7 PRINCIPIOS (BREVES Y EFECTIVOS) PARA LA GESTIÓN DE EQUIPOS  

7 principios (breves y efectivos) para la gestión de equipos

Si tu tarjeta de visita pone que eres manager, director, jefe o responsable de algo, es que realizas el trabajo más difícil y también más apasionante del mundo: dirigir, liderar, inspirar y, asimismo, responsabilizarse para bien y para mal de los resultados de un equipo.

Un equipo es un conjunto de personas (más o menos) organizado, que se esfuerza (más o menos) en conseguir un objetivo (más o menos) en común. Uso la expresión “más o menos” sin ningún cinismo, sencillamente porque el grado de organización, la implicación de los equipos y la alineación con los objetivos de una compañía son variables que dependen de un sinfín de factores, como las competencias, la experiencia de las personas, el sistema de comunicación, los recursos, los valores corporativos, la formación, la historia en el mercado, los aciertos y errores, el azar… (por nombrar solo algunos). Estas variables hacen que cada equipo sea único e irrepetible y, que además, evolucione con el tiempo (bendita sea la capacidad de evolución del ser humano que felizmente lo complica todo)

En todo caso, si tu tarjeta de visita lleva uno de estos títulos, tres grandes deducciones se imponen:

1.    Es bastante probable que no eligieras personalmente al 100% de tu equipo.

2.    Es altamente probable que (tú con ellos, y ellos entre ellos) no tengáis demasiadas cosas en común salvo el trabajo.

3.    Y es casi seguro que no eres del agrado de la totalidad de tu equipo.

Si no habías pensado en estos puntos, no te preocupes, es común a todos los equipos, inclusive a los mejores. Por lo tanto no representan un verdadero hándicap, las cartas son las mismas para todos y sacar lo mejor de tu equipo dependerá de tu habilidad como directivo.

Aquí tienes 7 principios breves y de fácil implementación que te pueden ayudar a mejorar tu gestión de equipo:

1.    Pon emoción en el trabajo:

Y la mejor manera es empezar el día con un “buen día, ¿qué tal estás?” atento y franco. Luego, reta, desafía, inspira, ilusiona, motiva, resalta la utilidad de su trabajo, más allá del beneficio de la compañía, para la sociedad, colectividad, humanidad… Las emociones generan acciones, tenlo en cuenta.

2.    No toleres injusticias por pequeñas que sean:

Las pequeñas injusticias de hoy son las guerras del mañana.

3.    Procura que el trabajo sea divertido:

El trabajo no es una maldición bíblica. De hecho, los resultados más espectaculares se obtienen cuando la gente juega y disfruta en sus puestos de trabajo.

4.    Make it easy!

Hazte cazador de normas obsoletas, de sistemas de trabajo estúpidos, de burocracia inútil y de reglas que nadie entiende.

5.    Festeja los logros, por pequeños que sean:

Obsesiónate por pillar a tu gente haciendo las cosas bien. Celebra, recompensa con una palmadita en la espalda, un café gratis, un elogio público, o un sencillo “buen trabajo, Antonio/a”.

6.    Ten informados a todos los miembros del equipo:

Comparte resultados, recursos, explica objetivos, tácticas… de forma regular.

7.    Equivócate (de vez en cuando) pero sé decidido:

Los directivos se equivocan más por no tomar decisiones que por tomarlas. Además, un líder pierde legitimidad si no es capaz de asumir riesgos. Reconoce y corrige tus errores, pero decide, es lo que se espera de ti.

Fuente: https://excelencemanagement.wordpress.com/2017/05/19/7-principios-breves-y-efectivos-para-la-gestion-de-equipos/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s