EL CUADRO DE LOGIA DEL COMPAÑERO REAA-

Anuncios
 
El Hermano Joaquín Grave dos Santos / de la Respetable Logia Fiat Lux  del  Grande Oriente Lusitano, que ya nos aportó un interesante trabajo sobre el CUADRO DE LOGIA de APRENDIZ REAA, hoy nos aporta este otro largo e intenso trabajo sobre el Cuadro de Logia de Compañero, que es toda un reconsideración bibliográfica, teniendo en cuenta la gran diversidad dentro del REAA, que exigiría un artículo por cada uno de ellos.
 
Hoy tras un trabajo de traducción y anotación  supervisada por el autor del trabajo , entregamos el trabajo completo, sin mutilaciones, para un mayor conocimiento de l mundo del REAA.
 
Por otro lado este trabajo lo pueden complementar con todo lo que ha estado publicando en este mismo blog y lo que en este mismo instante se está publicando  en el Blog Rito Francés, sobre análisis del discurso masónico a  través de distintos  grabados.
 
Espero les resulte interesante.
 
Víctor Guerra
HISTORIA Y SIMBOLISMO
INTRODUCCIÓN. –
En la mayoría de los casos, la historiografía de los rituales masónicos se ha hecho principalmente sobre la correlación de sucesivas revisiones de los textos producidos a lo largo de tres siglos de práctica, dentro de las corrientes filosófico-político sus contemporáneas.
En esta línea de razonamiento ha sido profusa, lo que supuesto un sistema de paradigmas político-social, u obedienciales que han suscitado siempre revisiones de rituales, aunque es un hecho que un ritual masónico siempre ha tenido un componente cultural pero también de una vertiente iniciática.
Aunque estas primeras facetas reflejan siempre el contexto sociológico-filosófico-político de la época, la segunda integra los arcanos del Ritual, que se remonta por lo general a una tradición anterior, dependiendo esencialmente de la comprensión, o la simple percepción de un corpus esotérico que también se presenta con un cierto carácter evolutivo a lo largo de la cadena iniciática.
Recientes líneas de investigación, más centradas en algunos elementos de la historia y el material de la Francmasonería, tales como los Cuadros de Logia, o los ornamentos, han demostrado ser extremadamente útiles en la comprensión de los rituales de los siglos XVIII y XIX, haciendo hincapié en los aspectos no evidentes a partir de diversas lecturas de textos rituales.
Un claro ejemplo de esta situación se destaca en el estudio de la historia y lo simbólica del Cuadro de Logia de Compañero REAA.
En este caso, es notoria la existencia de una relación directa entre la evolución de las representaciones iconográficas y las sucesivas revisiones de los rituales, reflejando los cambios posteriores, en cuanto a la comprensión del contenido simbólico de este grado.
Esto ha sido progresivo y ha permitido diferenciar del primer grado, viendo cómo se incorporan nuevos símbolos, como resultado varios y variados sincretismos traducido en un gran enriquecimiento del corpus que compone el grado de Compañero escocés y su cuadro de logia.
Sin embargo, con respecto a la aparición de este elemento de la decoración del templo, todo comenzó en el siglo XVIII.
ANTECEDENTES
Aunque hay evidencia de su uso en Inglaterra, en la tradición de la Gran Logia de los Modernos, se encuentra en la masonería continental del siglo XVIII la verdadera génesis del Cuadro de Logia, en su diseño actual. Así:
Figura 1 – el «Catéchisme des franc-masones» de Leonard Gabanon, 1744
 
[Nota del Traductor: Sobre este mismo grabado y cuadro puede leerse el texto que he publicado en el blog de Rito Francés: titulado: El discurso Masónico en Imágenes]
 
En 1744 el «Catéchisme des franc-masones» de Leonard Gabanon (seudónimo de Louis Travenol) incluyen reproducciones de un Cuadro de Logia para recibir un Aprendiz -Compañero, y un Cuadro de Logia para la recepción de una Maestro Masón,cuyos grabados representa una serie de grabados, que ilustran el funcionamiento de ceremonias e iniciación y de exaltación.
-En 1745 la divulgación “L’ordre des franc-masones trahi et le secret des mopses révélé», reproduce también modelos de Cuadros de Logia para los mismos grados.
Cuadro de logia para la recepción de un Aprendiz-Compañero. L’ordre des franc-masones trahi et le secret des mopses révélé», 1745
 
