MASONERIA; EL POPULISMO Y LAS TRADICIONES ROTAS

Gustavo Pardo

Al concluir el artículo anterior[i], citaba dos ejemplos que marcan la ruptura de las tradiciones centristas que han prevalecido en la historia política de este gran país: Donald Trump y Bernie Sanders.

También recordaba que una cantidad significativa de los Padres de la Patria Americana, pertenecieron a la Francmasonería.

Es indudable que la contienda electoral que actualmente acontece en los EEUU, es un caso atípico en los usos y costumbres que han marcado la tradición electoral en el país; en esta oportunidad estamos observando la irrupción de un nuevo elemento: el populismo. Creo conveniente analizar puntualmente cada caso.

Bernard (Bernie) Sanders, Senador por el estado de Vermont desde 1991, en uno de los aspirante a la nominación presidencial, que no cuenta con el apoyo del  Establishment  del Partido Demócrata. ¿Por qué? Precisamente porque su ideología “socialista” lo coloca fuera del contexto aceptado por la izquierda liberal de dicho Partido. Sin embargo, Sanders ha logrado mantenerse en la contienda, acumulando aproximadamente la tercera parte del voto demócrata. Veamos.

La agenda política de Bernie Sanders se centra en:

  1. Expansión de beneficios sociales
  2. Aumento el salario mínimo.
  3. Rechazar la expansión de los Bancos, los grandes inversionistas y las Multinacionales
  4. Asegura que el país atraviesa una crisis muy seria.
  5. Aboga el levantamiento del Embargo a Cuba”

Sanders considera a la Cuba del Castrismo “un país autoritario y antidemocrático”[ii], pero afirma “que ha obtenido avances en su sistema de salud” (…) “Están mandando doctores por todo el mundo. Han logrado avances en cuanto a la educación”.

Es una pena que los hijos del Sr. Sanders no hayan asistido a una escuela cubana o que el propio senador no haya requerido de la asistencia médica en el hospital “Calixto García” o en otro del sistema de salud dedicado a la población cubana “de a pie”.

¿Cuánto de real hay en sus propuestas? La respuesta depende del ángulo ideológico con el cual se les mire. Un “socialista convencido”, estará de acuerdo con el Senador; la cuestión es: ¿Cómo lo va a lograr sin convertir a los EEUU en un país del tercer mundo? Así son los populistas, habla de los problemas, promete resolverlos, pero jamás dice cómo lo van a hacer.

El caso de Donald Trump tiene sus propias características que lo distancian de Sanders:

  1. Carece de ideología
  2. Se identifica como Republicano, pero favorece la causa de los Demócratas.

Las principales propuestas de Trump[iii] son:

  1. Construir un muro en la frontera sur
  2. Expulsar a todos los inmigrantes sin papeles
  3. Hacer más difícil las condiciones de ingreso a EE. UU.
  4. Controlaría a Irán
  5. Otra operación militar
  6. Que Arabia Saudí le pague a EE. UU.

¿Cuánto de realista tiene todo esto? Absolutamente nada, excepto agrietar aun más la cohesión y la identidad del Partido Republicano, ya dañada por la retorica extremista del Tea Party. El daño que Trump está haciendo al Partido Republicano, se evidencia en las encuestas. Trump seria vencido por cualquiera de los dos aspirantes demócratas a la presidencia de los EEUU.

Gracias a la retorica de Trump, la credibilidad del Partido Republicano ha quedado tan dañada, que le costará mucho lograr que alguno de sus futuros  candidatos vuelvan a mudarse a la Casa Blanca; esto en el mejor de los casos.

También puede ocurrir que el Gran Viejo Partido (GOP) se pueda dividir en dos segmentos. Este pronóstico se ve avalado por las declaraciones del ex candidato republicano Mitt Romney, quien en la Universidad de Utah, afirmó “Donald Trump es un embustero, un fraude”,

Pero, ¿Qué tienen que ver los masones en esto? Simplemente, que tanto un candidato como el otro están haciendo uso de un lenguaje manipulador de sentimientos, frustraciones y emociones, destinado a exacerbar el antagonismo racial, étnico, económico y social del pueblo norteamericano.

Esta actitud de odio y confrontación contradice el espíritu inclusivo y conciliador de la Fraternidad Masónica, el cual autoriza a sus miembros a “tomar el camino que le plazca en materia política o religiosa, siempre que no se aparte del espíritu de justicia y de la fraternidad que la masonería debe acoger  y proteger”.

Los masones, independientemente de si son sajones regulares o latinos; jamaicanos o haitianos, de si militan en uno u otro Partido Político o si son Independientes; por el bien de este Gran País y preservar las tradiciones y valores heredadas de los Padres Fundadores de la Nación, deben cuidar de elegir a candidatos que preserven los valores históricos de la nación, y rechazar a aquellos que pretendan dividir al país en facciones antagónicas.

[i] Los Masones, el Populismo y la Polarización Política en los EEUU. https://masonerialibertaria.com/2016/03/13/los-masones-el-populismo-y-la-polarizacion-politica-en-los-eeuu/.

[ii] Esto lo afirmó ante un auditorio cubano americano en la Florida.

[iii] http://www.eltiempo.com/mundo/ee-uu-y-canada/el-explosivo-plan-migratorio-y-otras-propuestas-de-donald-trump/16250735

Imagenes tomadas de https://www.google.com/search?

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.

Un comentario en “MASONERIA; EL POPULISMO Y LAS TRADICIONES ROTAS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s