07/10/2020

¿EXISTIÓ LA ANTIGUA ORDEN ROSACRUZ o ES UN MITO?

Anuncios

Dado que se trataba de una organización ocultista y por lo tanto en gran medida secreta, existe mucha especulación sobre ella, al grado que algunos investigadores han llegado a dudar de su autenticidad e incluso de que realmente haya existido su fundador.

Además es difícil saber entre la documentación encontrada, qué es cierto y qué es invento.

¿De qué manera indagar la verdad entonces?

Como se los he mencionado en varias ocasiones, mi investigación me ha llevado a la convicción de que la Teosofía Original es una genuina enseñanza esotérica aportada por verdaderos grandes Maestros, y por lo tanto les doy un voto de confianza a lo que dicen dichos Maestros y sus discípulos. Y sobre la antigua Orden Rosacruz dicen varias cosas muy interesantes.

BLAVATSKY

Quien fue la principal mensajera de los Maestros, publicó en julio de 1875, un artículo en la revista Spiritual Scientist, donde aborda con detalle el tema. A continuación les comparto extractos de ese artículo, los cuales edité y reorganicé para facilitar su lectura:

Equivocación anacrónica

Existe la idea errónea de considerar que los antiguos Rosacruces provienen desde la época del Antiguo Egipto, e incluso algunos escritores les atribuyen a los Rosacruces la construcción de las Pirámides y otros majestuosos monumentos de la Antigüedad. Y todo esto es falso.

(Esto es un factor que utilizo para evaluar la calidad de las organizaciones rosacruces actuales. Y es que hay algunas que exhiben en sus emblemas y arquitectura, los símbolos de las grandes religiones del pasado – y en particular la antigua religión egipcia – para darles a su organización una apariencia más mística, y también para dejar entender que son las herederas espirituales de dichas antiguas religiones, cuando en realidad todo eso es incorrecto.

Y de hecho, sospecho que mientras más pongan decoraciones y símbolos egipcios, menos genuina ha de ser la organización, ya que más buscan impresionar al incauto. Me acuerdo que una vez vi un artículo sobre una supuesta “Escuela Rosacruz” que más bien parecía “Egiptolandia” en donde llevaban la farándula al grado que los instructores de plano se vestían como en el Antiguo Egipto. Fue más que suficiente para deducir que no era una escuela sería. Lástima que no he vuelto a encontrar la foto para mostrárselas, porque era muy chistosa.)

Origen de la primera Orden Rosacruz

En realidad, la Fraternidad de la Rosa Cruz no fue fundada hasta la mitad del siglo XIII, y a pesar de las afirmaciones del erudito Moshein, su nombre no deriva, ni de la palabra latina Ros (rocío), ni de una cruz (el símbolo de Lux).

Su fundador fue un Caballero alemán, de nombre Rosencranz, fue un hombre que, después de adquirir una reputación muy sospechosa en su lugar natal a través de la práctica de la Magia Negra, se reformó a consecuencia de una revelación.

Abandonando sus malvadas prácticas, hizo un voto solemne, marchando a pie hasta Palestina, para retractarse públicamente ante el Sagrado Sepulcro.

Una vez allí, Jesús se le apareció a Rosencranz, en lo que un cristiano llamaría una “visión”, pero que yo sugeriría más bien que fue en la forma de su espíritu manifestado. El significado de esta visita, así como el contenido de la conversación, permaneció para siempre en el misterio para muchos de los Hermanos, pero inmediatamente después de aquello, el ex-nigromante y Caballero desapareció, y no se oyó más de él hasta que la misteriosa Orden de los Rosacruces fue agregada a la familia de los Kabalistas, y sus poderes despertaron la atención popular, incluso entre las poblaciones orientales, indolentes y acostumbradas como están a vivir entre maravillas.

Los Rosacruces originales

Los Rosacruces buscaron combinar y juntar las más diversas ramas del Ocultismo, y pronto se hicieron célebres por la extrema pureza de sus vidas y sus extraordinarios poderes, así como por su profundo conocimiento del secreto de secretos.

Como alquimistas y conjuradores se hicieron proverbiales, pero sabedores de que la divulgación de sus misterios (en el actual estado caótico de la sociedad) sólo produciría confusión y muerte, reservaron ese conocimiento para ellos mismos.

Siendo los herederos de la ancestral sabiduría divina dada por sus primeros antepasados, guardan las llaves que abren los secretos más ocultos de la Naturaleza, y los fueron impartiendo sólo gradualmente y con el mayor cuidado.

Sin embargo, estrictamente hablando, los Rosacruces ya no existen, el último de esa Fraternidad tengo entendido que murió en la persona de Cagliostro (1743-1795).