Toda esta información y, en particular, los grabados de Léonard Gabanon, señalan la importancia de Cuadro de Logia al tiempo, llama la atención en la realización de las ceremonias masónicas, utilizando el mismo modelo para soporte para los trabajos relativos a los primeros dos grados.
Tal vez no era ajeno el hecho de que, antes de 1780, en la mayoría de las logias los grados de Aprendiz y Compañero eran conferidos en la misma sesión, ensalzando al nuevo hermano unas semanas más tarde, lo que demuestra el carácter, pero todavía pos-operativo no iniciático de las primeras décadas de la masonería Continental.
Este aspecto se refleja en los Rituales del Marqués de Gages», manuscrito que data de 1763, en el que la recepción en el segundo grado era dada después de la iniciación y se resumía esencialmente con la realización de dos más viajes alrededor de la logia al fin de los cuales el recipiendario entraba en el templo de Salomón, por los siete peldaños representados en el Cuadro de Logia y los pasos de los Compañeros como indican los rituales de tal grado.
[ Nota del Traductor A este respecto es interesante ver, para contrastar este trabajo con lo expuesto sobre La Cámara del Medio, Cámara de Maestros o de Compañeros, donde se expone que ninguno de los dos grados está o trabaja en el Templo de Salomón]
Estos consistían en una serie de movimientos partiendo de Occidente, un viaje pasaba por el Mediodía, otro pasaba por el Septentrión y el tercero terminaba en el Oriente lo cual que recolocaba el recipiente de regreso al eje central original, definido por los pasos del Aprendiz, completando así su periplo por los cuatro puntos cardinales.
En algunos rituales encontramos referencias a la conclusión del primer viaje en el tercer escalón, y el segundo viaje 5 escalón, y por lo que los siete pasos de la «misteriosa escalera» se subieron por 3, 5 y 7.
Figura 3 – Recepción de un Compañero Grabado «Georg Kloss fondos»1745
En las últimas dos décadas del siglo XVIII, con la estructuración del régimen Escocés Rectificado y el Rito Francés, el grado de Compañero fue ganando cuerpo ritual.
Tanto los rituales del duque de Chartres», 1784, como el «Régulateur du Mason», de 1786 y publicado en 1801, en la recepción del segundo grado ya integra la realización de cinco viajes tras los cuales el recipiente subía por los escalones (sobre la alfombra tapiz de la logia) para entrar en el Templo, contemplando entonces la estrella flamígera y la letra «G», que significa al mismo tiempo, la Geometría y la inicial primera del Supremo Arquitecto del Universo.
[Nota del traductor: Ver trabajo sobre la Estrella Flamígera  http://www.victorguerra.net/2015/03/la-estrella-flamigera-la-estrella-de.html ]
Bajo la óptica de finales del siglo XVIII tenemos una estructura simbólica muy vinculada al mito de la construcción del templo de Salomón, en que el Compañero después de haber accedido a un plano superior, a través del conocimiento y la práctica de las virtudes, entraba en un cierto nivel trascendente.
Otro punto a destacar en esta evolución del grado, es el papel estructurante que juega el número cinco, que se materializa en el número de desplazamientos a superar la estructuración de los pasos, y las puntas de la estrella flamígera. Tal refleja como ya se refleja el grado del Compañero del siglo XIX, imbuido de una perspectiva centrada en lo humano y su mejoramiento moral e intelectual.
Este desarrollo de rituales, presupone una distinción entre los Paneles de Logia de los dos primeros grados y por lo tanto no sorprende que la misma se refleje en la colactánea ritual llamada «La Maçonnerie des Hommes», 1785, en la que podemos encontrar un Cuadro o Tapiz distinto para La Logia de Compañero, diferenciándose sólo de la de Aprendiz, por la inclusión de la Estrella Flamígera, colocada centralmente, en el Este, entre las dos luminarias (el Sol y la Luna).
 [Nota del traductor: lo cual se puede ver que ya está presente en el tablero de la serie que se publicó en as divulgaciones de Gabanon (1745) y cuya imagen abre este mismo artículo En la coletania “La Maçonnerie des Hommes” el Cuadro presenta ya una distribución como en los del Vuillaume, con la Estrella bien arriba, en la posición del Delta, entre el Sol y la Luna e no en el centro del Cuadro]
También comienza a destacar en este período, una preocupación con la normalización de los Cuadros de Logia encontrados en los rituales de Referencias del RER (1782), como en el Rito Moderno de (1786), los elementos simbólicos a considerar en cada grado.
EL REAA Y LOS CUADROS DE LOGIA
Es, sin embargo, con el advenimiento de los grados simbólicos del REAA en 1804, cuando aparecen las primeras representaciones gráficas normalizadas de los Tapices o Cuadros de Logia.
Fueron publicados en varios Tuileurs de la Francmasonería entre los que destaca el Vuillaume, con ediciones 1820 y 1830 y el Teissier, editado en 1856, los que aportan modelos tipo de Cuadros de Logia para cada uno de los grados simbólicos del rito, y algunos de los cuales todavía se utilizan hoy.
Si analizamos lo primero ritual escoces relativos al 2 º grado, escrito en 1804 y publicado supuestamente en 1820, en una compilación llamada «Guía des escocés masones», podemos constatar que la ceremonia de Aumento de Salario es, en casi todos, idéntica al practicado en el Rito Francés, integrando los mismos cinco viajes realizados en el «Régulateur», con idénticas interpretaciones, centradas en los cinco años de aprendizaje , y el que lleva el recipiente, en ambos casos, a transportar los mismos instrumentos (mallete y cincel-compás y regla-regla y palanca –regla y escuadra -manos libres).
Aparte de algunas diferencias de detalle, sin embargo, existe un «matiz» importante.
Mientras que el Compañero del Rito Francés accede al templo y descubre la Estrella Flamígera y la letra «G» después de haber subido los cinco escalones, el Compañero Escocés realiza su último trabajo como Aprendiz sobre la piedra bruta siéndole mostrado luego en el Oriente los mismos símbolos, con interpretaciones idénticas.
Este matiz refleja una diferencia conceptual existente en los dos ritos y localizados en las logias Aprendiz y Compañero.
Así, mientras que en Rito Francés se encuentra en las puertas del templo de Salomón en el REAA, las dos primeras logias (1º y 2º) estás se encontraban dentro, lo que justificaría invertir la posición de las columnas (B) y (J), registrado entre los dos ritos se observan según diferentes perspectivas, respetando en ambos casos, las ubicaciones definición en el Libro de los Reyes,de la Biblia.
 
El Compañero escocés no podría, por lo tanto, acceder al Templo en la culminación de la ceremonia de recepción, que era el Compañero del rito francés, porque ya estaba dentro, desde el primer grado
. [Nota del Traductor: Hay notas discordantes manifestadas en los trabajos ya señalados.]
El análisis de los primeros Cuadros de Logia de Compañero de REAA en particular el grabado publicado en la edición de 1820 en el llamado «Tuilleur de Vuillaume», se señala que aunque el Cuadro de Logia refleja una distribución sistemática de los símbolos más elaborados que en el Cuadro de Aprendiz-Compañero del siglo anterior, todavía se diferenciaban en los Cuadro o Tapices para los primeros dos grados, lo que a su vez un reflejo de la falta de diferenciación entre los rituales de Compañero (2º) del rito Francés y Escocés.
Figura 4 – Cuadro de Logia Compañero , «Tuilleur de Vuillaume», 1820
Las geometrías de los Cuadros de Logia convergieron en esta época y de una forma regular en materializarse bajo el modelo de un rectángulo pitagórico cuyos lados tenían dimensionalmente en la proporción de 3 para 4.
Por voluntad de precisión técnica, debido al desarrollo del pensamiento científico, los puntos cardinales (Oriente-Occidente-Mediodía y Septentrión), utilizados en el siglo anterior, fueron substituidos generalmente por puntos cardinales profanos (norte-sur-este-oeste).
El espacio mítico representado en el Cuadro, este se desenvuelve en tres planos, un primero a inferior o terrestre, revestido por el Pavimento Mosaico, que a través de un «vuelo de pasos» se accede a la puerta del templo situada en un plan intermedio más elevado, al que se superpone un plano superior constituido por la Bóveda Celeste.
En estos primeros Cuadro de Logia escoceses de Compañero, el número de grados considerado era todavía de siete, como el siglo XVIII, o cinco, para diferenciarse ya que este Cuadro de Logia de Aprendiz del mismo rito, por lo tanto, en este aspecto el número de grados es siempre tres.
La puerta del templo de Salomón, en algunos paneles aparece cerrada, en otros abierta, flanqueada por las dos columnas. Éstos, en los Cuadros de Logia del REAA se encuentran ordenados según el posicionamiento Antiguo («J» a la derecha, «B» hacia la izquierda).
Como en el primer grado, las columnas aparecen rematadas por tres granadas y el frontón del templo, que se superpone la puerta normalmente es espiritualizado por la ostentación de un Delta Radiante.
No podemos encontrar más cuestiones en este periodo, las puertas de Oriente y Mediodía no figuraban en los paneles de Aprendiz -Compañero del siglo anterior, manteniendo la presencia de las tres ventanas, en sus formas y disposiciones habituales (Occidente, Mediodía y Oriente).
Además de las Joyas Móviles (Escuadra, Nivel y Plomada), inmóviles (Piedra Bruta, Piedra Tallada y la Plancha de Trazar), el mallete, el cincel, palanca y regla, y el compás, no subsisten a otras herramientas usadas anteriormente, tal y como trulla que no se encuentra presente en los grados simbólicos del REAA.
Todos estos símbolos, derivados de los utensilios empleados en la construcción, aparecen igualmente distribuidos en los Cuadros de Logia de Aprendiz y Compañero, aunque la mayoría de ellos forman parte del Ritual de segundo grado.
La piedra labrada, en este momento, representa en su forma cúbica puntiaguda y entendiendo esta como el cierre de la cúpula del templo, que el Compañero debe ejecutar, y no como «la piedra sobre la que los Compañeros afilan sus herramientas», como comúnmente nos es referido en los Catecismo y Rituales de del siglo anterior.
El Sol y la Luna aparecen en la parte superior del panel, situándose el primero a la derecha y la segunda a la izquierda.
Entre los dos, ya que pude encontrar en los primeros Cuadros de Compañero individualizados para este grado, apareciendo en posición destacada como un símbolo principal, la estrella flamígera en la cual se encuentra circunscrita a la letra «G».
La cuerda pasó a simbolizar la Cadena de Unión, dando vueltas alrededor del Panel, excepto por Occidente, que sigue abierto, para ilustrar que la masonería siempre es receptiva a recibir nuevos obreros. A principios del siglo XIX el número de Lazos de Amor es de nueve, primer número impar que trasciende el número siete que usa en Panel del grado anterior.
Siendo siete el número simbólico de la conclusión, la cuerda representada en el Grado de Compañero quiere transmitir que este grado supera ese nivel para ascender por la construcción del Templo, a la trascendencia, siendo ésta representada por la Estrella Flamígera.
Esta idea está también presente en el simbolismo de la pirámide que remata la piedra tallada, representada su vértice superior la quintaesencia, subyacente o cuaternario de los vértices del cuadrado que se constituye en su base una ilustración clara de que el espíritu se sobrepone a la materia.
En el «Tuilleur de Vuillaume» Publicada en 1830, se puede ver la introducción de algunas alteraciones sobre manera en el Cuadro de Logia de Compañero incluida en la primera edición del mismo trabajo (1820).
Figura 5 – Cuadro de Logia de Compañero “Tuilleur de Vuillaume», 1830
Así, el número de grados se fija en cinco y en tres granadas que rematan los capiteles de las columnas se sustituyen con la Esfera Terrestre, que corona la columna B y, por la Esfera Celeste, que se superpone a la columna J.
