CUBA

9 Posibles efectos migratorios de la presidencia de Donald Trump

Updated December 01, 2016.

Cuáles pueden ser los efectos migratorios de victoria en las elecciones presidenciales de Donald Trump es la gran pregunta que se hace la comunidad migrante.

Este artículo trata de temas a los que Trump aludió durante la campaña tratando de dar información sobre lo que se sabe por ahora y de huir de la especulación, que tanto daño y miedo está causando.

Los temas que se tratan son:

  • Ciudadanía de los hijos de migrantes indocumentados
  • Confiscación de dinero
  • DACA y otros programas aprobados por Acción Ejecutiva
  • Deportación
  • Reforma migratoria
  • Pies secos, pies mojados para cubanos
  • Visas TN para mexicanos y canadienses
  • Visas no inmigrantes, tipo turista, estudiantes, trabajo temporal, etc
  • Refugiados
  • Derechos de todos los inmigrantes

Ciudadanía de hijos de indocumentados

Una de las cosas que dijo Trump durante la campaña es que quitaría la ciudadanía a los hijos de migrantes indocumentados.

Esto es altamente improbable que ocurra porque ese derecho de la ciudadanía para los nacidos en Estados Unidos está protegido en la Constitución y quitarlo requeriría una reforma constitucional, lo cual es difícil.

Confiscación de dinero

Este es uno de los temores extendidos por las comunidades migrantes. Pero es que no es posible para el gobierno confisca el dinero por razón del estatus migratorio de su dueño. Y esto es así tanto para el que se tiene en Estados Unidos como para el que se envía por remesa a otro país

Si el gobierno quisiera hacerlo sería inconstitucional y habría una gran batalla en corte.

Ordenes Ejecutivas del presidente Obama: Dreamers y militares

Durante su presidencia Obama decidió dar ciertas protecciones a migrantes indocumentados. Algunas como Parole In Place, para familiares de militares, y DACA, para muchachos que llegaron a Estados Unidos siendo niños, salieron adelantes y están siendo aplicados.

Otros, como DACA extendido y DAPA para padres y madres de ciudadanos y residentes, nunca llegó a aplicarse y hoy hay que considerar que están muertos y no se van a aplicar.

DACA es el programa que más está dando que hablar. En la actualidad permite a más de 700 mil jóvenes no tener miedo de una deportación, trabajar, tener un número del seguro social verdadero, licencia de manejar e incluso, si se reúnen ciertos requisitos, viajar a otro país y regresar a los Estados Unidos previa solicitud de una advance parole.

A día de hoy no se sabe qué va a pasar con este programa, que se sigue aplicando. Tampoco se sabe a ciencia cierta qué ocurriría con los datos proporcionados al USCIS cuando se aplicó por DACA, en el caso de que este programa llegara a derogarse.

Alguna gente teme que el USCIS, quien los tiene en la actualidad, pueda entregárselos a ICE, que es la oficina encargada de deportaciones. Esto es, en realidad, especulación. Lo que sí puede esperarse si hipotéticamente ese fuera el caso que habría una dura y larga batalla judicial, ya que organizaciones de defensa de los migrantes irían a Corte para proteger esos datos.

En este tema de DACA es imposible negar que hay mucha especulación. Mientras que la información es buena y necesaria, la especulación es mala y sólo ayuda a incrementar los temores.

Para informarse hay páginas muy buenas dedicadas a los Dreamers como la de United We Dream o la de My Undocumented Life.

Deportaciones

Tanto Trump como miembros prominentes de su campaña se han pronunciado a favor de deportaciones masivas. Se llegó a decir, en el periodo electoral, que se procedería a deportar los 11 millones de indocumentados presentes en Estados Unidos en el plazo de dos años.

Si bien esta declaración ha sido matizada tanto antes de las elecciones como después. En este punto la verdad es que no se sabe bien cuál será la política que se seguirá pero parece altamente improbable que se llegue a llevar a cabo la amenaza de deportación de todos de todos los indocumentados y ello básicamente por una razón económica.

