09/22/2020

CUBA ANUNCIA LA UNIFICACIÓN DE SU MONEDA, PEDIDA POR LA POBLACIÓN

Anuncios

El gobierno de Raúl Castro anunció ayer la unificación de las dos monedas que circulan de forma simultánea en Cuba, uno de los principales reclamos de la población, en un proceso gradual que evitará «terapias de choque».

Una mujer de La Habana muestra pesos cubanos (en su mano izquierda) y pesos convertibles.AFP

La Habana/Miami | AFP/EFE

El Consejo de Ministros (ejecutivo) acordó «poner en vigor el cronograma de ejecución de las medidas que conducirán a la unificación monetaria y cambiaria», del peso cubano y convertible, señaló la nota publicada en el diario oficial Granma, sin precisar cuándo ni cómo se comenzará a aplicar la medida.

El texto destacó que en una primera etapa, el proceso de unificación monetaria -Cuba es el único país en el mundo que imprime dos divisas- comenzará por el sector empresarial.

El objetivo es dar «estímulo a los sectores que producen bienes y servicios para la exportación y la sustitución de importaciones», y que luego abarcará a «las personas naturales».

El comunicado no precisó qué método seguirá para unificar las dos monedas, aunque subrayó que la medida excluirá «la utilización de terapias de choque», por lo que no tendrán impacto en la población.

El peso convertible (CUC), que entró en circulación en diciembre de 1994, como alternativa al dólar estadounidense, legalizado un año antes por el entonces presidente Fidel Castro, equivale a 24 pesos cubanos (CUP), moneda en la cual los cubanos reciben sus salarios -de 20 dólares al mes como promedio- y pagan los principales servicios estatales.

Sin embargo, para completar su canasta básica, los cubanos se ven obligados a acudir a tiendas que operan CUC, que se cotiza con paridad de un dólar, a precios que no son accesibles para sus bolsillos, lo que ha provocado un amplio malestar de la población.

La unificación monetaria fue uno de los principales reclamos que la población hizo al gobierno de Raúl Castro en los debates previos al VI Congreso del Partido Comunista, celebrado en abril de 2011.

Diferencias.

Los cubanos que manejan el peso convertible son fundamentalmente los que trabajan para el turismo o empresas extranjeras, y los que reciben remesas desde el exterior, estimadas en 2.500 millones de dólares anuales, según cifras extraoficiales.

Las diferencias son demasiado grandes: un médico percibe un salario mensual de 500 pesos cubanos, mientras que un mecánico particular puede ganar unos 400 CUC (9.600 pesos cubanos).

«La unificación será una reforma extraordinariamente audaz, que mejorará considerablemente el clima de los negocios, enviando a los inversionistas señales claras de racionalidad de los precios a la vez que potencia e incentiva las exportaciones», dijo a la AFP Richard Feinberg, de la Universidad de California y analista del Brookings Institute.

«Es igualmente una señal a la comunidad internacional de que Cuba acelera su marcha hacia una economía más abierta», añadió.

El economista cubano Esteban Morales estimó que la unificación monetaria será «un proceso paulatino», que puede extenderse varios años, y que dependerá de cuánto avance el país «en el reordenamiento económico, el modelo y el crecimiento de la productividad».

De todas maneras, advirtió: «Todas esas medidas monetarias no son la varita mágica que va a resolver todos nuestros problemas».

La doble circulación monetaria también se convirtió en un dolor de cabeza para la contabilidad nacional, pues creó una «distorsión de toda la realidad económica», explicó el economista cubano Pavel Vidal, de la Universidad Javeriana de Colombia. Esto «falsea todas las decisiones que se toman al nivel de las empresas y toda la planificación centralizada», añadió Vidal.

En 2004, Fidel Castro retiró el dólar de circulación como respuesta a las restricciones del embargo de Estados Unidos y lo dejó solo como moneda de referencia. Además, valorizó el peso convertible o CUC en 8% y aumentó 10% la comisión de cambio.

En 2011, Raúl Castro, quien sustituyó a su hermano enfermo en 2006, regresó a la paridad CUC-dólar.

La noticia apenas comenzaba a circular ayer entre los cubanos, y ya algunos se mostraron preocupados ante una eventual devaluación de sus ahorros en pesos convertibles.

El propio Esteban Morales contó que tuvo que intervenir cuando una mujer pretendía retirar del banco los «2.000 CUC» que tenía, porque «hay un runrún (rumor)». «Le dije no hay ningún runrún», dijo el economista.

Las diferencias sociales que generó el peso convertible se acentuaron a partir de 2008 cuando Raúl Castro dio luz verde a la ampliación del trabajo por «cuenta propia», una modalidad en la que ahora se ganan la vida unos 430.000 cubanos.

Advierten que la medida puede desencadenar «enorme inflación»

La eliminación de la dualidad monetaria anunciada ayer por el Gobierno cubano es una medida «necesaria» y «positiva», pero que generará una «inflación enorme» y la «dislocación» económica, consideraron en Miami (EE.UU.) varios expertos.

Se trata de un proceso de «unificación» de la moneda que va a generar una «inflación enorme y a crear una dislocación» con perjuicio sobre todo para el pueblo cubano, aseguró a Efe Jaime Such-licki, director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (Iccas), de la Universidad de Miami (UM).

En ese sentido, el académico expresó sus reservas sobre la capacidad del Estado cubano para controlar los «precios» y evitar que «se dispare la inflación», lo que perjudicará, sobre todo inicialmente, al pueblo cubano.

Calificó la medida de «difícil, peligrosa para el régimen y negativa para la población», al tiempo que expresó su convencimiento de que esta medida no traerá un «cambio verdadero» en la isla.

Suchlicki sostuvo que una transformación verdadera hacia un sistema de libertades entrañaría «abrir la economía y permitir al cubano que sea dueño de empresas y pueda negociar con compañías extranjeras y exportar».

«Estos serían los cambios reales» y no simples medidas (como la de la eliminación de la dualidad monetaria), cuyos objetivos no se compadecen con la mejora de la economía, dejó claro.

Pese a todo, reconoció que «había que acabar» con la doble moneda y entrar en un proceso de unificación monetaria. Pero «estas son decisiones políticas, y no económicas», consideró.

Las cifras

24 pesos cubanos (CUP) equivalen a un peso convertible (CUC), la moneda que entró en circulación en diciembre de 1994. 20 dólares al mes es actualmente el salario promedio de los cubanos: la mayoría lo percibe en pesos cubanos.

http://www.elpais.com.uy/mundo/cuba-anuncia-unificacion-moneda-pedida-poblacion.html