El Rosacrucismo original dio lugar a nuevas corrientes ocultistas

Así como el Cristianismo original, con el paso del tiempo dio lugar a diversos movimientos religiosos: católicos romanos, católicos ortodoxos, protestantes, etc.  Igual sucedió con los Rosacruces originales, que con el paso del tiempo, algunos de sus miembros crearon otras doctrinas y hermandades. Así por ejemplo, los antiguos Rosacruces:

Dieron nacimiento a los Teósofos renacentistas, a la cabeza de los cuales estaba Paracelso (1493-1541).

También dieron nacimiento a los alquimistas europeos, de los cuales uno de los más célebres fue Thomas Vaughan (1622-1665) quien escribió las cosas más prácticas de Ocultismo bajo el pseudónimo de Eugenius Philalethes.

Grabado conocido como: “La invisible y mágica montaña” de su obra “Lumen de Lumine” [Luz de luz]

¿Quién fue el primer Masón operativo de alguna importancia?

Elias Ashmole (1617-1692) quien también fue uno de los últimos rosacruces y alquimistas. Fue admitido a la libertad de la Compañía de los Masones Operativos de Londres en 1646. Pero atención, en esa época, la Masonería todavía no era en lo que se convirtió después. No era ni una institución política ni cristiana, sino una verdadera organización secreta, que admitía dentro de los lazos de membrecía, a todos los hombres ansiosos por obtener el preciado don de la libertad de consciencia y evitar la persecución religiosa.

(Este parágrafo lo escribió Blavatsky en su obra Isis Desvelada, vol. II, p.349)

Logia Rosacruz secreta en el Medio-Oriente

(Al parecer, quedaba – al menos en la época de Blavatsky – todavía una Logia Rosacruz fundada por Rosencranz, en el Medio-Oriente, pero la cual se mantenía secreta.)

El origen de la Hermandad Rosacruz puede ser comprobado por cualquier estudiante serio y genuino de Ocultismo que viaje a Asia Menor, y que sea aceptado por algún miembro de dicha Hermandad, y que esté dispuesto a dedicar su vida al rompecabezas de descifrar un manuscrito Rosacruz (lo cual es una de las cosas más difíciles del mundo) que se encuentra cuidadosamente preservado en los archivos de la misma Logia, la cual fue fundada por el primer Kabalista de ese nombre, pero que ahora se conoce con otro nombre. Su misma existencia ha sido puesta en duda por muchos de los Rosacruces europeos.

(Asia menor, llamada también Anatolia es una península, ocupada actualmente por la parte asiática de Turquía.)

El manejo de la Kabala por los Rosacruces

(La Kabala en palabras más sencillas es el manejo practico de la Alta Magia ceremonial que se emplea para invocar y utilizar las energía de las Jerarquías divinas.)

La Kabala rosacruz es tan sólo el epitome de la Kabala judía y oriental combinadas. Esta última siendo la más secreta de todas.

Sin embargo, hay que diferenciar a dos grupos de Rosacruces:

–        Los primeros Rosacruces que se mantuvieron fieles a la Kabala oriental (la cual permaneció intacta en su expresión original).

–        Mientras que los siguientes Rosacruces perdieron esa conexión con la Kabala oriental, concentrándose en la Kabala judía.

Pero desafortunadamente, la Kabala judía fue alterada por los antiguos dirigentes del pueblo de Israel. Y es así que las llaves para muchos de los secretos (que se habían vuelto prohibidos por la ley mosaica) fueran intencionadamente malinterpretadas por los antiguos sabios kabalistas. Cuando los Rosacruces europeos recibieron la Kabala judía, esta ya estaba deformada. (ver: las alteraciones hechas a la Kabala)

Por otra parte, los rosacruces europeos, a fin de “llegar a ser y no ser hechos”, se esforzaron en robarle o arrebatarle violentamente a la naturaleza sus secretos, por medio de sus interminables búsquedas. Pero, también en su insaciable sed de más conocimientos, algunos traspasaron los límites de la verdad y cayeron en ficciones.

Mientras que, al contrario, los Rosacruces orientales (así los llamaré por estar prohibido llamarlos por su nombre verdadero), mantuvieron el conocimiento de la Kabala Oriental. Y de hecho, son los custodios de dicho conocimiento, ya que el único ejemplar completo que existe de la Kabala oriental está cuidadosamente guardado en la residencia matriz de esta Fraternidad en Oriente, y puedo atestiguar que seguramente nunca saldrá de su poder.

