Cómo superar la pérdida de algo importante (pareja, empleo, etc.)

Martin Barraud / Getty Images
Martin Barraud / Getty Images

Perder algo o alguien muy importante para nosotros suele ser a menudo la causa de una depresión. Por supuesto, no todas las personas que se enfrenten a una pérdida de este tipo acaban desarrollando una depresión pero, en cualquier caso, las pérdidas son siempre difíciles de afrontar y algunas personas pueden quedarse atascadas en ellas durante mucho tiempo, sin llegar a superarlo del todo.

La reacción ante una pérdida

Si tu pareja te deja, te quedas sin trabajo, pierdes tu ciudad y amigos a consecuencia de una mudanza o pierdes algo más abstracto, como prestigio, aceptación de los demás o cualquier otra cosa que sea especialmente importante para ti, es normal que aparezcan una serie de reacciones y sentimientos como los siguientes:

– Tristeza y abatimiento. Son sentimientos que aparecen al vernos privados de algo que deseábamos y nos hacía felices.

– Culpa. La culpa se produce cuando piensas que eres responsable de lo sucedido, que no hiciste lo que debías, que cometiste errores…

– Ira. La ira aparece cuando te centras en otras personas y las haces responsables de lo sucedido o de algunos aspectos de lo sucedido. Junto con la ira pueden aparecer también emociones de resentimiento o deseos de venganza.

– Obsesiones. Se trata de pensamientos que inundan tu mente con más frecuencia de la que desearías y que guardan relación con tu pérdida. Pueden ser pensamientos sobre acontecimientos acaecidos (como una determinada conversación), pensamientos tratando de encontrar respuestas, pensamientos sobre algún daño o humillación vivido (por ejemplo, darle vueltas al modo insultante como te despidió tu jefe), etc.

En definitiva, las emociones que experimentes pueden ser diversas e ir variando a lo largo del día. Por ejemplo, en un momento dado sientes tristeza y poco después sientes una ira intensa. Esto dependerá de a qué aspecto de lo sucedido estés prestando atención en cada momento.

¿Qué puedes hacer?

1. Analiza lo sucedido y pon por escrito lo que hiciste bien y lo que hiciste mal.

Esto te ayudará a ser más objetivo respecto a tus errores y poder aprender de ellos. Pregúntate. ¿En qué me equivoqué? ¿Qué debería haber hecho diferente? ¿Qué tendré que cambiar la próxima vez para obtener un mejor resultado? Y pregúntate también: ¿Qué cosas hice bien? ¿De qué aspectos puedo sentirme orgulloso a pesar de todo? Por ejemplo, si has perdido a un animal que criaste y quisiste durante años, puedes sentirte orgulloso pensando que lo trataste bien y que no tendría nada que reprocharte si aún viviera y pudiera hablar. Y si has cometido algún error en su cuidado, puedes proponerte no cometerlo nunca más en el futuro con cualquier otro animal del que te responsabilices.

2. Cambia tu perspectiva. Intenta ver las cosas desde diferentes puntos de vista; no te quedes con la primera interpretación que pase por tu mente como si fuera la única válida. Pregúntate: ¿hay otros modos de ver todo esto? Por ejemplo, tal vez veas la pérdida de un trabajo como una terrible tragedia pero ¿y si fuera una oportunidad para hacer algo mejor? Verlo desde esta perspectiva puede cambiar por completo tu estado de ánimo y tu motivación y llenarte de optimismo y esperanza. Hay muchas formas de interpretar las cosas que nos suceden y cada una de ellas nos hará sentir de un modo diferente y nos llevará a actuar de modos muy diferentes. Por tanto, busca y elige bien la interpretación que deseas darle a tu realidad porque esa interpretación puede moldear tu futuro de un modo u otro.

3. Habla con otras personas. Pídeles su opinión, escucha sus puntos de vista o sus consejos. Es posible que muchas de las cosas que te digan no te sirvan de ayuda pero ten en cuenta que puede bastar un único buen consejo para cambiarlo todo, así que vale la pena escuchar. Además, a veces no es necesario que los demás te ayuden con consejos o te solucionen tu problema. Puede bastar con que estén ahí y te hagan compañía o te sirvan para pasar un rato agradable y para recordar que tienes gente que se preocupa por ti.

4. Ten cuidado con las obsesiones. Si le estás dando más vueltas de las que deberías, echa un vistazo a estos artículos. Te ayudarán a manejar las “rumiaciones” y a usar tu pensamiento de un modo más constructivo:

5. Hazlo todo con mindfulness. Echa un vistazo al artículo Vivir con mindfulness Para saber más de este tema.

http://motivacion.about.com/od/superacion/fl/Coacutemo-superar-la-peacuterdida-de-algo-importante-pareja-empleo-etc.htm?utm_campaign=espanolsl&utm_medium=email&utm_source=cn_nl&utm_content=10128546&utm_term=bouncex12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s