Tecnología hídrica israelí ayuda a saciar la sed de los californianos

California, el estado más poblado de Estados Unidos, ha salido de una sequía implacable de años con ayuda de expertos israelíes en tecnología hídrica.

California enfrentaba su segunda sequía intensa en diez años cuando el gobernador Jerry Brown dirigió su atención a Israel. “Hay mucho para aprender, mucho para compartir”, señaló Brown al anunciar un acuerdo en 2014 con el primer ministro israelí para cooperar en la conservación del agua.

Zonas circulares de cemento rodeadas de caminos, árboles y agua (© AP Images)
El diseño de la Planta Desalinizadora de Carlsbad se basa en una filial de la firma israelí IDE Technologies. (© AP Images)

Lazos agrícolas

Uno de los ejes de esta asociación es la Planta Desalinizadora de Carlsbad, ubicada en San Diego, que produce agua potable y segura a partir de agua de mar. Una compañía israelí terminó el proyecto en diciembre de 2015, y actualmente la planta suministra agua a más de 300.000 californianos.

Tanto California como Israel son importantes productores agrícolas. En California, el 80 por ciento del agua dulce del estado ayuda al cultivo de sus famosos aguacates, cítricos, almendras, uvas y pistachos. En la mayor parte de las tierras agrícolas de Israel, se utiliza la “irrigación por goteo” hipereficiente, que mejora el rendimiento de los tomates y las aceitunas, incluso en el desierto del Néguev.

En la actualidad, Israel proporciona ayuda al estado de California para construir sistemas hídricos que puedan hacer frente al próximo período de escasez de agua y evitar que se dañen los cultivos.

Científicos israelíes y californianos trabajan juntos para desarrollar insecticidas que no perjudiquen el medio ambiente y para mejorar el proceso de elaboración del vino.

Una historia de conservación

La nación israelí conoce lo que es la escasez de agua. Sin embargo, en 2014, el país, cuya población es de 8,3 millones de habitantes, llegó a ser autosuficiente en materia hídrica gracias a una estrategia de varios componentes:

  • Desalinización: Al convertir el agua de mar en agua potable, Israel transformó el déficit de agua en un excedente. El 55 por ciento de los israelíes ahora beben agua potable procedente de las plantas de desalinización.
  • Reciclaje de aguas residuales: Israel fue de los primeros países en utilizar un método de purificación de aguas residuales para usarlas en la agricultura. En la actualidad, Israel recicla cerca del 90 por ciento de sus aguas residuales.
  • Irrigación por goteo: El científico Daniel Hillel popularizó esta técnica agrícola, que mantiene el crecimiento de los cultivos con un goteo constante del agua necesaria.
  • Conservación: Las duchas y los inodoros de bajo consumo aseguran la conservación del agua en los hogares.

Según las Naciones Unidas, la escasez de agua afecta al 40 por ciento de la población mundial. Israel brinda capacitación sobre irrigación y gestión de recursos hídricos a sus vecinos palestinos y jordanos, así como a 100 países en desarrollo.

“Si pudimos superar nuestros problemas de agua en Israel y Oriente Medio, es posible hacerlo en casi cualquier otro lugar del mundo”, afirmó Eilon Adar, profesor de la Universidad Ben-Gurión del Néguev en una entrevista con el servicio de noticias en línea ISRAEL21c.

https://share.america.gov/es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s