09/19/2020

CUBA, EL ÉXODO CONSTANTE, ANALIZADO DESDE DENTRO DE LA ISLA

Anuncios

by iclep • February 8, 2016 •

El éxodo masivo y continuo, solo puede ser generado por situaciones de guerra y pobreza extremas, desastres ecológicos o regímenes como el que impera en Cuba.

 

Decirle “fenómeno migratorio cubano”, a secas, a lo que ha sido un constante éxodo es insuficiente. Reduce el proble-ma a una lectura en que, el que emigra, quiere dejar atrás solamente un sistema de relaciones económicas adversas. Es mencionar la consecuencia, como detonante del fenómeno, y obviar la causa esencial: La isla ha estado bajo la bota del totalitarismo durante 57 años. La consecuencia, más de dos millones de exiliados políticos que el Castrismo necesita manipular y presentar como “emigrantes económicos”.

Camarioca 1965 y Los Vuelos de la Libertad. A partir de contactos secretos entre el régimen y el gobierno demócrata de Lyn-don B. Johnson, se estableció el acuerdo para habilitar el puerto de Camarioca como punto de salida del país. Esto ocu-rrió entre octubre y noviembre de 1965. Ese mismo año, en diciembre, se acordó un sistema de vuelos directos entre la isla y EE.UU que duro hasta abril de 1973. En ese lapsus, se fueron 260 000 cubanos.

Mariel y Acuerdo migratorio de 1984 En 1978 se establecieron contactos entre un sector del exilio y las autoridades. Por primera vez regresaron de visita a Cuba los emigrados. La población pudo com-parar la realidad del país con lo que su-cedía afuera. La efervescencia ascen-dente culmino en el asalto, en 1980, a la Embajada del Perú. La válvula de esca-pe descargaba la presión social. El puer-to del Mariel recibió, a los que llegaban en embarcaciones desde Miami, en bus-ca de familiares. Se marcharon 250 000 cubanos. Con la administración republi-cana de Ronald Reagan se negociaron los Acuerdos de 1984, que intentaron regular la emigración. Cuba recibió la cuota de 20 000 visas anuales.

1994: El verano de la fuga en balsas. En ese año, 36 000 personas escaparon en balsas y embarcaciones rusticas. El gobierno norteamericano impidió la entrada de los balseros a su territorio a partir del 12 de agosto. Cerca de 30 000 cubanos fueron ubicados en Guantánamo y Panamá. Desde allí, comenzó un proceso de visado y traslado a EE.UU que duró aproximadamente un año.

El Éxodo por tierra Desde el año 2013, el régimen eliminó el Permiso de Salida, también denominado “Carta Blanca”. La República del Ecua-dor, se convirtió en el único país de Latinoamérica que no exigía visa a los cubanos. Se calcula que, desde 2013 hasta diciembre de 2014, escaparon desde la isla utilizando esta vía 300 000 personas. Estas atravesaron Centroamérica y México, poniéndose en manos de traficantes de personas, para poder llegar a los EE.UU. A partir del 15 de noviembre, Nicaragua les negó el paso. Otra crisis migratoria paso, en esta ocasión, del silencio a la visibilidad. En estos momentos, casi 8000 cubanos esperan ser trasladados desde la frontera de Costa Rica, por vía aérea, hacia El Salvador. Desde allí, caravanas de ómnibus trasladan a los emigrantes de la isla hacia Guatemala, para que continúen a México y atraviesen la frontera de ese país hacia Estados Unidos.

No, los cubanos no son emigrantes económicos. Corren tiempos en que los eufemismos se apoderan del dialecto. Es como una relación forzada, o interesada, de mimesis con la operación de neo-lenguaje que ha puesto en práctica el Castrismo durante más de cinco décadas. Esta ha sido una manipulación que busco, mediante la perífrasis, desarticular la psiquis individual. La emigración mundial, es un fenómeno compuesto en consonancia con las posibilidades y los deseos de quienes buscan mejores perspectivas o el conocimiento de otras culturas fuera de su país. El éxodo masivo y continuo, solo puede ser generado por situaciones de guerra y pobreza extremas, desastres ecológicos o regímenes como el que impera en Cuba.

Por: Camilo Ernesto Olivera
Periodista Ciudadano

La Habana, 9 de febrero, 2016

Fuente: http://iclep.org/46536-2/