Esta alteración surge de una revisión de los rituales escoceses realizada en la década del veinte, cuando el Supremo Consejo de Francia publicó una nueva versión de la misma, en 1829, bajo el título de » Anciens Cahiers 5829″.
Así, los viajes comenzaron a referirse, sucesivamente, a los cinco sentidos, las cinco órdenes de arquitectura (Dórico- jónico-corintio-toscano y -compuesto), y las siete artes liberales (gramática -Retórica-Lógica-aritmética-Geometría-Música-astronomía), las dos esferas (Terrestre-Celeste), sumiendo una última interpretación claramente deísta, en la cual el recipiendario con base en el conocimiento de sí mismo y en el estudio de los diferentes dominios del conocimiento humano, descubre la unidad de la Entidad Divina.
El Ritual de 1829 introducida, en la decoración del Templo para la recepción en el Segundo Grado, tres marcos temática relativa a la interpretación de los tres primeros viajes, figurando estos suspendidos sobre pilares, así como dos esferas (terrestres y celestes), dispuestas en el suelo, entre el Cuadro de Logia y el Oriente.
Por lo tanto, la razón para el reemplazo de las granadas por las esferas en el Cuadro de Logia de Compañero aparece mencionado en el Catecismo de Jean Marie Ragon, en relación con este grado, en el que se le pregunta:
P: «¿por qué estas Esferas sustituyen en las columnas las granadas?»
Sigue la respuesta:
R: «porque en este grado científico, estas esferas simbolizan la armonía del Universo y designan el género de estudio al que el Compañero se debe aplicar”
.
Por lo tanto, podemos concluir que el Ritual de 1829 y el Panel de Logia se asocia un claro alejamiento de los contenidos temáticos del grado de Compañero del Rito Francés, introduciendo un sentido deísta muy acentuado, que se encuentra en los discursos relativos a los viajes donde claramente se dice que el conocimiento de la divinidad se alcanza en «Mirar las maravillas de la naturaleza y con los recursos de la inteligencia» sin ningún tipo de revelación.
Estamos en la fase romántica de la Masonería novecentista, en su máximo apogeo, que, con un grado de Compañero Escoces que realmente nace en1829, teniendo en cuenta que entonces se diferenció, constituyéndose en la matriz de este Ritual, el «esqueleto» sobre el cual se asentarán todas las revisiones rituales posteriores hasta la actualidad.
Como es tradicional en el REAA, los elementos incorporados en la interpretación de los viajes (sentidos, órdenes de arquitectura, artes liberales, esferas) de este Ritual y que contribuyeron a su propia identidad, no son originales de este rito.
Lo mismo podría encontrarse anteriormente en la masonería anglosajona, en particular en los libros «Ilustraciones de la masonería» por William Preston, publicado en 1772 y «Monitor de masón», de Thomas Smith Webb, con primera edición de 1797, en el que también aparecen reportados en el grado de Compañero.
El Ritual del Compañero del REAA, mantiene hasta hoy, la misma estructura de 1829, pero diversas interpretaciones de los dos últimos viajes, la Estrella Flamante y la letra «G».
A finales del siglo 19 el rito experimentó una fuerte influencia positivista y laicista, que condujo a en 1880, en el Ritual del Supremo Consejo de Francia, en el cuarto viaje se pasase a reportar los grandes filósofos (Solón-Sócrates-Licurgo-Pitágoras-INRI), siendo el quinto viaje una Exaltación de la Libertad y una Glorificación del Trabajo. La Estrella Flamígera había perdido, en esta revisión, el carácter metafísico anterior, pasando a ser un símbolo de inteligencia asociando la letra «G» sólo a la geometría.
Esta corriente generó una contracorriente de sentido simbolista que contó con la con la contribución, en el siglo XX de Oswald Wirth y Jules Boucher.
Aunque muchos Cuadro de Logia de Compañero de este período han mantenido esencialmente los patrones de edición del«Tejador de Vuillaume» de 1830, son debidos precisamente a Oswald Wirth la introducción de algunos cambios de detalle, como la sustitución, en la imagen de la piedra tallada, la piedra cúbica puntiaguda por un simple cubo.
Según este autor, la Piedra Cúbica Puntiaguda se referiría al Grado de Maestro porque «el compañero no tiene que apuntar al carácter sobrehumano. Le pertenece realizar el cubo puro y simple, o la piedra rectangularmente tallada, conveniente para ocupar su lugar en el edificio social. Adaptarse exactamente a la función que estamos llamados a llenar en el interés general, es la perfectamente posible perfección al que debemos aspirar «.
De la década del 50 del siglo XX, los rituales de los grados simbólicos del REAA y los respectivos modelos de Cuadros de Logia fueron revisados en el contexto de la Gran Logia de Francia, habiendo sido influenciados marcadamente por los modelos anglosajones.
Tal evolución (o devolución, conforme a diferentes opiniones) fue debido a la inclinación de esta Obediencia para ser reconocida por la Gran Logia Unida de Inglaterra, lo cual motivó ese intento de llevar la práctica ritual de los grados simbólicos del REAA para hacerlos más semejantes a los «workings» «ingleses y, como tal, más aceptables para los hermanos del otro lado del Canal de la Mancha.
