08/11/2020

La Masonería anglosajona – Crisis de un modelo agotado

Anuncios

EVOLUCIÓN DE LA MASONERÍA EN EL SIGLO XXIEn este artículo se analiza la situación de crisis que afecta desde hace varios años a la masonería de la regularidad anglosajona, especialmente allí donde fue más importante, en los Estados Unidos y en la propia Inglaterra.

Según León Zeldis, Gran Comendador del Supremo Consejo del Rito Escocés del Estado de Israel, y Gran Maestro Adjunto de la Gran Logia de este país, en su artículo “Presencia y Evolución de la Masonería en el Siglo XXI”, es un hecho incontestable que el envejecimiento y la disminución del número de miembros de estas Obediencias, junto con las divisiones y fragmentaciones parecen ser cada vez mayores.

Para Zeldis, las causas no son generalizables a los distintos países ya que las Grandes Logias se diferencian no sólo en sus Constituciones y rituales, sino también en su historia y tradición, y en el entorno social donde se encuentran. Sin embargo el problema se da en varios países, especialmente en los de habla inglesa, aunque en Alemania el número de masones ha descendido también considerablemente.

Algunas de las razones que este importante miembro de la masonería de la regularidad anglosajona aduce son:
La pérdida de espíritu cívico en la sociedad.
La imagen negativa de la Orden.
La falta de liderazgo masónico.
El incremento de fanatismo religioso.
El conservadurismo de algunas Logias que se limitan a seguir fórmulas añejas.
La pérdida de la orientación humanista de la masonería.
La prohibición de invitar a personas a formar parte de la Orden.
El dilema de la Regularidad masónica.

Las soluciones que Zeldis propone y que en su opinión deberían acometer de forma urgente las Obediencias de esta corriente pasan por:
Profundizar la educación masónica dentro de las Logias.
Perfeccionar la organización administrativa mediante los avances tecnológicos.
Atraer elementos de valor a la Orden y capacitar cuadros de líderes jóvenes y enérgicos.
Estimular el estudio de la filosofía y el liberalismo.
Dar solución al problema del papel de la mujer en la Masonería regular.
Solucionar el problema de la “regularidad” masónica, tendiendo a estrechar la unidad masónica en todo el mundo, entre todas las instituciones masónicas sin imponer una visión determinada del sentimiento religioso.
Evolucionar hacia una Francmasonería abierta, transparente y universalista, libre de toda discriminación religiosa o racial.
Prestar especial atención a la educación laica en todos los niveles de la enseñanza.
Para los masones de la regularidad anglosajona, siempre ha sido un argumento que demuestra la importancia y el valor de su modelo el número de masones que pertenecen a esta corriente. La cantidad principal de ellos se encuentran en Inglaterra, Escocia e Irlanda y, sobre todo en los Estados Unidos, con mucho, el país como más masones del mundo. ¡¡De momento!!Al comienzo del siglo, la Masonería regular de los Estados Unidos contaba unos 840.000 miembros. Pertenecer a una logia masónica era considerado un prestigio. La Masonería norteamericana alcanzó su punto máximo en 1959, con más de cuatro millones de miembros. Sin embargo, a partir del año siguiente, de 1960, comenzó la declinación que continua de forma incesante hasta hoy. En 1990, el total de masones en las Grandes Logias estadounidenses sumaba poco más de dos millones y medio, y en 2004 la cantidad había disminuido hasta 1.600.000[1], es decir, en menos de medio siglo una disminución del 60% de los miembros.
Lo más llamativo es que desde la década de 1980 hasta hoy, la disminución sigue una curva estable con una pérdida de en torno a los 100.000 miembros anuales. De mantenerse esta curva, y nada parece modificarla durante los últimos 25 años, la otrora imponente masonería “regular” angloamericana podría desaparecer totalmente en los próximos 15 años.En lo que respecta a Inglaterra, según la misma fuente estadística, la Gran Logia Unida de Inglaterra, prácticamente la única Obediencia en dicho país, contaba en el año 2000 con 358.214 miembros. Esta Obediencia reconoce hoy en su página web auspiciar a 270.000 miembros, lo que supone una pérdida en seis años de 88.214 miembros (un 25% menos). Tal disminución de seguir el mismo ritmo podría llevar a la madre logia de los masones de esta corriente a su práctica desaparición en las próximas dos décadas.

Un hecho interesante, descubierto por el Hermano John Belton, Venerable Maestro de la Logia Internet No. 9659 bajo la obediencia de la Gran Logia Unida de Inglaterra, es que la disminución resulta no sólo del menor número de profanos que ingresan a la Orden, sino especialmente, porque los Masones se retiran voluntaria u obligatoriamente después de períodos cada vez más cortos de permanencia en sus Logias. Por ejemplo, un estudio estadístico de ocho Logias en Inglaterra, Estados Unidos, Canadá y Australia reveló que el tiempo medio de permanencia de los Masones que se retiraron o fueron eliminados por falta de pago, disminuyó de los alrededor de 20 años en el período 1945-49 a sólo cuatro años en el período 1990-94. Es decir, no sólo ocurre que ingresan menos profanos, sino que aquellos que ingresan se quedan menos tiempo dentro de la Masonería. Esto es achacable al modelo, pues es obvio que genera una decepción en las espectativas de sus miembros.

Además de la contracción en sus números, se observa un envejecimiento paulatino. Se estima que en el año 2000 la edad media de los Masones estadounidenses será de 73 años, y puede aumentar a 78 años en el año 2010.

Si bien el número de masones en otros países no puede compararse con el existente, aún hoy, en los países de habla inglesa, es preciso señalar que es precisamente en estos países, Estados Unidos y Gran Bretaña donde la masonería nunca ha sido perseguida políticamente en toda su historia y, por lo tanto, donde ha tenido la posibilidad de desarrollarse sin las interferencias negativas de las iglesias y de la política.

La situación de crisis no afecta por igual a la masonería liberal o adogmática.

El Gran Oriente de Francia, que en el año 2002 contaba con unos 44,000 hermanos, no sólo no ha disminuido su número de miembros, sino que en 2006 éste se acerca ya a los 50.000 Si se tiene en cuenta que lejos de lo que ocurre en el espacio de la masonería anglosajona, la masonería liberal muestra una pluralidad de Obediencias de distintos ritos, mixtas, masculinas, femeninas, etc. observamos que el crecimiento, aunque no espectacular, afecta a todas las Obediencias de esta corriente. De los aproximadamente 250.000 masones que hay en Europa continental casi la mitad son franceses.

En porcentajes del conjunto las logias francesas un 69% pertenecen a logias masculinas, un 20% a la masonería mixta y el 11% pertenecen a logias exclusivamente femeninas. Aunque el 75 % de los masones franceses son hombres, durante los últimos 30 años, el porcentaje de mujeres han crecido más del doble, del 10% a casi el 25%.

https://masones.wordpress.com