MASONERIA

EL MASON IDEAL; UN ARQUITECTO DE LA SOCIEDAD

PERFIL DEL MASON

La Francmasonería: Es una organización iniciática, esotérica, filantrópica y laica, de carácter universal, conformada por hombres Libres y de Buenas Costumbres, que practican un sistema de moralidad perfectamente definido, enalteciendo la práctica de las Virtudes para lograr una transformación próspera de su personalidad, alejándose progresivamente de los Vicios que destruyen al hombre. Tiene como objetivo la búsqueda de la verdad y el desarrollo intelectual y moral del ser humano. Nuestra divisa: Libertad, Igualdad y Fraternidad nos recuerda permanentemente, que el masón es un hombre con total libertad de pensamiento y de expresión de sus ideas; en su progreso dentro del mundo de las ideas, logra ser tolerante y combatiente de toda forma de fanatismo y superstición.
La Francmasonería moderna procede de los gremios de constructores medievales de castillos y catedrales, que evolucionaron hacia comunidades de tipo especulativo e intelectual, conservando parte de sus antiguos ritos y símbolos. Este proceso, que pudo iniciarse en distintos momentos y lugares, culminó a principios del siglo XVIII.

Los constructores o albañiles medievales, denominados masones, disponían de lugares de reunión y cobijo, denominados logias, situados normalmente en las inmediaciones de las obras. Era común a los gremios profesionales de la época el dotarse de reglamentos y normas de conducta de régimen interior. Solían también seguir un modelo ritualistico para dar a sus miembros acceso a ciertos conocimientos o al ejercicio de determinadas funciones.

Con la evolución de la sociedad y las transformaciones económicas, la mayoría de las logias de la masonería operativa dejaron poco a poco de ejecutar obras materiales, transformándose en organizaciones fraternales, pero conservando, en parte, sus usos y costumbres tradicionales. La Francmasonería especulativa es el producto de esta transformación. Desde el siglo XVII, algunas logias de masones operativos comenzaron a recibir como miembros a personas ajenas al oficio, generalmente clientes, nobles o benefactores. El perfil de estos masones aceptados solía ser el de intelectuales humanistas, interesados por la antigüedad, el hermetismo, las ciencias experimentales nacientes, etc. Las logias de este tipo se convirtieron en un espacio de librepensamiento y especulación filosófica.

El 24 de junio de 1717, se funda la Gran Logia de Londres y de Westminster. La creación de esta nueva institución supuso un salto significativo en la organización de la Masonería, que trascendió así del ámbito logial. La nueva Gran Logia se dotó en 1723 de una Constitución redactada por dos pastores protestantes: Jean Theóphile Désagulliers y James Anderson, quien, como compilador, dio nombre a las que se conocen como Constituciones de Anderson, en la cual de forma simbólica se hace constar que a partir de entonces ya no será la catedral un templo de piedra a construir, sino que el edificio que habrá de levantarse será la catedral del Universo, es decir, la misma Humanidad.

El trabajo sobre la piedra bruta destinada a convertirse en cúbica, es decir, apta a las exigencias constructivas, será el hombre, quien habrá de irse puliendo en contacto con sus semejantes a través de una enseñanza en gran parte simbólica.

Cada utensilio o herramienta de los picapedreros recibirá un sentido simbólico: la escuadra, para regular las acciones; el compás, para mantenerse en los límites con todos los hombres, especialmente con los hermanos masones. El delantal, símbolo del trabajo, que con su blancura indica el candor de las costumbres y la igualdad; los guantes blancos que recuerdan al francmasón que no debe jamás mancharse las manos con la iniquidad, etc.

¿Que es la Masonería?
“La Francmasonería Es una institución esencialmente fraternal, humanística y sin fronteras, en proceso incesante de progreso, que se sostiene sobre 3 columnas: LIBERTAD, IGUALDAD y FRATERNIDAD. Sus miembros aman la paz; respetan las leyes del país que los cobija, rechazan la explotación del hombre por el hombre y ejercitan la caridad, como un deber hacia sus semejantes. Proclama la tolerancia y no hace distinción de raza, nacionalidad, o religión, respetando las ideas de todos los hombres, a quienes considera como Hermanos.
Tiene como objetivo, captar hombres buenos para formar hombres mejores. Pues la masonería comprende y sostiene que la sociedad es el reflejo de los individuos que la componen y que en la medida que estos hombres se convierten en virtuosos la sociedad toda se beneficia.

La concepción científica de la masonería exige pues conocer su origen, desarrollo, influencias recibidas y su proyección en la sociedad por medio de sus obras. Según este concepto, la institución, no es inmutable ni estática, sino dinámica y en constante evolución.

Es una escuela de honor y virtud, que exalta a los que por sus actos merecen el respeto y la gratitud de sus conciudadanos. Es un sistema de moral dentro del cual caben los principios y creencias de todos los hombres amantes de la humanidad y del progreso.

Es una escuela de superación espiritual y su deber es estar a la vanguardia de todos los movimientos intelectuales que propendan al progreso y bienestar de la humanidad. Tiende a que el hombre sea no solo un ser libre y culto, sino también un elemento útil a la sociedad, consciente de su responsabilidad individual y colectiva.
Su evolución no conoce razas, barreras idiomáticas, fronteras, ni ningún obstáculo que se oponga a su propósito de vivir en una sociedad donde impere la “Libertad de conciencia” regida por un espíritu de fraternidad.

¿QUE NO ES LA FRANCMASONERÍA?
No es Religión ni Secta.
La Francmasonería ciertamente no es una religión, ni tiene un sistema dogmático que deba ser creído, ni sus rituales son sacramentos que otorguen un poder, ni ofrece una vía de salvación. Tampoco es una secta, ya que la “secta” se refiere a un grupo disidente de una determinada religión.
No es atea ni Anticlerical.
La Francmasonería, a través de sus miembros, ha impulsado la doctrina laica, principalmente en aquellos países que favorecían la discriminación religiosa, razón por la cual se le ha tildado de atea y anticlerical, reconoce la existencia de un Ser Supremo al que se conoce con el nombre de Gran Arquitecto del Universo y así no antagoniza con las creencias particulares de cada uno de sus miembros.
No es una Sociedad Secreta.
Los Templos Masónicos están a la vista, los Francmasones usan distintivos. La Francmasonería, se podría decir, que es una sociedad discreta, no secreta. Al igual que otras instituciones de la sociedad, mantiene información reservada exclusivamente a sus miembros. El secreto de la masonería esta referido fundamentalmente a sus rituales y formas de reconocimiento entre masones.
COMPRENSION DE LA MASONERIA
La Orden tiene su propia filosofía moral, que es la base de la emancipación de la conciencia. Mientras otras instituciones preparan al hombre para la muerte el ideario de la Francmasonería es preparar hombres para la vida.
A los iniciados se les ilustra para rechazar todo lo que violente la libertad de conciencia, estudiando todo, sin admitir censuras ni prohibiciones y manteniendo fe en los ideales, con la esperanza de realizarlos por amor a la humanidad.
La Francmasonería se define como una escuela ética, con una doctrina universal. Pero su funcionamiento se adapta a cada nación y así no antagoniza con la tradición de cada país.
FILOSOFÍA DE LA FRANCMASONERÍA
La Francmasonería cultiva y estimula la práctica de la Filosofía Moral, entendida como la fuente fundamental para el buen vivir. Esta Filosofía es la base de la emancipación de la conciencia y está basada en los siguientes 4 principios:
El bien y el mal no existen como valores absolutos. Un hecho es bueno o malo según el principio que lo inspira. Todo lo que niegue el egoísmo es bueno.
El G.’.A.’.D.’.U.’. es un poder ideal de índole religiosa, contrapuesto al imperio absoluto del egoísmo.
El sentimiento religioso es bueno, si sostiene en el hombre la voluntad de vencer al egoísmo; pero es malo si busca y favorece el predominio del dogmatismo o la negación de la libertad de conciencia.
La Francmasonería predispone para el bien y, por lo tanto, para luchar contra la opresión, el fanatismo, la superstición, la ignorancia, la maldad y el terror.
¿QUE SE REQUIERE PARA INGRESAR A LA MASÓNERIA?
Edad: Tener una edad mínima de 21 años
– Preparación: Poseer inteligencia y cultura suficiente para comprender y practicar las virtudes masónicas. Para captar realmente lo qué es y lo qué no es la masonería. Deberá introducirse en los misterios de la Orden y descifrar sus alegorías, signos y símbolos con un alto sentido espiritual mediante un razonamiento en que la lógica y las matemáticas no se excluyen.
– Recursos económicos.
El que aspire a ingresar a la Orden debe contar con medios de subsistencia suficiente para sufragar sus necesidades, las de su familia y/o personas que tuviera a su cargo, satisfacer las cuotas de la logia y ayudas a necesitados.
– Ser Libre y de buenas costumbres.
Ser libre significa “tener absoluta libertad para expresar sus pensamientos, no aceptar imposiciones que atenten contra sus principios, no estar sujeto a la voluntad de terceros, no estar atado a ningún dogma que oscurezca su inteligencia y pervierta sus sentimientos, ni a vicios que lo esclavicen”.
Tener buenas costumbres significa “obedecer las leyes del país en que reside, venerar a su patria, y honrar a su familia; ser tolerante y respetuoso con las ideas políticas y religiosas de sus semejantes, observar una conducta moral y ética en su vida privada y pública”.
– Creer en un Ser Supremo.
El hombre debe reconocer que la inmensa obra del Universo no se ha hecho sola. Es la obra de una inteligencia superior y extrahumana; una verdadera causa Biogenética, que las religiones denominan de diferentes maneras, que la Francmasonería no discute, porque las creencias religiosas se anidan en la conciencia de cada ser. Nuestra Orden respeta eso, y cuando tiene que referirse a ese Ser Supremo, lo sintetiza como el Gran Arquitecto del Universo.
– No negar la existencia de la Inmortalidad del Alma.

¿Qué es un masón?
Un miembro de la fraternidad masónica. Textualmente significa “albañil” o “constructor”. Es una persona que atiende regularmente las reuniones masónicas, paga sus cuotas y cumple con las obligaciones que ha contraído en la masonería.

El masón, por el solo hecho de serlo, está obligado a velar por la integridad de su patria, a obedecer las leyes del país donde viva, a consagrar la inviolabilidad de la vida y a combatir la tiranía y el fanatismo en todas sus formas.

La masonería es una institución iniciática, lo que implica que ineludiblemente, quien ingresa a ella debe pasar por una iniciación, proceso este que tiene por finalidad, llevar al subconsciente lo que a la razón le es difícil interpretar y que consiste en una serie de pruebas y rituales simbólicos.

En la institución se trata de que cada iniciado alcance a plenitud, el conceptualizar la libertad máxima, el libre albedrío, con todo lo que ello implica. El tener libertad implica necesariamente, tener responsabilidad por sus acciones, por el cumplimiento de sus compromisos y por alcanzar sus propias metas, libertad y responsabilidad por los actos que aquella inspire.

El funcionamiento interno de la masonería es democrático, como lo fue durante siglos, aún antes de que la democracia llegara a la vida política. El sufragio libre y secreto se aplica en las elecciones anuales para todos los cargos, en la admisión de nuevos masones, en los congresos generales de cada obediencia, en la toma de decisión sobre cuestiones administrativas, etcétera. Cada masón conoce sus derechos y deberes por la constitución, estatutos y reglamentos de su obediencia, federación o jurisdicción, o logia.

Lo que la masonería ofrece al iniciado está condicionado, en forma directamente proporcional, a lo que este invierta en esfuerzo de estudio y aprendizaje.

