09/23/2020

Parlamento venezolano rechaza sentencia que anuló sus facultades

Anuncios

Henry Ramos

HAVANA TIMES (dpa) – La mayoría opositora en la Asamblea Nacional de Venezuela aprobó hoy una moción para rechazar y desconocer una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que anuló sus facultades para controlar a otros poderes públicos.

El presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, dijo que no era necesario declararse en desacato al polémico fallo, ya que el TSJ violó sus propias normas internas al aprobar la decisión sin las firmas requeridas de los magistrados de la Sala Constitucional.

“El TSJ invalidó su propia sentencia por falta de firmas de los magistrados”, dijo en la plenaria, indicando que el fallo fue firmado por cuatro magistrados, en lugar de al menos cinco de los siete que componen la sala. “Por lo tanto, esta sentencia no existe”, agregó.

Asimismo, advirtió que “el país no aceptará” que ahora el TSJ presente una corrección al fallo y publique uno nuevo con las firmas requeridas para su validez.

La sentencia dictaminó que la Asamblea carece de facultad para remover a los magistrados del TSJ, citar a los miembros de otros poderes e interpelar a ministros, aun cuando son funciones señaladas en la Constitución.

El fallo incluso abrió la posibilidad de declarar nulas las leyes que sean aprobada por la Asamblea.

La bancada oficialista no intervino en el debate sobre la sentencia, advirtiendo que en caso de desconocerla la Asamblea entraría en un desacato al TSJ.

“Esto que ha ocurrido es un intento de golpe a la soberanía popular. La soberanía reside en el pueblo, tenga la seguridad el pueblo venezolano que vamos a ejercer y a defender nuestras atribuciones constitucionales”, señaló el diputado opositor Omar Barboza, que propuso el proyecto de moción para rechazar el fallo.

Señaló que la propia Asamblea en 2007, cuando estaba bajo el control del oficialismo, declaró “inconstitucional” una sentencia del TSJ que tenía que ver con las competencias del poder Legislativo.

Por su parte, Ramos enumeró nueve fallos del TSJ en prejuicio de la oposición, indicando que las sentencias fueron tomadas a “conveniencia” del Ejecutivo, “de manera que el TSJ se ha convertido en el bufete legal del Gobierno”.

“Pongamos el oído en los problemas fundamentales de la gente, aquí tenemos problemas de la comida, de las medicinas, del agua y la luz.
No crea el TSJ que anulando a la Asamblea se va a resolver el hambre, la inseguridad”, agregó.

Ramos insistió en que la Asamblea seguirá investigando hechos de corrupción, pues este poder Legislativo “seguirá existiendo porque la Asamblea está en la Constitución, porque es producto de la expresión popular expresada (en las elecciones) el 6 de diciembre”.

La Asamblea había rechazado en otra oportunidad un fallo del TSJ que declaró vigente un decreto de emergencia económica que impulsó el presidente Nicolás Maduro.