho de nuestro caimán.

Compartiendo aplicaciones con el público.

La mayoría del público asistente eran jóvenes consumidores de este tipo de tecnologías. Cuba camina hacia lo digital, ya los primeros pasos se han dado y este es un proceso al que muchos catalogan como irreversible, en esto juega un papel fundamental  la Internet, un fenómeno que incide de manera transversal en todos los procesos humanos; el arte como expresión humana, tampoco se puede ver desligada de dicho fenómeno y como reflejo de quien la crea, en esta exposición pone en evidencia algo que prácticamente hoy se dice a gritos: La sociedad cubana necesita conectarse.

Ciertamente el tema escogido en esta ocasión por el Estudio Figueroa-Vives y la embajada del Reino de Noruega en Cuba fue muy acertado, en esencia por tres razones fundamentales.

La primera es la actualidad, pues hoy en día la casi nula conectividad de los cubanos es tema recurrente en todos los ámbitos de discusión, nacional e internacionalmente, desde los medios oficiales hasta los medios independientes, al igual que también es actual el estudio de estas “soluciones” offline que el propio cubano ha encontrado a través de la “inventiva” y  el esfuerzo.

La segunda razón sería que, no es la primera vez que este tema es escogido por la embajada para tratarlo, ya en otra ocasión han servido de amparo a iniciativas que desde el diálogo y el entendimiento, actores sociales  han desarrollado, y la tercera (a mi entender la más importante) por la necesidad latente de abordar la temática desde todos los ámbitos y en todos los escenarios posibles para así mover conciencias y gestar transformaciones que se traduzcan en beneficios para el pueblo cubano en general.