Resumiendo; ¿Por qué somos masones? y ¿Que buscamos en la masonería? En una palabra, queremos ser felices, queremos una felicidad que sea la retribución de haber cumplido con nuestro deber en lo esotérico y en lo exotérico, queremos que nuestros hijos tengan la posibilidad de ser felices y que puedan conseguir personas adecuadas con quien compartir la felicidad.
INTEGRIDAD MASONICA
La integridad masónica consiste en la observancia, preservación y defensa absoluta de los valores, principios y divisas de la orden y además, en el combate permanente a su opuesto, la corrupción.

Para pulir nuestra piedra bruta, los masones debemos manifestar bondad, rectitud de ánimo, hombría de bien, integridad y honradez en el obrar. Este respeto a nuestra dignidad y a la dignidad de los hermanos, es parte de la práctica de las virtudes que exige la orden para conservar la unidad en la lealtad y el acatamiento a nuestros antiguos usos y costumbres.

Todo masón es un individuo, que debe ser siempre guía certero e indispensable en los cambios sociales, y preservador de los ideales humanos; tanto dentro de las estructuras sociales, como dentro de lo espiritual; y que sin dejar de atender la perfección de las ciencias y la noble expresión del arte, busca y está atento al perfeccionamiento propio; debiendo tener una conducta bien definida ante los problemas sociales y espirituales de los grupos humanos que integran nuestro entorno; debe ser capaz de aquilatar e interpretar los postulados asentados en nuestra Carta Magna y combatir denodadamente los malos propósitos que vierten grupos que sólo tienen la finalidad del dominio de las voluntades en provecho y beneficio propio, desquiciando la unidad nacional.

Todo masón, debe ser un incansable defensor de las libertades, un perpetuo luchador por la conquista de la verdad, un gran conservador de las tradiciones y de la cultura de los pueblos; sin dejar de ser un constante innovador social, completamente capacitado para mantener la unidad de su entorno.

RETOS DE ACTUALIDAD

Mediante un análisis histórico de la masonería se puede visualizar la gran labor realizada por la institución en diferentes latitudes del mundo, sin embargo, creemos que en lo adelante se nos plantean grandes retos que como masones habremos de afrontar ante los rápidos cambios que se producen actualmente en la sociedad local, nacional y mundial.

La masonería nos ha demostrado que sabe adaptarse. Con la evolución de las mentalidades y del pensamiento humano, la masonería ha visto como se modificaba su sentido. Si no se adapta corre el riesgo de convertirse en una camarilla de sacerdotes de su propia religión, en un juguete a capricho de unos pocos, completamente alejados de lo que se supone son los fines de la masonería universalmente aceptados; la perfección del hombre y de la sociedad en la que vive.
La masonería del siglo XXI requiere de una regeneración individual, de un esfuerzo individual por el trabajo, por la internalización, por el uso y aprovechamiento de todas y cada una de las posibilidades que la institución nos ofrece. Es absurdo pretender la uniformidad, como es absurdo pretender la perfección. Hay que evitar el empobrecimiento mental y espiritual. Hay que ser exigentes con los demás pero sobretodo consigo mismo. Cada uno aprovechara mejor una de las caras del cubo, pero necesita trabajar todas y cada una de ellas para tallar la piedra bruta. La falta de formación, la falta de estudio, la falta de compromiso, la falta de rigor y la falta de fraternidad, vacían de sentido nuestros juramentos y, lo que es mas grave, suponen un autoengaño; patético, ridículo y sin sentido.
La sociedad nos puede ver a cada uno de nosotros como hombres buenos, si nos comportamos de acuerdo con nuestros principios y con nuestras creencias. Pero hay que dar un paso más. Cada una de esas piedras ha de servir para construir la casa común, para que los profanos se admiren no solo de cada uno de nosotros, sino de nuestro esfuerzo colectivo. Ese es otro de los retos que tenemos por delante para este siglo XXI.
VISION ACTUAL

Cuando analizamos la participación de la masonería y de algunos masones en relevantes y revolucionarios hechos en el mundo, se nos plantea las siguientes interrogantes: ¿Puede la masonería actual desentenderse de los problemas que aquejan a la humanidad? ¿Es posible encerrarse en una torre de marfil, y sin embargo pretender seguir siendo relevantes para el hombre contemporáneo?

