ROMPER CON TODO

Romper con todo

por Isra Garcia

Es imprescindible romper con todo, aunque sea tan solo por unos días.

Es necesario para:

• Pensar y actuar con claridad.

• Diferenciar entre trabajo importante y trabajo prescindible.

• Poder desarrollar mejor tu arte (especialidad / talento)

• Desconectar tu racionalidad y conectar con tus emociones.

• Seguir motivado e inspirado a largo plazo.

• Lograr la ultraproductividad y sentir que eres dueño de tu tiempo.

• Darte cuenta de las cosas que no ves cuando no te detienes a apreciar el viaje.

• Encontrar un equilibrio entre los extremos.

En ocasiones confundimos disciplina, éxito, mérito y felicidad con:

• Estar siempre disponible.

• Amasar cosas.

• Trabajar, trabajar, trabajar y trabajar sin parar.

• Poner horas y horas y horas, aunque el sentido y/o enfoque se esté perdiendo.

• La inhabilidad a tomar perspectiva sobre el camino recorrido.

• Una resistencia a ver el mundo que no estás viendo.

• La poca (o nada) voluntad a comprometernos con lo simple.

• El apego a una vida material. A la ciudad.

• Desviar la mirada cada vez que tenemos que escarbar dentro de nosotros mismos.

• Poseer la publicación en Facebook que más “compartidos” y “corazones” tenga.

• Reunir cientos de miles de seguidores e Instagram.

• Ser un yotuber o un blogger excesivamente popular.

• Mentir a nuestro “yo” cada noche sobre por qué hacemos lo qué hacemos y quien somos en realidad.

• Políticas, estructuras, empresas, economías, productos o servicios.

• Ser un/a estirado/a.

• Complacer y obedecer.

Bien, una vez lo ves de esta manera, está bastante claro que ninguna de estas cosas son signo de triunfo. De hecho son síntomas de estrés, agobio, ansiedad, descontrol y exigencia radical. No hay descanso, no hay tiempo para lanzarte a un vacío de nada y estar unos días en caída libre dentro de tu propio vacío. Falta esa desconexión pura y total que todos necesitamos cada no mucho tiempo. Fatla romper con todo.

Burning Man 2016 – romper con todo

Esta fue mi desconexión. 9 días sin Internet, sin “mi vida y mi trabajo”. Fue la culminación a la aventura Live the Possibility. Cuando acabó Burning Man y volví a conectarme a la mejor versión de mí mismo, suficiente para lo que tuviera que hacer, soportar, venir, pasar, recibir o luchar.

No fue por Burning Man, claro que no. Sí es cierto que las circunstancias, el contexto y la cultura ayudan mucho. Es más una elección (volvemos a la elección), la de desaparecer y estar contigo mismo. Así es como tomé mi segunda vez en el desierto de Black Rock City. Armado con una GoPro grabé momentos de forma muy amateur.

Una vez cada 6 meses desaparece, rompe con todo durante 3, 4, 8 o 10 días, los que puedas. Esfúmate por completo, en Burning Man, en tu casa, en un albergue rural en la montaña, en el desierto, en Japón o en Muro de Alcoy. Haz cosas que no tengan nada que ver con lo que haces a diario. Restrinje cualquier contacto con el trabajo o con Internet. Crea el estilo de vida que más te apetezca para esos dias. Cuando vuelvas, estarás con la carga de poder (mental, físico, espiritual y emocional) al máximo. Esto es alto rendimiento. Esto es Ultraproductividad. Es necesario, por tu bien.

http://www.grandespymes.com.ar/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s