Por segunda vez la OEA aplica la Carta Democrática a Venezuela

Primero fue en 2002. Hoy hay objeciones por la forma en que se realizó la sesión y la cantidad de países que lograron aprobar la resolución

Publicado en: Política 04/04/2017 04:53 PM

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO

Por segunda vez en la breve historia de la Carta Democrática Interamericana (Perú, Septiembre-2001), la Organización de Estados Americanos (OEA) aplica a Venezuela como estado miembro, una sanción dentro del contenido de ese documento principista que establece el comportamiento que deben llevar las naciones, declarándola fuera de la democracia, aunque hay objeciones a la forma en que este lunes se aprobó la polémica resolución.

La Carta Democrática es el documento que detalla y rige el comportamiento que deben tener los estados miembros para considerarse estados democráticos. La Carta prevé varios tipo de acciones, medidas, y hasta sanciones para aquellos estados que la OEA considere se salen de ese marco.

Artículo 20 de la Carta Democrática:

Artículo 20

En caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático, cualquier Estado Miembro o el Secretario General podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente.

La primera medida es declarar que en un Estado, de alguna forma, se produjo “una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”. Esto fue lo que aprobó este lunes la OEA sobre Venezuela durante la polémica sesión del Consejo Permanente.

La primera vez que el país fue sancionado por no cumplir la Carta Democrática fue el 13 de abril de 2002, cuando gobernaba aún el presidente Carmona Estanga, producto del golpe de estado de esos días. En ese momento, la OEA declaró formalmente la ruptura del orden constitucional por parte del gobierno de Carmona Estanga. El secretario generla de la OEA, entonces César Gaviria, fue enviado a Caracas y cuando arribó ya el gobierno había caído y se había restaurado a Hugo Chávez.

La segunda vez fue este lunes pasado, cuando, en una accidentada sesión que Venezuela está impugnando, aprobó un documento en su consideran primero menciona la Carta Democrática Interamericana:

“RESOLUCIÓN SOBRE LOS SUCESOS RECIENTES EN VENEZUELA

EL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS,

REITERANDO los principios y recordando los mecanismos establecidos en la Carta de la Organización de los Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana para el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática en los Estados Miembros;…”

http://www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=C-022%2F17

La resolución incluyó lo siguiente, reiterando la opinión formal de la OEA sobre que Venezuela está fuera de la democracia.

DECLARA que:

Las decisiones del Tribunal Supremo de Venezuela de suspender los poderes de la Asamblea Nacional y de arrogárselos a sí mismo son incompatibles con la práctica democrática y constituyen una violación del orden constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. A pesar de la reciente revisión de algunos elementos de dichas decisiones, es esencial que el Gobierno de Venezuela asegure la plena restauración del orden democrático.
RESUELVE:

Urgir al Gobierno de Venezuela a actuar para garantizar la separación e independencia de los poderes constitucionales y restaurar la plena autoridad de la Asamblea Nacional.
Mantenerse dispuesto a apoyar las medidas que permitan el retorno al orden democrático a través del ejercicio efectivo de la democracia y el estado de derecho en el marco constitucional de Venezuela.
Seguir ocupándose de la situación en Venezuela y emprender, en la medida que sea necesario, gestiones diplomáticas adicionales para fomentar la normalización de la institucionalidad democrática, de conformidad con la Carta de la Organización de los Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana, incluyendo la convocatoria de una reunión de nivel ministerial”.

Aunque había en la sesión una clara mayoría para aprobar la resolución en votación, esto no fue votado, a petición del embajador de México que pidió “consenso”.

¿Qué puede ocurrir ahora?

La Carta, en su artículo 20 señala también:

“Si las gestiones diplomáticas resultaren infructuosas o si la urgencia del caso lo aconsejare, el Consejo Permanente convocará de inmediato un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General para que ésta adopte las decisiones que estime apropiadas, incluyendo gestiones diplomáticas, conforme a la Carta de la Organización, el derecho internacional y las disposiciones de la presente Carta Democrática”.

En la declaración del Consejo Permanente se habla de la posibilidad de gestionar una reunión de cancilleres de la OEA para analizar el caso Venezuela. No se ha mencionado aún la convocatoria de una Asamblea extraordinaria, aunque está pendiente la reunión ordinaria para junio de 2017.

Lo que está planteado entonces son gestiones diplomáticas. La propuesta inicial de suspensión de Venezuela como miembro de la OEA, hecha por el secretario general, Luis Almagro, no ha sido acogida públicamente, hasta ahora, por ningún otro país miembro. Para esto se requerían las 2/3 partes de la voluntad política de los 34 países del organismo interamericano. Para este miércoles está previsto un nuevo encuentro del Consejo Permanente.

La impugnación de Venezuela

Si bien resulta clara la voluntad de la mayoría de los países de aplicar la Carta Democrática a Venezuela por la alteración del orden democrático, la forma en que se aprobó la resolución fue polémica y es objeto de impugnación por parte de Venezuela, Bolivia, Nicaragua y otros países.

La presidencia del Consejo Permanente la tiene Bolivia, y el embajador de este país no quiso realizar la sesión. Los países que buscaron la reunión colocaron al embajador de Honduras como presidente accidental, y esto creó la polémica y la descalificación del evento como “un golpe de estado”, según palabras del representante venezolano, viceministro Samuel Moncada, y otros embajadores aliados. Hay una impugnación en curso. Honduras presidió todo el tiempo la confrontada sesión del Consejo Permanente de este lunes.

Por otra parte, formalmente, según lo que se observó en la transmisión en vivo de la página de la OEA, no había 18 voluntades necesarias (la mayoría absoluta de 34 miembros) para considerar aprobada una resolución. Según  afirmó el propio embajador del país proponente, Luis Alfonzo de Alba (México) había 17 voluntades a favor y 4 abstenciones. Este es un segundo punto que objeta la decisión tomada este lunes contra Venezuela.

Pero la polémica resolución está colgada desde este mismo lunes en la página web de la OEA.

Miembros del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA): desde la izquierda, Juan José Arcuri de Argentina, Luis Alfonso de Alba de México, Andrés González de Uruguay y Hugo Cayrus de Colombia hablan durante una sesión en Washington el lunes 3 de abril de 2017, para considerar la crisis de Venezuela. (AP Foto/José Luis Magana)

Etiquetas: Carta Democrática, Carta Democrática Interamericana, OEA

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO

http://www.notiminuto.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s