El papel de la masonería en el mundo sigue siendo el mismo, sus objetivos no han cambiado, pero si pueden y deben cambiar los medios que utiliza para alcanzarlos.

Nuestro deber es caminar por el sendero de la comunicación humana. Dentro del ámbito de la logia esto se traduce en un esfuerzo constante de educación e instrucción que son dos procesos complementarios, uno extrayendo o haciendo conscientes los conceptos que queremos inculcar y el otro introduciéndolos.
La destrucción ecológica, la deforestación excesiva, la contaminación del aire y el agua, la sobreexplotación de los recursos marinos, el desperdicio de los recursos naturales, el aumento demográfico incontrolado, el aumento de la temperatura mundial, con las consecuentes trastornos meteorológicos, etc., Constituyen serios desafíos a las generaciones actuales y futuras.
Tal situación en el planeta, nos hace pensar que la institución masónica debe estar atenta y contribuir, de alguna manera, con la búsqueda de solución a la superpoblación del mundo, la programación de los recursos alimenticios y energía, la lucha contra la contaminación del planeta y el espacio, la cooperación entre países ricos y pobres para eliminar conflictos, así como las diferencias económicas y tecnológicas, control de los descubrimientos científicos dirigidos al bienestar de la humanidad, respetando la dignidad y la libertad del individuo y de los pueblos, y salvaguardando los derechos y deberes del hombre.
La masonería además, debe sentirse obligada a abordar algunos de los problemas y conflictos que han surgido o que se han acentuado en los últimos tiempos, como son: La globalización, la inmigración, la soberanía de los pueblos, la exclusión social, el racismo, la intolerancia religiosa, el laicismo, la integración latinoamericana y otros que pudieran surgir de la discusión y el análisis.

BIBLIOGRAFIA.
1.- Francmasonería (Redirigido desde Masonería)
http://es.wikipedia.org/wiki/Masonería
2.- ¿Qué es la Masonería? Historia de la Masonería Venezolana
http://ivem.ve.tripod.com/ivem/id18.html
3.- Preguntas frecuentes acerca de la masonería (FAQ) Por Alejandro Ruiz, M:.M:.
http://espanol.geocities.com/informes/masoneria/faq.html
4.- ¿QUE ES LA MASONERÍA?
http://www.glrbv.org.ve/Que%20es%20La%20Masoneria.htm
5.- Campos Romay, Antonio. La masonería y su razón de ser en el siglo XXI. http://www.logiarenacimiento.org/
6.- Orrego Sevilla, J.O. La masonería y la inmigración.
http://www.glusa.org/modules.php?name
7.- Principios de Integridad
http://idoc.davisvision.com/davis/es/companyprofile/DavisIntegrityPrinciples.htm
8,- García M. Miguel REFLEXIONES SOBRE LA MASONERIA
http://ar.geocities.com/manco_capac_35/TRA4.htm
9.- CONSTITUCION DE ANDERSON
http://www.glrbv.org.ve/Documentos%20Masonicos%20Antiguos/Constituci%C3%B3n%20de%20Anderson%20-%201723.htm
10.- Q.’. H.’. César Alcalá Brazón, INTEGRIDAD,
http://www.regeneradores6.org.ve/index.php/usuario/articulos_generales
11.- Q.’.H.’. Cesar Alcalá Brazón, FRANCMASONERÍA: COMPROMISO CON LA HUMANIDAD
.http://www.regeneradores6.org.ve/index.php/usuario/articulos_generales/francmasoneria_compromiso_con_la_humanidad

http://www.calcalabra.com/el-mason-ideal-un-arquitecto-de-la-sociedad.html

Categorías:MASONERIA, SOCIEDAD

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .