El Individuo Masón y las Logias.

NOTA ACLARATORIA. ES NECESARIO LEER CON ATENCION LAS «INSTRUCCIONES» SIGUIENTES. ES MUY IMPORTANTE REALIZAR UN DEBATE FRATERNAL EN LAS LOGIAS PARA ANALIZAR Y DESCUBARAMOS SUS ERRORES CONCEPTUALES.

  1. Ignacio Garro, S.J.

Profesor del Seminario Arquidiocesano de Arequipa, ex profesor del Seminario de Trujillo.

Continuación…

5.- EL INDIVIDUO MASON

El masón debe ser un individuo que destaca del término medio de la gente común. Si no sobresale o sobresale poco, nunca será un perfecto masón, (grado 3º), quedando relegado al montón de los principiantes sin especial iniciación e instrucción masónica. Será como un cuerpo duro y pesado y de nada le servirá pertenecer a la masonería. Según este espíritu, cada masón actual, debe tallar su propia piedra bruta, buscando su propia perfección personal, y así contribuirá a la construcción del Templo, la construcción de una gran Catedral laica dedicada a la Fraternidad Universal. Ser piedra de construcción se alcanzará cuando uno se haya transformado, por el golpeteo continuo de las herramientas simbólicas y el desbaste de lo superfluo en una piedra cúbica perfectamente acabada, es decir, en un hombre modélico, adornado de todas las virtudes humanas. Este debe ser el ideal de todo masón.

El masón debe de tener un espíritu con grandes aspiraciones y estar informado por ideales que le impulsen a buscar y conseguir otras orientaciones trazadas por la masonería. Dispuesto con este ideal masónico, debe de proceder a ingresar en la Orden, porque, según las constituciones de la Logia del Gran Oriente francés, sólo son masones, «los que han visto la luz masónica en talleres constituidos con sujeción a ritos reconocidos por la masonería universal».

a.- Para ser admitido un «profano» a la «iniciación masónica» en un taller simbólico, es indispensables estar domiciliado o ser residente durante seis meses, en la localidad donde está situado el taller o logia en un radio de de 50 Km de la provincia. El acto de iniciación determina la «investidura masónica» y pierde la investidura todo el que sea legalmente despojado de la calidad de masón.

b.- Puede ser masón desde la edad de 23 años, pero si es «lowetone», (es decir, hijo de masón reconocido), puede ser admitido a la edad de 18 años.

c.- Los masones pueden ser «regulares» o «irregulares».

Masones Regulares: Son aquellos que pertenecen o han pertenecido a la Logia correspondiente, y debidamente reconocida su obediencia a la Gran Logia Madre. El masón regular debe de tener en su posesión el título o diploma del grado que posea. El masón regular puede estar en activo o «en sueño». Es masón activo el que está afiliado a un «taller regular». Para ejercer cualquier cargo o dignidad en un taller es indispensable ser miembro activo de la Logia.

Masones Irregulares: Son aquellos

1.- Los iniciados en logias no regulares (no reconocidas y sometidas a obediencia).

2.- Los afiliados a cualquier logia irregular

3.- Los promovidos a cualquier grado en talleres irregulares

4.- Quien, sin previa autorización legal, hayan iniciado o conferido grados masónicos

5.- Los iniciados en el extranjero en talleres no reconocidos por la Logia correspondiente.

d.- Deberes de los masones: La Constitución Anderson (1723), también llamada«Antiguos Deberes», porque en su apartado constitucional decía: «Deberes de un masón entresacados de los documentos antiguos de las Logias del Continente y de la de las de Inglaterra, Escocia e Irlanda para el uso de las Logias de Londres con objeto de leerlos a los nuevos hermanos o cuando el Venerable lo ordene». Y son los siguientes:

1.- Cumplir exactamente la Constitución, los acuerdos de la Asamblea general yReglamentos, leyes y Decretos de la Logia

2.- Reconocer como «hermano» a todo legítimo masón

3.- Amparar, proteger y socorrer al hermano necesitado, así como a su viuda e hijoshuérfanos

4.- Defender al hermano, aun con peligro de la vida, en todo atentado o injusticia

5.- Someterse a los acuerdos del taller, aun en su ausencia, y contra su voluntad

6.- Guardar hasta la muerte el secreto masónico

7.- Asistir a las «tenidas», esto es, a las sesiones normales

8.- Cumplir los mandatos del taller

9.- Desempeñar con celo cargos y comisiones

10.- Satisfacer con puntualidad las cuotas asignadas

11.- Contribuir al fondo de beneficencia del taller

12.- Abstenerse de odios y rivalidades entre hermanos masones

13.- Ajustar la conducta a la moralidad pública

14.- Respetar, fórmulas, ceremonias y exigencias del rito

15.- Llevar al mundo profano los principios de equidad y justicia del espíritu masónico

e.- Derechos de los masones: Todo masón tiene derecho a:

1.- Igualdad absoluta ante la ley masónica

2.- Justa protección, defensa, socorro y amparo de los demás masones

3.- Petición y proposición ante su taller

4.- Ser electo y elegible, según los grados, en todos los casos

5.- Emitir y defender toda opinión que se juzgue útil en beneficio de la Orden

6.- Pedir votación pública o secreta, según los casos

7.- Emitir opinión y voto en Cámara, a la que como Visitador asista

8.- Aspirar a aumento de salario, o grado, con arreglo a la ley masónica

9.- Ser juzgado por el propio taller

10.- Tener a cubierto su honor y reputación por parte de los hermanos, quienes ledefenderán ante el mundo profano

