El Estado en la economía

J.M. Keynes: el Estado en la economía

Pero en el XX, sobre todo tras la Gran Depresión de los años treinta, el Estado pasó a ser protagonista indiscutible de la vida económica.

F. Cabrillo (Vicepresidente Civismo)
Expansión , 27 de julio de 2017

Si algo distingue el mundo de nuestros días de épocas pasadas es el gran crecimiento experimentado por los países de Occidente, que ha producido una espectacular mejora del nivel de vida de sus habitantes hasta cotas inimaginables hace no mucho tiempo. Determinar las causas de este enriquecimiento ha constituido una de las preocupaciones fundamentales de los economistas desde los orígenes mismos de su ciencia. Pronto se comprobó que los recursos naturales, la primera razón intuitiva del fenómeno, no podían explicarlo adecuadamente.

Y se observó que el origen del crecimiento estaba, más bien, en factores como el capital humano y, sobre todo, ese conjunto de leyes e instituciones que conocemos con el nombre de capitalismo. Pero ¿qué forma deberían adoptar tales instituciones? En el siglo XIX existía la idea de que el libre mercado y un sector público reducido constituían la mejor fórmula para conseguir la prosperidad. Pero en el XX, sobre todo tras la Gran Depresión de los años treinta, tal principio fue puesto en cuestión y el Estado pasó a ser protagonista indiscutible de la vida económica.

Uno de los intelectuales que más influyeron en esta transformación de la política económica fue, sin duda, John Maynard Keynes. Keynes nació en Cambridge en 1883 y su vida estuvo estrechamente ligada a la universidad de su ciudad natal. Pero su biografia y su obra fue mucho más compleja que la de un profesor universitario estándar. Hombre de negocios, asesor de gobiernos, escritor, mecenas de las artes, fue siempre un hombre crítico de la sociedad de su época. Y su visión iconoclasta destacó, ante todo, en su intento de reformar la teoría económica, que plasmó, básicamente, en su libro más importante: Teoría general del empleo, el interés y el dinero, publicado en 1936 y escrito en los años de la depresión.

No es casualidad que Robert Skidelskv titulara el segundo volumen de su extensa biografía de nuestro personaje El economista como salvador. Poca duda cabe de que el propio Keynes se vio a sí mismo como tal; y para algunos de sus discípulos se convirtió realmente en un nuevo Mesías. La economía pasaba así a ser como la Biblia, en la que existía un “antiguo” y un “nuevo” testamento, con la obra de Keynes como punto de ruptura. Todavía resulta fascinante leer el brevísimo primer capítulo de la Teoría general, en el que su autor divide prácticamente a los economistas en dos grupos, uno integrado por cuantos defendían la vieja teoría clásica -equivocada, naturalmente- y el otro constituido por él mismo. Y este enfrentamiento con lo que pasó a considerarse la vieja ortodoxia se acentuaría en los años siguientes. De acuerdo con esta interpretación, con la Teoría general no sólo surgía un nuevo modelo teórico; nacía también una visión distinta de la política económica, en la que el equilibrio presupuestario y la política monetaria tradicional quedaban arrumbados en el baúl de los recuerdos y se otorgaba al Estado un papel protagonista en el control de la actividad económica.

La obra de Keynes cambió, ciertamente, la forma de entender la economía tras la Segunda Guerra Mundial; y dominó tanto el mundo académico como el político hasta que entró en crisis en las décadas de 1970 y 1980, ante el escepticismo generalizado de aquellos años con respecto a las funciones del sector público en la gestión de la economía. La primera recesión del siglo XXI ha hecho que algunos vuelvan hoy a reivindicar su doctrina. Pero somos aún bastantes los economistas que pensamos que su herencia sigue teniendo sombras… demasiadas sombras.

https://www.civismo.org/es/articulos-de-opinion/jm-keynes-el-estado-en-la-economia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s