El modelo de Cuadro de Logia propuesto para el Segundo Grado refleja no sólo el desarrollo de interpretaciones de viajes y de los principales símbolos del Compañero pareja, así como un cambio conceptual en este período, con respecto a la localización de las Logias de los dos primeros grados, cara al Templo de Salomón.
Varios autores contemporáneos, como Alain Pozarnik, Claude Guérillot o, más cerca, Jean-Claude Mondet, demostraron la existencia de una incoherencia geográfica en la hipótesis hasta ahora manejada que las Logias Aprendiz y Compañero REAA, se encontraban dentro del templo de Salomón (en Hekal).
De hecho, aunque una logia masónica se orienta a lo largo de los mismos ejes que las iglesias cristianas, de Oeste a Este, el Templo de Salomón tenía la orientación inversa, por lo cual la logia para que su disposición fuera coherente en este aspecto sólo podía encontrarse en la entrada del templo, o sea en el Oulam.
Este reposicionamiento se planteó la cuestión de si los ritos Antiguos o Moderna, que asumieran la colocación de dos columnas (B y J) tal y como se describe en el Libro de los Reyes, como la ubicación de la logia es la misma, sólo una de estas disposiciones sería compatible con las referencias bíblicas y asumir que se trata de un posicionamiento convencional
Analizado el texto de las Escritura, en particular en lo que aparece en el Primer libro de Reyes (7, 15-21) y (7, 38-39), se concluye que la columna Jakin, se encontraba a la derecha que la columna Boaz se encontraba a la izquierda (21), desprendiéndose que la ubicación de mar de bronce, se extendería por la derecha por el lado Sur del templo (39).
En estos términos, solamente el diseño de columnas de los ritos Antiguos, con la columna J dispuesta en el lado sur, se presenta coherente con la Biblia, que es la comprensión actual entre los simbolistas REAA contemporáneos.
El Ritual de Referencia del Gran Logia de Francia de 1986, que sirvió como inspiración para el actual modelo de Cuadro de Logia de esta obediencia, introdujo cambios en cuanto a los instrumentos llevados por el recipiendario en el curso de sus viajes.
Por lo tanto, si el primer viaje se mantiene mallete y el cincel, en los posteriores el Aprendiz llevará sucesivamente, la regla y la palanca, la plomada y el nivel y la escuadra completando el quinto viaje con las manos libres, tal y como era practicado anteriormente.
Las interpretaciones de los tres primeros viajes, así como el último, sigue siendo iguales mismo, pero el viaje cuarto pasó a referirse a los grandes iniciados (Moisés-Pitágoras-Sócrates-Jesus-Koung-Fou-Tseu).
La Estrella Flamígera, en este Ritual, vino a representar simultáneamente al Supremo Arquitecto del Universo y al Iniciado Perfecto, asumiendo un perfecto bivalente sentido de trascendencia y de la inmanencia.
Cada una de las cinco puntas de la Estrella fue asignada a un significado (Geometría-Gravedad-Generación-Genio-Gnosis) siendo esta interpretación procedente del Rito Francés la cual entró en el REAA, a través de la Reforma de Amiable (1887).
 [Nota del Traductor: Tal vez sería más coherente indicar que estas reformas vinieron de la presión positivista que sufría la masonería que en el caso del Gran Oriente de Francia le tocó con la Reforma Amiable, pero como esta reforma afectó a otra Obediencia como la Gran Logia de Francia tal y como nos dice el autor Atención la Grande Logia de Francia es de 1896 – antes los rituales eran del Supremo Consejo de Francia]
Todos estos factores conducirán a un elaborado modelo de Cuadro de Logia asociado a este Ritual, que es sustancialmente diferente de los anteriores, y que sigue siendo actualmente utilizado en esta Obediencia (Gran Logia de Francia)
Figura 6 Cuadro de Logia de Compañero, Gran Logia de Francia, 1968
Este panel pretende integrar gráficamente, la disposición de la Logia de Compañero y los símbolos del grado y el camino iniciático que configura de este modo:
-El Cuadro es representado exterior rodeada por un cerco abierto en el Occidente, que representa la Logia, en la que el Aprendiz ha entrado.
-En este cuadro, el recuadro es representado por una cuerda, abierta al Occidente y dotada con cinco nudos del amor. La cuerda se reviste de la misma interpretación asumida ya en el primer grado, el número de nudos refleja la edad de Compañero en contraposición a los 12 nudos de la cuerda del Cuadro de Aprendiz posando, así como del macrocosmos al microcosmos, es decir, lo que está encima como para lo que está debajo.
-Penetrando en el hueco, encontramos una escalera que se apoya sobre el Pavimento Mosaico. Es el camino iniciático que se superpone el binario, lo domina y lo subyuga.
-La escalera comienza con tres escalones alineados verticalmente, seguidos por un paso atrás a la derecha y coloca otra vez en el paso de la alineación original. Esto es una clara alusión a los pasos del Compañero, y representa el cuarto grado lo paso a la derecha «Pas de Côté».
-Al subir esta escalera, y cuando sale de su alineación original, el compañero encuentra la representación de una espiga de trigo, en una clara referencia a la palabra de pase de este grado, que le permite caminar a través de las columnas y entrar en el templo.
-La coronación de los cinco escalones de la escalera aparecen representados dos pasos más, en el tablero, en forma de inglete a la izquierda. El mismo deseo de anticipar la cámara del Medio que se materializará en grado subsiguiente. Esto es una clara influencia de la los Cuadros de Logia anglosajones, cuando se consagra en Compañero que recibe su salario en la cámara del Medio, ubicado en un piso superior al lado de la columna existente B, que tiene acceso por una escalera de caracol. Esto no es, sin embargo, compatible con la tradición REAA , en el que los Compañeros reciben su salario junto a la columna J.
-Las columnas se presentan con la disposición de los Antiguos, como es tradicional en el REAA.
-Las esferas que coronan las columnas fueron invertidas, en este Cuadro de Logia. Así, la Esfera Celeste está sobre la columna B y la Esfera Terrestre se superpone a la columna J, para que estas se presentasen coherentes con los números de nudos de las cuerdas asociadas a los dos primeros Grados, identificando así el Macrocosmos con el grado de Aprendiz entrado y el microcosmos con el grado de Compañero.
-Las tres ventanas aparecen, en este cuadro, con distribución idéntica a la adoptada en primer Grado
-El Cuadro de Logia contempla los instrumentos relacionados con la construcción que son transportados en los viajes, apareciendo el mallete y el cincel al lado de la columna B, la regla y la palanca en la parte superior de la escalera, y el nivel y la plomada justo un plano superior.
-La Piedra Bruta ha desaparecido de este Panel, se entendiendo que ha sido comunicado en el grado de Aprendiz e, esta idea defendida anteriormente por Jules Boucher, en su libro «La Symbolique Maçonnique», 1948.
-Lo mismo pasó con su tabla para trazar, considerado como un símbolo del tercer grado. Cabe señalar que anteriormente había sido criticada la comprensión ahora adotada tanto por Oswald Wirth como por Jules Boucher, en la medida que si es una competencia de los Maestros Masones concebir el diseño y los planos, los Aprendices y los Compañeros deben aprender a interpretarlos, y ser capaces de realizarlos, y como tal no está desprovisto de sentido la presencia de este símbolo en los Cuadros de Logia en los primeros dos grados.
-La Piedra Trabajada permanece, en su forma cúbica, en consonancia con la posición previamente defendida por Oswald Wirth.
En un plano superior se puede encontrar las tres grandes luces (Escuadra+ Compás + Libro de la Ley), sobre el cual se sobreponen, las dos luminarias (el Sol y la Luna).
-En el centro y superando a todos los elementos, se encuentra representando el símbolo-llave de grado, la Estrella Flamígera, que contiene la letra «G», por lo que su descubrimiento es todo un objetivo en la vía trazada por el Cuadro de Logia.
El resultado de la diversidad simbólica existente entre los diversos ritos masónicos simbólicos, en otros sistemas, los Cuadros de Logia asumen sustancialmente diferentes los aspectos considerados como tradicionales en el REAA.
En el Rito Francés «Groussier», aunque el Cuadro de Logia deja de ser un elemento indispensable en la decoración del templo, o incluso recomendado, el GOdF en su Ritual de Referencia 6009 incluye un tipo de plantilla para el Cuadro de Logia para que este sea seguido por lo menos en el trabajo simbólico de las logias.
El dicho Cuadro es casi idéntico al utilizado en el primer Grado, difiriendo sólo en el número de escalones representado, que pasa de tres a cinco, y en la sustitución del Delta Radiante por la Estrella Flamígera.
En este Panel el número de nudos de la cuerda sigue siendo doce, en alusión a la universalidad de la Cadena de Unión de la Francmasonería, y la Piedra Tallada continúa siendo representada en su forma cúbica en punta.
Siendo el Rito Francés un sistema ritual en el cual la construcción asume un papel central, la piedra cúbica puntiaguda se entiende como el cierre de la cúpula del edificio del templo, que es el último trabajo que el Compañero es llamado a realizar antes de acceder a la maestría.
Otro punto a destacar que este Cuadro de Logia no es orientado, puesto que en este rito no hay ritual iniciático espacio de sacralización, siendo apenas el tiempo mítico en el cual se desarrollan los trabajos.
Figura 7-Cuadro de Logia de Compañero del Rito Francés «Groussier» Gran Oriente de Francia, 2009
En Inglaterra el uso de los Cuadros de Logia se fue extendiendo después de Act of Unión de 1813, teniendo los modelos- hoy todavía usados en los Ritos anglosajones, que fueron pintado por famosos retratistas del siglo XIX y XX como John Harris (1791-1873) o Josiah Bowring (1757-1832).
Estos Cuadros de Logia, se caracterizan por ser dibujados en perspectiva, que representan escenas alegóricas que exprimen el simbolismo del Grado, abundan los colores utilizados. La interpretación respectiva se encuentra en los discursos de algunos de los rituales de los «Workings», como es el caso de Emulación.
Figura 8 – Cuadro de Logia de Compañero, Ritual de Emulación
En este «working», o Cuadro de Logia de Segundo Grado se representa la ruta a la Cámara del Medio, en el cual el Compañero, en ritos anglosajones, reciben su sueldo. [Nota del Traductor: A este respecto no estará demás consultar el trabajo en castellano sobre la Cámara del Medio. ¿De Compañeros o de Maestros?
Encontramos, por tanto, refleja en este Cuadro de Logia la escalera en espiral, que inicia el nivel del suelo le da acceso a un piso superior.
Las columnas aparecen rematadas por dos esferas, que denotan la universalidad de la masonería.
Entre ellas está el río Jordán y la espiga de trigo, en alusión a la palabra del Grado
.
La escalera se compone de tres secciones, la primera con tres escalones, el segundo con cinco y el tercero con siete o más escalones, refiriéndose estas cifras a los hermanos que hacen una logia perfecta. [Nota del Traductor: Se refiere no los Hermanos que componen una logia que es un tema en cierta manera más tardía, sino al número de escalones por los cuales se accedía a cada grado. Hay que tener en cuenta que hay Cuadros de Logia que solo expresan 5 escalones, en tanto que todavía no estaba implementado el 3º Grado.] En el Ritual del “Emulation” en la descripción del Cuadro 2º Grado se encuentra la interpretación que ha escrito
Estos números de pasos simbólicos refieren tanbien a los tres Salomón, Hiram de Tiro, Hiram Abiff, a las cinco órdenes de arquitectura y las siete artes liberales.
Una vez llegado a la Cámara del Medio, el Compañero era confrontado ante la letra «G», que representa el Supremo Geometrista del Universo «a quien tenemos que someter, y al que debemos obedecer alegremente” tal y como refleja el texto del Ritual en la línea teísta del rito.
En el Rito de Adopción, a través de la cual comenzaron a ser iniciadas las mujeres en el siglo XVIII, el contenido simbólico se basa, esencialmente, en varios temas del Antiguo Testamento.
Los Cuadros de Logia el Segundo Grado de este rito son significativamente diferentes de los ritos vinculados a los hombres, más centrados en la construcción del Templo de Salomón. Los Cuadros de Logia de la masonería de Adopción hacen alusión a los temas de la Compañera Masona, como la tentación de Eva por la serpiente y la caída del jardín de Edén.
Figura 9 Cuadro de Logia de Compañera, Rito de adopción. XVIII
Finalmente cabe señalar que los Cuadros de Logia del Rito Escocés Rectificado, que obedecen a las directrices contenidas en los rituales de Willermoz, 1782, son los que más reflejan la práctica ritual del siglo XVIII.
Figura 10 Cuadro de Logia de Compañero RER. XX
El Cuadro de Logia del Compañlero del RER difiere el Aprendiz sólo por la letra B, que se evidencia en el centro del eje de la columna del Mediodía mostrando en todo lo demás la misma simbología y distribución.
Por otro lado en el RER existe todavía el Cuadro de Grado, colocado enfrente, en el altar de la Venerable.
El Segundo Grado, subordinada al lema «Dirigit Obliqua», representado en la Piedra Tallada, con geometría cúbica, sobre la cual se sobrepone una Escuadra.
En el Segundo Grado Rectificado en gran medida da las noticias de la tradición masónica francesa más antigua, en la cual los viajes son reducidos a tres, perdieron todo su significado, enfocándose en la simplicidad del Despojamiento de los Metales (plata-bronce-hierro).
El Compañero Rectificado se le indica que el hombre debe librarse de las impurezas gruesas, si desea tener acceso a la vida del espíritu, siendo análogo ese despojamiento con el trabajo sobre la piedra.
La Piedra Pulida del Cuadro de Logia representa el trabajo en sí mismo, siendo verificado por los maestros, representados a través de la Escuadra.
Este Cuadro de Logia es dibujado siempre en blanco sobre un fondo negro, en analogía con el contenido del prólogo del Evangelio de Juan, según que «la luz brilla en la oscuridad, pero la oscuridad no la ha entendido».
Figura 11 – Cuadro de Grado de Compañero, RER. XX
Además de contener los símbolos del grado, el Cuadro de Logia de Compañero, es por sí solo un símbolo, que lleva en el REAA, un papel indispensable, como ha ocurrido en el grado anterior.
Como «Caja de herramientas» para apoyar el trabajo de los Compañeros, el Cuadro de Logia se reviste de una riqueza pedagógica muy grande, permitiendo una reflexión simbólica muy útil, posibilitando que cada uno va añadiendo su contribución a las primeras letras, que los hermanos que anteriormente ya circularon en el uso de la palabra, habían dado.
De todo lo expuesto, concluimos que el Grado de Compañero del REAA, de lo cual su Cuadro de Logia es un reflejo, fue ganando con el tiempo, su propia identidad, que asociado a una gran riqueza simbólica, construida a expensas de múltiples fuentes de sincretismos y un alto sentido de humanista expresa las influencias de diversas corrientes filosóficas, algunas de ellas con sentidos bien antagónicos.
Tales sistemas para el Compañero Escocés, es un curso integral que vuelve a enlazar a la columna de Pitágoras con la de Hermes, basado, por lo tanto, sobre la base de espíritu racionalista y al mismo tiempo Espiritualista
Después de trabajar la Piedra Bruta, se adquiere, en este paso, las herramientas simbólicas y los medios de conocimiento, que le permitirá construir su Templo y se tornar a esa Estrella, que subraya la elevación humana a un plano superior, reuniendo a sí, lo que está encima igual que lo que está abajo, flameando el Amor para esta humanidad, en cuya Gran Obra de Construcción aquí y ahora, somos llamados a ser Piedra Tallada.
Tal es la riqueza y la importancia del grado de Compañero en la masonería escocesa, que reflejado en la historia de sus representaciones iconográficas, se presenta con un mensaje fundamental, que permite hacer de nuestra visión de masones contemporáneos, en una visión que se encuentra, mediante la comprensión de la cadena iniciática subyacente, y el corpus simbólico y esotérico que lo viene sosteniendo.
 
Joaquín Grave dos Santos

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
· -Anónimo «L’ordre des francos masones trahi et le Secret des Mopses revelé», París, 1745;
· -Anónimo «El libro de texto de la Francmasonería», Reeves y Turner, Londres, 1870;
· -Berteaux Raoul «La Symbolique au grado de Compagnon», Edimaf, París, 2012;
· -Jules Boucher «masónica simbólica», «encuentros con hombres notables, São Paulo, 1979;
· -Claude Antoine Vuillaume, «Manuel Maçonnique o Tuilleur de tous les rites de Maçonnerie pratiqués en Francia, Hubert, París, 1820 y 1830;
· -Colectiva «Diderot de la Franco-maçonnerie», Le Livre de Poche, París, 2002;
· -Roger Dachez y Jean-Marc Pétillot «Le Rite escocés Rectifié», PUF, París, 2012;
· -Roger Dachez y Bauer Alain «Les ritos Maçonniques anglosajones», PUF, París, 2011;
· -Gabanon Leonard «Catechisme des francos masones», París, 1744;
· -Guérillot Claude «Les trois premiers degrés du Rite Écossais Ancien et Accepté», Guy Trédaniel Éditeur, París, 2003;
· -Guigue Guigue «La formación Maçonnique», de Christian, París, 2010;
· -Harvey Percy John «Anatomie des Tableaux de Loge sous leurs formes symboliques et allégoriques», Dervy, París, 2011;
· -Hérault, «Recepción d’un Frey-masón», París, 1737;
· -Jardin «Voyages dans les Tableaux de Loge», Jean-Cyrille Godefroy, Dominique, París, 2011;
· -Mainguy Iréne du troisième millénaire de La Symbolique maçonnique «, Éditions Dervy, París, 2006;
· -Ludvic Marcos «Histoire Illustrée du Rite Français, Éditions Dervy, París, 2012;
· -Mondet Jean Claude «La Premiere Lettre: Le Compagnon Ecossais masón», ediciones du Rocher, París, 2006;
· -Pierre Noel «rejillas de Les Bleus du Rite Écossais Ancien et Accepté», Télètes Éditions, París, 2003;
· -Ragon Jean-Marie Collignon de «Ritual du Compagnon grid», Libraire Éditeur, París, 1860;
· -Ritual «Luquet», 1745;
· -Ritual «Marqués de Gages», 1763;
· -Ritual «Duque de Chartres», 1801;
· -Ritual «Régulateur du Mason», 1801;
· Rituales – RER, 1782;
· -Ritual «Guide des Ecossais masones», 1804;
· -Referencia rituales AASR GLdF, 1886, antes de 1950, 1986;
· -Referencia GOdF Ritual del rito francés Groussier, 2009;
· -Rocchi Giorgio «y del marco liturgia Importanza di Loggia», 2013;
· -Teissier «Manuel Général de la Maçonnerie», París, 1856;
· -Villant Jean-Claude «De uso du tapis de Loge», París, 2011;
· -Wirth Oswald «La Franc-Maçonnerie rendue inteligible a ses adeptes Le Compagnon», Éditions Dervy, París, 2007

Trabajo de Traducción y Notas  de Victor Guerra, con la autorización del autor  del trabajo publicado: Joaquín Grave dos Santos de la   Respetable Logia Fiat Lux  del  Grande Oriente Lusitano (Portugal)

http://ritoescocesantiguoaceptado.blogspot.com/

Anuncios