Alguien que quiera “convertirse” [en Kabalista] tiene que buscar su conocimiento a través de miles de volúmenes dispersos, y recoger hechos y lecciones poco a poco. Sin embargo, con todos sus conocimientos permanecerá en el umbral de la “puerta misteriosa” y nunca se convertirá en un Kabalista práctico. A menos que tome el camino más cercano y consienta en “ser hecho”.

Y en la serena beatitud de su divino conocimiento, los Rosacruces orientales están siempre dispuestos a auxiliar al fervoroso estudiante que lucha por “llegar a ser” con enseñanzas prácticas, que como celeste brisa disipan las más negras nubes de la escéptica duda.

Desafortunadamente, hoy en día [1875] no puede utilizarse la Kabala ni comunicarse sus verdades, tan copiosamente como en la Antigüedad, pero la misteriosa Logia, de cuya existencia se duda a causa de su sigilo, existe todavía y no ha perdido nada de los primitivos poderes secretos de los antiguos Caldeos.

Y es que las Logias de los Maestros (pocas en número) están divididas en secciones y sólo las conocen los Adeptos. Nadie tendrá probabilidad de encontrarlas a no ser que los sabios consideren el neófito digno de la iniciación.

(Para ser más precisos, hay una Gran Logia, conocida como Shambala, que dirige las pocas Logias de Maestros que hay alrededor del mundo, las cuales a su vez están divididas en secciones. Y todas ellas son mantenidas secretas.

Quien quiera ser admitido en una de ellas como Discípulo, tiene que pasar duras pruebas para demostrar su inmensa determinación e integridad, ya que es entamar el camino iniciático, que es un camino de Poder. Y comprenderán que el poder no se le puede dar a cualquiera. Así que no les recomiendo que busquen esas Logias, porque todavía muy pocos son aptos para ese camino. Además, hay otros caminos que llevan también hacia lo divino, pero de una manera mucho más relajada, ver: los diferentes senderos para evolucionar)

(Quienes quieran leer el artículo original de Blavatsky, lo pueden hacer en inglés en los Collected Writings, vol. I: “A Few Questions to Hiraf”, p.101 a 119, o en español en la traducción hecha por Luis Javier Jiménez Ordás: “Unas preguntas para Hiraf”, p.163 a 181.)

MAHATMA KUTHUMI

Quien fue uno de los grandes Maestros que participó en el resurgimiento del Movimiento Teosófico a finales del siglo XIX, en las cartas que le escribió a Alfred Sinnett, menciona en dos ocasiones a los Rosacruces:

« Los manuscritos rosacruces (ahora reducidos a tres ejemplares en Europa) exponen nuestras doctrinas orientales tomadas de las enseñanzas de Rosencrauz, quien a su regreso de Asía, las vistió con atavió semi-cristiano, para que sirviera de escudo a sus alumnos en contra de la venganza clerical. Uno debe de tener la clave [para poderlos interpretar] y esta clave es una ciencia por sí misma. Rosencrauz enseñó oralmente. »

(Carta Mahatma 49, p.280, escrita en 1881)

« Para todos los “Rosacruces”, todos los místicos del pasado como fueron Swedenborg, Randolf, Oxley, etc., etc.: existen Fraternidades secretas de Iniciados en Oriente y especialmente en el Tíbet y en Tartaria; sólo allí puede hallarse La Palabra Perdida. »

(Carta Mahatma 48, p.276, escrita en 1882)

(Nota: el Maestro Kuthumi pone la palabra “Rosacruces” entre comillas, porque en ese entonces, en el siglo IXX, a todo ocultista se le consideraba que era un rosacruz, lo cual no es cierto, ya que como vimos, los rosacruces sólo fueron una rama del árbol genealógico de las tradiciones esotéricas. Aunque eso sí, siendo una de las principales en Occidente.)

(Aunque también es importante que sepan que muchas ramas

NO son genuinas)

CHOHAN SERAPIS

Quien en ese entonces era el superior de los Mahatmas Kuthumi y Morya. En la primera carta que le envió al Coronel Olcott (quien fue el primer presidente de la Sociedad Teosófica) entre otras cosas escribió:

« Deberemos dejar lo demás a la sabiduría de nuestro Hermano, a las sugerencias de su Atma [de su Espíritu] y a la devoción que pueda tener por la Causa. Se le puede INDICAR pero nunca ordenar – “un Rosacruz se hace, no es hecho”. »

Mencionando en su carta la séptima regla de la Hermandad de la Rosacruz (“un Rosacruz se hace, no es hecho”). Lo que me hace considerar que incluso hasta pudo haber estado involucrado con los Rosacruces de alguna manera.