El gasto que supondría deportar a 11 millones de inmigrantes sería enorme, y tendría que ser aprobado por el Congreso, que está conformado por muchos legisladores que se oponen a cualquier incremento de gasto por parte del gobierno federal.

En la actualidad el sistema migratorio de Estados Unidos está capacitado para deportar a un máximo de 400 mil migrantes por año fiscal. Ello se debe a que es monto de actividad que se puede realizar con 4000 agentes, 58 cortes de inmigración, 250 locales federales de detención y capacidad para 34 mil camas para detenidos.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los migrantes no pueden ser expulsados automáticamente teniendo muchos de ellos derecho a su día en corte y luchar la deportación.Esto es especialmente así cuando se ha vivido por un tiempo en los Estados Unidos y se tienen lazos familiares o en la comunidad en la que se reside.

Con esta realidad de medios con los que se cuenta en la actualidad sería imposible deportar a 11 millones de migrantes en los 4 años que dura un gobierno presidencial. Para ello serían necesario, se estima, unos 90 mil agentes, 1300 cortes migratorias y contratar a unos 30 mil abogados federales.

En total ello llevaría aparejado un incremento del presupuesto migratorio para deportaciones en unos 400 mil millones de dólares (billones americanos), lo cual no es fácil que se apruebe.

Por otro lado está el costo humano, que nadie puede negar, e incluso el económico. Se calcula que unos 8 millones del total de inmigrantes indocumentados tienen un trabajo. En otras palabras, 6 de cada 100 trabajadores en Estados Unidos es, en la actualidad, un migrante indocumentado.

Deportarlos equivaldría a retirar de la economía 1 billón de dólares (trillón americano) lo que llevaría a un decline de la economía ya que se estima que el PIB caería un 5.7 por ciento. Estas cantidades superan notablemente a lo que se estima que son gastos locales, estatales y federales ocasionados por los migrantes indocumentados.

Teniendo en cuenta todo lo anterior cabe decir que es más probable que se opte por una de las dos siguientes alternativas.

En primer lugar, que se siga con el sistema de preferencia para deportaciones establecido en los últimos años de la presidencia de Obama.

O, en segundo lugar, que se vuelva a un sistema parecido al que aplicaba durante los primeros años de Obama en la Casa Blanca cuando estaba en vigor el programa Comunidades Seguras y que dio lugar a deportaciones a gran escala a lo largo y ancho de todo el país y a ingresos de Inmigración en lugares de trabajo con las consiguientes detenciones y deportaciones.

Hay un hecho irrefutable y es que nadie quiere ser indocumentado. Los migrantes que lo son es porque no tienen a su disposición ningún camino para regularizarse.

En todo caso, conviene estar muy al día de todas las posibilidades que existen para legalizarse y, al mismo tiempo, evitar ser víctima de un fraude en unos tiempos muy revueltos donde personas inescrupulosas buscan ganar dinero a cuenta de mentiras.

Reforma migratoria

Durante la presidencia de Barak Obama hubo varios intentos de reforma migratoria promovidos por comités tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, con partidarios de ambos partidos. Sin embargo, los esfuerzos quedaron en nada.

La presidencia de Donald Trump -republicano- se inicia con ambas cámaras del Congreso con mayoría republicana, Todo parece indicar que sería impensable aprobar en estas circunstancias un cambio de ley para dar paso a la legalización de los once millones de indocumentados que actualmente se estima que viven en Estados Unidos.

Sí que es sensato pensar en que es posible un cambio de algunas leyes migratorias para reforzar los controles fronterizos, particularmente a lo largo de las más de 1951 millas que separan Estados Unidos y México.

Al mismo tiempo es improbable que se levante un muro, entendido como tal, que recorra toda la frontera desde el Pacífico al Golfo de México.

Visas TN para mexicanos y canadienses

Al amparo del Tratado de Libre Comercio (NAFTA), canadienses y mexicanos pueden disfrutar de las visas que se conocen como TN, que en el caso de mexicanos aplican a un largo listado de profesionales y que les permite trabajar temporalmente en los Estados Unidos.

Trump convirtió su oposición a algunos tratados de libre comercio en una pieza clave de su campaña, lo cual sin duda le proporcionó un importante número de votos, particularmente en estados afectados duramente por la deslocalización.

Sin embargo, no está claro qué va a hacer Trump al respeto cuando llegue a la Casa Blanca. Si bien es cierto que el presidente de los Estados Unidos tiene el poder para decidir unilateralmente retirar al país de cualquier tratado de libre comercio.

En el caso de NAFTA no se sabe qué va a pasar, pero es probable pensar que puede haber renegociaciones de algunos puntos del tratado, a lo cual ya tanto Canadá como México han dicho que están dispuestos a hablar.

Si hubiera renegociación, todavía no está claro qué aspectos se tocarían y se afectaría a las visas TN, tanto para el futuro como al estatus de las ya aprobadas.

En todo caso, toda renegociación de un tratado transcurre a lo largo de años, por lo que en principio no hay que esperar ningún cambio inminente.

Obtención de visas no inmigrante

El Presidente puede decidir cómo los oficiales consulares interpretan la ley, a la hora de aprobar o denegar las visas no inmigrante, entre las que se encuentran las de turista, intercambio, trabajo temporal, estudiante, etc.

Por ejemplo, podría decidir un mayor escrutinio en todas las solicitudes de visa, o sólo en las de ciertos países. Incluso el Presidente está capacitado para ordenar que no se aprueben visas en un determinado país, ya que para eso no es necesario el permiso previo de la Cámara de Representantes ni del Senado.

Pies secos, pies mojados

Esta política aplica a los cubanos y sólo a ellos. Durante la campaña Trump hizo referencia a la posibilidad de no aplicarla, cosa que podría hacer porque en realidad no es una ley.

Pies secos, pies mojados es una interpretación que se hizo en la presidencia de Bill Clinton en una época en que la llegada de balseros se había incrementado notablemente.

La ley que aplica los asuntos migratorios de los cubanos es la de Ajuste Cubano que es de 1966y pies secos, pues mojados viene a ser una interpretación sobre la misma.

En el hipotético caso de que llegase a no aplicarse pies secos pies mojados, no podrían ajustar su estatus los cubanos en situación ilegal, quienes podrían además ser deportados.

El Presidente también podría influir en cómo se llevan a cabo las inspecciones en los pasos migratorios de los cubanos a los que se les permite ingresar como parole pero que no han sido admitidos por carecer de la visa adecuada.

En todo caso por ahora son todo suposiciones y no se sabe qué se hará. Para evitar fraudes, lo mejor es estar informado.

Una página con información al día e importantes testimonios sobre cómo tratan a los cubanos en los países de paso hacia Estados Unidos es cubanosalvuelo, que es muy recomendable.

Refugiados. 

El presidente puede decidir el número de refugiados que se admiten en los Estados Unidos por año fiscal. Es importante no confundir las circunstancias de refugiado de las de asilado. Y es que aunque son situaciones parecidas, lo cierto es que son diferentes.

Por ahora no hay nada que indique que pudiera variarse el número de cubanos admitidos en esa situación pero otras nacionalidades sí que podrían verse afectadas, por ejemplo, el caso de los sirios.

Derechos de los migrantes indocumentados

Todos los migrantes tienen derechos básicos, incluidos los indocumentados. Recordar siempre dos muy importantes. En primer lugar, el derecho a no declarar contra uno mismo, es decir, a mantenerse en silencio.

Y en segundo lugar que la migra solo puede entrar a la casa si tiene una orden firmada por un juez. Si llaman a la puerta, no abrir, y pedir que se enseñe por una ventana o por debajo de la puerta dicha orden.

Esta es una tarjeta de derechos, en español y en inglés, elaborada por el National Immigration Law Center que tiene información fundamental.

Este es un artículo informativo. No es asesoría legal.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .