Estrategias fundamentales para organizar tu vida…

Estrategias para organizar tu vida Seguramente que cuando piensas en organizar cualquier cosa desde tu guardarropa hasta tus finanzas personales, sientes mucha ansiedad, es muy probable que hayas hecho intentos de hacerlo pero se te siguen escapando.
Te deshaces de una pila de papeles solo para encontrarte con que hay otra que se está formando. Haces limpieza en tu clóset pero de alguna manera las cosas que no necesitas o no utilizas se las arreglan para volver a él.

Es de admirar las personas que logran el sistema necesario para mantener el orden a su alrededor, es una habilidad que nos evade por lo que me animé a escribir este artículo.

No es que no tengas la habilidad, porque lo más seguro es que sí eres organizado en alguna área de tu vida. El problema es que no estás transfiriendo esa habilidad que si tienes en un área de tu vida, a todas las demás. Aquí te comparto algunas estrategias para conseguir organizar todas tus áreas:

CUANDO HACER LIMPIEZA TE INTIMIDA
Organizar no significa confinarte o forzarte a que te conformes con algo de lo que tienes y deshacerte de algunas cosas, es realmente una manera de liberarte para que puedas hacer todo lo que desees porque es un escape para que alcances tus metas. Concentra tu mente en esta perspectiva para que no te sientas intimidado a la hora de organizarte.

ALIMENTA TU CEREBRO PARA ENFOCARTE
Para que te organices en todos los niveles (tus pensamientos, tu agenda, tus cosas), necesitas pensar claramente. Pero para hacer eso, tu cerebro tiene que operar bajo circunstancias óptimas. Si estás distraído y estresado, en medio de la locura y cansado, entonces la parte de tu cerebro que hace la organización no puede hacer su trabajo.

La energía del cerebro viene del ejercicio, de la alimentación y el descanso. La energía física y emocional del cerebro es lo que se llama “domar tu locura”, que es como puedes manejar las emociones negativas, de una manera que las puedas relajar cuando se trata de enfocarte. El ejercicio aumenta el fluido de la sangre a esa región del cerebro, y es lo mismo con la alimentación, el cerebro no tiene energía guardada por lo que necesitas un fluido constante de azúcar en la sangre, que viene del balance correcto entre las grasas, los carbohidratos y las proteínas. Realmente estás comiendo para darle gasolina a tu cerebro. Suficiente descanso, una dieta balanceada y ejercicio te ayudarán a enfocarte, una habilidad esencial para organizar todos los aspectos de tu vida.

DALE UN DESCANSO AL CEREBRO
Cuando haces un alto en tus actividades le das la oportunidad al cerebro para recargar para que puedas ocuparte de tu vida con nuevo vigor, claridad y propósito. ¿Cómo lo haces? Descansa tu cerebro, quítale la correa y no trates de que se enfoque, deja ir un momento descansando sin exigirle nada.

Haz algunas poses de yoga o algunos estiramientos, medita, sube y baja escaleras, lava la ropa, lava los trastes. Literalmente fluye sin ninguna restricción por lo menos una vez cada hora. Básicamente cada vez que le das un descanso al cerebro, estás haciendo una pausa para reflexionar, y entonces tu cerebro se puede poner al día. Es en el tiempo de reflexión, cuando tienes pausas y descansos, lo que te da distancia para permitir a tu cerebro que organice lo que necesitas.

En lugar de que tu cerebro compita con una lista de pendientes interminable y que parezca imposible de llevar a cabo, pausar aclara las nubes en tu mente, para que puedas identificar y organizar tus prioridades. Los 30 pendientes que tienes en tu lista pidiendo tu atención, pueden convertirse en tres o cuatro que son los que realmente debes atender en este momento. Esa es la importancia de elegir prioridades.

SE METÓDICO PARA ORGANIZAR
El acto físico de la organización puede comenzar por decidir qué áreas de tu vida son las que más lo necesitan. Digamos que es la oficina que tienes en casa la que se encuentra en caos. Divídela en proyectos individuales, discretos y funcionales. Comienza por el más pequeño que tenga el mayor impacto diario en ti, analiza después los otros proyectos y ocúpate de cada uno.

Pregúntate ¿Qué funciona y que no de tu sistema de organización?
Cual es tu motivación para diseñar un sistema y qué es lo más esencial. Cómo va a cambiar tu vida cuando este sistema haya sido aplicado. Es realmente muy importante identificar que si te enfocas en el logro de una tarea, esto te llevará a superar cada obstáculo que te encuentres a lo largo del camino.

Después visualiza cómo se verá tu sistema cuando hayas acabado. Piensa en un salón de Kinder en el que todas las cosas tienen su lugar.

UTILIZA LA FÓRMULA DEL ESPACIO
Cuando tengas las cosas juntas y listas para organizarlas, utiliza la siguiente fórmula: Elegir, limpiar, donar, guardar en contenedores y que todos sean iguales o parecidos. Al hacer este trabajo te quedará espacio libre, piensa muy bien lo que haces con él, no lo llenes por llenar, déjalo libre si no lo necesitas.

No compres contenedores hasta haber decidido con qué deseas quedarte y así saber qué es lo que necesitas. Y no solamente metas las cosas en cajas y pienses que con eso has terminado el trabajo porque te habrás librado de las cosas que no te servían o no utilizabas, pero las cosas volverán a acumularse nuevamente si te descuidas.

El otro componente de un sistema de organización es el mantenimiento programado. Nuestras necesidades evolucionan y por ejemplo, con los documentos es necesario revisar el sistema anualmente o cada cuatro meses para ver si las categorías todavía funcionan o si necesitan algún cambio. No amontones cosas en pila para atenderlo más tarde, una pila de documentos nunca desaparece, se convierte en un lugar de misceláneos en donde buscar cosas.

QUITA DE EN MEDIO LAS DISTRACCIONES
Los celulares y los medios sociales nos pueden ayudar a mantenernos en contacto y a ahorrar tiempo en algunas tareas pero también pueden ser una distracción enorme. Cuando estás revisando continuamente tu celular, no estás organizando nada y has perdido el control de tu cerebro.

Si la urgencia de revisar tu correo y los medios sociales constantemente parece imposible de resistir, imagínate un botón de pausa en tu frente que presiones cuando te sientas tentado a revisar el teléfono por quinta vez en una hora. Coloca tu dedo en tu frente y haz una pausa. Esto te ayudará a darte cuenta de tu distracción para que vuelvas a tener el control. Cuando utilizas tus manos para hacer algo como esto de presionar un botón imaginario es mucho más potente para el cerebro. Suena extraño, pero forzarte a tener una pausa te puede ayudar a resistir el impulso de revisar tanto el teléfono.

HAZ QUE TU CELULAR TRABAJE PARA TI
Un celular se puede comer mucho de tu tiempo si no tienes cuidado. Pero utilizado correctamente, también te puede ayudar a organizar tu tiempo. La alarma y el temporizador en tu teléfono te ayudarán a mantenerte en el camino correcto atendiendo tu agenda. Digamos que tiendes a llegar tarde porque te pierdes en todo lo que haces. Según planees tu día, puedes configurar una alarma que suene para ponerle final a cada actividad o que también te avise con 15 minutos de anticipación anunciando el punto final de dicha actividad.

Si eres alguien que ha estado intentando organizar y equilibrar como ocupas tu tiempo, utiliza un organizador, un calendario, una lista de pendientes, que se puedan sincronizar con tu teléfono, tu correo electrónico, con Evernote y Google Drive.

DESPRÉNDETE DE LA BASURA
Hay cosas con las que sentimos una conexión emocional como un dibujo de tu hijo, una tarjeta de felicitación, o incluso cosas que creemos que las necesitaremos “algún día”. Eso es parte de lo que hace tan difícil deshacerse de cosas porque nos conflictúa soltar lo que no necesitamos.

Para este proceso de desechar, debes identificar lo que es obsoleto en tu vida y dejarlo ir para ganar el espacio y seguir adelante con nuevas aventuras, nuevas experiencias, nuevos capítulos en tu vida. Define qué es lo que sigue cuando te sientas atorado y desmotivado.

Curiosamente cuando nos deshacemos de cosas no sabemos qué hacer con el espacio que queda. Es importante que en lugar de buscar qué cosas nuevas pueden llenar ese espacio, te tomes el tiempo para analizar si en verdad necesitas esas cosas, cuando logras esto ya no eres dependiente de las cosas que tienes y habrás separado tu identidad de ellas. No estarás desesperado por solamente mantenerte ocupado o llenar dicho espacio porque ahora habrás separado tu identidad de las cosas.

Espero que estos consejos te motiven para hacer los cambios que necesites para aprovechar mejor el tiempo y lograr tus metas más rápidamente.
Maca

Maca Hernandez
OrganízateYa!

México D: F.

http://www.organizateya.com/estrategias_para_organizar.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s