(Esta carta, muy probablemente la recibió Olcott el 1° de mayo de 1875 y posteriormente fue publicada en el libro: Cartas de los Maestros de la Sabiduría, vol. II, p. 33-35, No 12)

CONCLUSIONES

Existe un grupo de seres altamente evolucionados que tiene por labor de guiar a la humanidad en su desarrollo. Esta congregación se le conoce con diferentes nombres: La gran Logia de los Maestros, La Jerarquía Blanca, Shambala, etc.

Si bien esta Fraternidad se mantiene oculta de la vista de los humanos. Cada cierto tiempo, envía emisarios para que iluminen el Mundo. Y cuando las condiciones son muy hostiles (como por ejemplo durante el oscurantismo de la Edad Media) que sus emisarios por lo menos sirvan de apoyo para los pocos ocultistas que estén en la búsqueda.

Los mensajeros de la Logia de Maestros han sido enviados desde tiempos tan remotos como la época de la Atlántida (e incluso más) pero el más antiguo que se conoce públicamente en la actualidad, en Occidente, fue Hermes Trimegisto fundador del Hermetismo, quien fue enviado durante el Antiguo Egipto y quien también está rodeado de un aura de leyenda y misterio.

Vemos que en la Edad Media, el principal mensajero fue el ex-hechicero y Caballero alemán Christian Rosenkreutz, cuyo nombre en alemán literalmente significa: “el cristiano de la rosa y la cruz” (“die christian rose und kreuz” que derivó en Christian Rosenkreutz). Aunque es probable que no haya sido su nombre de nacimiento, sino un seudónimo adoptado para designar un tipo particular de pensamiento místico, ya que en la época medieval, la rosa también era un emblema del amor divino, y la cruz también era el símbolo de la renuncia y la auto-conquista (por eso también la llevaban los monjes).

Deduzco que después del encuentro que tuvo en Tierra Santa con el Espíritu de Jesús, Rosenkreutz se fue al Oriente donde pasó varios años de preparación y de aprendizaje, hasta que alcanzó cierto grado de iniciación oculta. Y una vez listo, fue enviado de vuelta a Europa para que formara una Fraternidad esotérica que sirviera para acoger a los ocultistas en busca de la Verdad y mantener viva la flama de la Sabiduría Divina en Europa, a pesar de la adversidad.

Otros mensajeros enviados posteriormente por la Logia de Maestros al Occidente fueron:

  • en el siglo XVI a Paracelso,
  • en el siglo XVIII a Saint Germain, Cagliostro y Mesmer,
  • en el siglo XIX a Blavatsky.

Entonces, no es que los magos-sacerdotes del Antiguo Egipto hayan sido los “primeros Rosacruces”, sino que todas las autenticas Hermandades esotéricas creadas por verdaderos Adeptos iniciados, provienen de una misma fuente que es la gran Logia de los Maestros, y pues lógicamente, tienen una enseñanza similar, ya que la Sabiduría Ancestral es la misma, sólo que explicada de diferentes maneras.

En un principio los Rosacruces fueron una Fraternidad secreta, conocida sólo por unos pocos, para esconderse de la Inquisición. Pero en el siglo XVII, con el comienzo del Renacimiento y una progresiva menor persecución por parte de la iglesia católica, la aparición de tres obras (probablemente las tres que menciona el Maestro Kuthumi) conocidas como “los tres manifiestos Rosacrucianos”, hicieron pública la existencia de los Rosacruces.

Estos documentos fueron:

  • Fama Fraternitatis Rosae Crucis [El informe de la Fraternidad Rosa Cruz], de autor anónimo que se publicó en 1614 en Kassel (Alemania). 
  • Confessio Fraternatis Rosacrucis [Confesión de la Fraternidad Rosacruz], publicado también en Kassel, un año después. 
  • Chymische Hochzeit [conocido en español como “Las bodas alquímicas de Christian Rosenkreuz”], publicado en 1616 en Estrasburgo y donde por primera vez se revela el nombre del fundador como Christian Rosenkreutz (en los anteriores se le denominaba “Hermano C.R.C.”)

Se sospecha que el teólogo, matemático y reformador social alemán Johann Valentin Andreae (1586-1654) fue el inspirador de los manifiestos Rosacrucianos.

Ahora bien, las obras originales de los Rosacruces no son fáciles de estudiar, ya que como lo señala el Maestro Kuthumi, se requiere conocer las claves para poder descifrar la enseñanza oculta que hay escondida en ellas. Lo cual no es ninguna tarea sencilla.

http://esoterismo-guia.blogspot.com/

Anuncios