11.- Obtener certificado de retiro (plancha de quite)

6.- TALLERES EN GENERAL

Reciben el nombre de «talleres masónicos» los diferentes grupos de masones que, reuniendo condiciones previstas en la Constituciones y Estatutos masónicos, tienen por objeto el ejercicio y práctica de las doctrinas de la Orden masónica.

a.- Los masones de un taller pueden ser de tres categorías:

  • Afiliados u obreros activos del mismo

  • Obreros honorarios

  • Lowetones o Menores adoptados por el taller simbólico

b.- «Triángulo», es la reunión de tres masones. Donde quiera que se hallen, en una aldea, hospital, barco, etc., tienen derecho a formar un «triángulo» con las ventajas de la mutua protección que les concede la Orden masónica. Los triángulos dependen de las Logias.

c.- Clases de Talleres y Dependencias: Los talleres se clasifican según los grados en que trabajan, y reciben las denominaciones siguientes:

  • Talleres simbólicos

  • Talleres capitulares

  • Talleres filosóficos

  • Talleres concejiles

d.- Constitución general de los talleres: Ningún taller que forme parte de la Logia, puede estar a la vez bajo obediencia de otra potencia masónica. Los talleres toman un título distintivo, que no puede ser igual al adoptado anteriormente por otro. El título distintivo de un taller no debe de contener alusión alguna a ideas políticas o religiosas.

e.- Constitución particular de los talleres: Todo taller debe de remitir a la Gran Secretaría General tres ejemplares de su reglamento interior, y si es aprobado, le devuelven uno sellado. Todos los talleres deben de hacer constar, en sus reglamentos interiores, que en caso de disolución, los documentos, archivos, sellos, etc., deber ser entregados en la Sede de la Logia y deben de hacer constar cuál ha de ser el destino de los fondos económicos.

Cuando es aprobado por el Poder ejecutivo de la Logia, el taller debe de poner en práctica su «Reglamento interior». Cada taller debe de tener los libros y registros siguientes:

  • Un libro de actas o de arquitectura para cada una de las cámaras que trabajan

  • Libros de contabilidad

  • Un libro de oro

  • Un libro negro

  • Registro de miembros activos

  • Registro de altas y bajas

  • Registro de rechazados

  • Registro de miembros de honor

  • Registro de garantes de amistad

  • Un libro de presencia

  • Registro de títulos y diplomas

Los talleres se consideran bajo la jurisdicción de la Logia desde la fecha en que se halla expedida la «Carta, Columna o Patente» constitutiva, en la que se autoriza para realizar el trabajo masónico. Los diplomas, leyes, rituales, cartillas y periódicos oficiales de la Logia son facilitados a los talleres por la Gran Secretaría General.

f.- Relación mutua de los talleres: Los talleres, dentro de las facultades de su jerarquía masónica, sólo pueden conferir grados a masones que, además de poseer la instrucción del grado que ostentan, sobresalgan por su capacidad y cultura, así lo manda la ley masónica. Todos los talleres simbólicos, (es decir, las Logias) se entienden directamente con el «Gran Consejo de la Orden».

Los talleres capitulares o filosóficos (capítulos y cámaras Kadosk) se entienden directamente con el «Supremo Consejo, Grado 33».

g.- Disolución de un taller: Puede disolverse un taller:

  • Por sentencia del tribunal masónico competente

  • Por devolución voluntaria, al correspondiente Poder Ejecutivo, de la «Carta, Columna, o Patente» constitutiva, sellos, libros oficiales y archivos, siempre que cuando hayan cumplido todas sus obligaciones con el «Gran Tesoro» de la Logia, y no haya siete masones, miembros activos del taller que se opongan a ello.

  • Por separación de la jurisdicción de la Logia, sin cumplir los requisitos legales

  • Por acuerdo de la «Asamblea General»

  • Por decreto del «Poder Ejecutivo» correspondiente, como medida de buen gobierno

NOTA: La acción o el efecto de disolver un taller, se denomina «abatir columnas».

h.- Logias o Talleres simbólicos: Entre los masones Logia significa tanto el lugar de reunión (llamado generalmente Templo, o Cámara), como el grupo de los reunidos (denominado habitualmente taller). Esta dualidad semántica puede llevar a equívoco. La logia o taller es la célula básica de la estructura masónica.

Para constituir una Logia de requiere que, al menos, haya 7 Maestros; ordinariamente son de 15 a 30 hermanos masones. Si pasan de 100 miembros se desdobla. Las logias o talleres dependen de las Logias provinciales o Regionales, y éstas de los Grandes Orientes o de las Logias Nacionales. Hay, también, algunasLogias Salvajes, o independientes, constituidas generalmente tras su escisión violenta de otra Logia, y que rehúyen integrarse en la organización masónica regular.

http://formacionpastoralparalaicos.blogspot.com/2011/01/sociedades-secretas-masones-4-parte-el.html