09/18/2020

DELITOS CONTRA LA PROPIEDAD DE INSTITUCIONES FRATERNALES

Anuncios

Gustavo Pardo

La Masonería se fundamenta en entidades conocidas como Logias. Estas congregaciones son organizaciones de índole No Gubernamental y sin fines de lucro,  cuyo fin es el perfeccionamiento moral, espiritual y social de sus adeptos; para que ellos, a su vez, puedan constituirse en factores activos o guías que impulsen el progreso social y humano en sus respectivas comunidades o países. Las logias son independientes de toda influencia gubernamental o de cualquier administración pública.

Las logias masónicas se constituyen a partir de las leyes y principios jurídico-doctrinales que norman la existencia de la masonería Universal, tales como:

  1. Los documentos de la Masonería Operativa.
  2. Las Constituciones de Anderson
  3. Los Antiguos Limites
  4. Usos y Costumbres de la Masonería Internacional
  5. Los reglamentos y Leyes universalmente aceptados por la Masonería Especulativa

En consonancia con los principios democráticos que anima a la Institución Masónica, para su gobierno y administración, las Logias se estructuran a partir de la elección de sus funcionarios, mediante el voto secreto, universal y directo de cada uno de sus miembros.

Los funcionarios básicos que han de constituir la estructura simbólico-administrativa de la Logia son:

  1. Maestro o Presidente
  2. Primer Vigilante
  3. Segundo Vigilante
  4. Secretario
  5. Orador (o Fiscal)
  6. Tesorero
  7. Hospitalario
  8. Primer Diacono
  9. Segundo Diacono.

Además de los anteriores, las logias pueden elegir a otros funcionarios, tales como:

Expertos, Porta Estandarte, Guarda Templo Exterior, etc.

Los Funcionarios antes relacionados son los encargados de preservar la calidad en el desarrollo de los rituales masónicos adoptados para el desarrollo de los trabajos y ceremonias de la Logia.

Es importante señalar que el Maestro, Secretario y Tesorero, son los encargados y responsables ante la Logia de garantizar y resguardar los bienes de la Entidad; para que la misma pueda cumplir con sus fines filantrópicos, sociales y humanitarios.

No obstante, aunque en la Masonería no es un caso usual el que uno o más de estos funcionarios usurpen, desvíen o retengan fondos o bienes de la propiedad de la Logia, la Institución ha elaborado un Código Penal, aplicable a aquellos masones que infrinjan sus leyes y juramentos.

En el antes referido código, entre otros, se estipula como delitos:

  1. El fraude, la malversación o el abuso de propiedades o caudales masónicos,
  2. La falsificación, la sustracción u ocultación y la destrucción maliciosa de documentos masónicos.
  3. El desacato a la Logia, la infracción de sus leyes o la desobediencia a sus acuerdos ejecutoriados; y se entiende por desacato la injuria, insulto o amenaza a la autoridad; y por desobediencia la negativa abierta y terminante a cumplir lo dispuesto,
  4. El desacato al Maestro de la propia Logia, o la desobediencia a su autoridad en Logia o fuera de ella.
  5. La formación de partidos o complots que tiendan a sembrar la perturbación y la discordia en cualquier Logia o cámara masónica.

Estos delitos masónicos pueden ser presentados ante las Cortes civiles ordinarias, atenidos a lo establecidos en el acápite “Delitos contra la propiedad”, específicamente en lo relativo al Hurto (larceny-theft, en inglés): acción de tomar ilegalmente algo ajeno; por ejemplo:

  1. Adulteración de documentos:la adulteración de documentos implica crear o alterar un documento escrito de manera tal que los derechos de otra persona quedan comprometidos.
  2. La falsificación consiste en realizar copia o imitación de un objeto sin autorización y hacer pasar dicha copia como si fuera el objeto genuino u original. Aunque en la mayoría de los casos la falsificación está relacionada con el dinero, también puede aplicarse a las prendas de vestir y los accesorios fabricados para aparentar que son productos de diseño original.
  3. Desfalco: apropiación indebida de dinero o bienes que una persona tiene a su cargo para uso y beneficio personal.
  4. Fraude:acto de engañar intencionalmente a una persona para obtener maliciosamente la posesión o el control de su dinero, bienes o derechos específicos.

En estos y otros casos, los infractores pueden enfrentar posibles sanciones de “un mes a seis años, quien o quienes:

  1. defraudare a otro “en la substancia, calidad o cantidad de las cosas que él entregue”.
  2. Se negare “a restituir o no restituyere a su debido tiempo, dinero, efectos o cualquier otra cosa mueble que se le haya dado en depósitocomisión, administración u otro título que produzca obligación de entregar o devolver”,
  3. Defraudare, “haciendo suscribir con engaño algún documento”
  4. Cometiere alguna defraudación “usando de firma en blanco, extendiendo con ella algún documento en perjuicio del mismo que la dio o de tercero”.

Que el Gran Arquitecto del Universo nos cuide de atentar en contra de los principios ético-morales que constituyen el funamento de nuestra Institución Masónica Universal.

Imagenes de https://www.google.com/search?

Un pensamiento en “DELITOS CONTRA LA PROPIEDAD DE INSTITUCIONES FRATERNALES

  1. Sobre el artículo del delito sobre la propiedad de instituciones fraternales, está muy esclarecedor y oportuno. Abrazo

Los comentarios están cerrados.