La Autonomía Ilimitada de las Logias

Resultado de imagen para foto de logia masonica

Aunque desprovista de todo poder regulador, la Francmasonería francesa no dejó por eso de desplegar sus potencialidades latentes, buenas o malas. La Gran Logia no había ejercitado antes más que un simulacro de autoridad. En 1755 había renunciado a llamarse inglesa para llamarse solamente Gran Logia de Francia.

Este cambio de título coincidió con una revisión de los estatutos de la Orden. El texto que se adoptó estipula en su artículo 23 que sólo los Maestros de Logia y los “escoceses” tendrían el derecho de permanecer cubiertos. Los Maestros escoceses recibieron además la misión de inspeccionar los trabajos de las Logias en caso necesario (artículo 42).

Esto trajo por consecuencia para los “escoceses” un cambio completo de actividad. Rechazados en 1743, sus pretensiones fueron reconocidas y legitimadas oficialmente doce años más tarde, debido a que en ese lapso su prestigio creció tanto como disminuyó el del Gran Maestro. Se les creía capaces de remediar los abusos contra los que no habían dejado de agitarse.

No pudieron, desgraciadamente, hacer otra cosa que velar por escrupulosa observancia de las formas rituálicas, sin lograr que ciertas Logias fueran más severas en materia de reclutamiento. Una especie de concordato tácito se había establecido entre ellos ylos Maestros de Logias, cuya mamovilidad debían respetar. Y era, precisamente, esta inamovilidad la fuente de los peores escándalos.

Hay que hacer notar, que durante la suspensión forzada de los trabajos de la Gran Logia, algunos hermanos revoltosos no tuvieron escrúpulos para usurpar su título y actuar en su nombre. Fue así como a principios de 1768, la Gran Logia de Inglaterra recibió una proposición para entrar en correspondencia regular con la Gran Logia de Francia. Sin cuidarse de informarse debidamente, se creyó en Londres que se podía aceptar esa iniciativa sin concebir la menor sospecha de subterfugio.

En realidad, a partir de 1767, sólo una apariencia de cohesión unía a las Logias francesas. La mayoría no quería ocuparse de sí misma, cada una practicaba el Rito que Oswald Wirth – El Libro del Aprendiz 30 quería adoptar y muchos Talleres se llamaron “escoceses” porque este vocablo cubría todas las fantasías. Consagraban la independencia de las Logias que habían roto con las reglas y tradiciones de la Masonería llamada “inglesa”.

Tomado del Oswald Wirth – El Libro del Aprendiz. 1894. Pág. 29

Imagen de https://www.google.com/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .