09/18/2020

#Ecuador Empieza la venganza correista contra los guambras del #Montufar

Anuncios

En esta semana, grupos diarios de cuatro y cinco alumnos serán parte de las audiencias en las que se definirá si existió o no algún tipo de responsabilidad de 22 estudiantes del colegio Juan Pío Montúfar y uno del colegio Unión Nacional de Educadores (UNE), en las jornadas de protestas estudiantiles de los pasados 15 y 16 de febrero, en Quito.

Las audiencias son parte del proceso disciplinario que se les abrió a los involucrados en sus respectivos planteles.

El ministro de Educación, Augusto Espinosa, confirmó ayer el inicio de las audiencias, pues hasta el viernes pasado se entregaron las pruebas de descargo ante la autoridad institucional. Aseguró que se respetará el debido proceso en cada caso, pero reiteró que se debe tener “la claridad de que cuando se comete una falta, esa falta tiene que ser sancionada”.

Ayer, a Orlando Suqui, padre de uno de los estudiantes involucrados del Montúfar, le confirmaron que este viernes a las 09:00 será la audiencia de su representado en las instalaciones del mismo plantel.

Aunque los padres habrían decidido defender a sus hijos de forma individual y no grupal, Suqui mencionó que su hijo contará con un abogado particular para que le ayude a “demostrar su inocencia”.

En su conversatorio de los lunes con los medios de comunicación, el ministro Espinosa dijo que no “le parece casual” que se den al mismo tiempo protestas en el Montúfar y brotes de violencia en el colegio Mejía. Tampoco cree que sea aislada la agresión física que el fin de semana último denunció un dirigente estudiantil y los destrozos que personas aún no identificadas produjeron en las oficinas del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval), la madrugada de ayer.

Según Espinosa, “hay grupos violentos que intentan activar acciones violentas en el sistema educativo” y eso hay que investigarlo. Calificó a las protestas de las últimas semanas en los exteriores del colegio Mejía como “el hostigamiento de gente externa al plantel”.

Al escuchar que alumnos del Mejía salieron a las manifestaciones porque existirían obras paradas en el interior de la institución, Espinosa aclaró que aun siendo ese el motivo no existe justificación para la violencia. Y reconoció que por cuestión de recursos económicos existió una reprogramación de las obras en el Mejía, pero que el proyecto en general tiene “un alto nivel de avance”.

Por otra parte, Espinosa rechazó las denuncias de alumnos del Montúfar sobre la existencia de infiltrados en el plantel. Dijo que los funcionarios del Ministerio de Educación que permanecen en el plantel son personal que colabora con las nuevas autoridades para que se regularicen los procesos y se vuelva a la calma.
“Mientras dure la intervención será frecuente que personal de distintas áreas del Ministerio de Educación acuda al colegio. La intervención busca cambiar la realidad actual del Montúfar, por eso se ha pedido a la nueva rectora (Ximena Salgado) que en los cuatro años de su administración reposicione al Montúfar como uno de los diez mejores colegios del Ecuador”, concluyó.

Faltas

Si se determina que los involucrados cometieron faltas leves o graves, el plantel determinará las sanciones. Si las faltas son muy graves, las autoridades del Distrito Educativo definirán la sanción.

Antecedente
Las protestas del 15 y 16 de febrero pasados se habrían originado por la reubicación de 16 maestros del colegio Juan Pío Montúfar.

http://www.ubicatv.com/ecuador-empieza-la-venganza-correista-contra-los-guambras-del-montufar/