¿Es verdad que el café es malo para la tensión?

No está demostrado que el consumo habitual de café aumente la hipertensión

cafe y presion arterial, cafeina y hipertension, cafe y corazon,
 No se ha demostrado que el consumo habitual de café aumente la hipertensión arterial. Spanic | Getty Images

Una taza de café por las mañanas ayuda a muchas personas a empezar el día con fuerza, ya que puede aliviar a corto plazo la fatiga y la somnolencia. Es la bebida preferida para coronar una buena comida o un respiro perfecto para romper la jornada laboral a media mañana o por la tarde. Pero ¿es también una bebida saludable para las personas que tiene la tensión arterial alta o sufren arritmias?

¿Cómo puedo saber si el café me sube la presión?

Para ver si la cafeína podría elevar tu presión arterial, puedes hacer la siguiente prueba: bebe una taza de café o con cafeína y pasados entre 30 y 120 minutos tómate la tensión.

Si la presión arterial aumenta en cinco a 10 puntos, es posible que seas sensible a los efectos de la cafeína. Si decides cortar el consumo de cafeína, hazlo gradualmente durante varios días para evitar dolores de cabeza producidos por la abstinencia.

Hipertensión arterial y cafeína

Lo que es seguro es que la relación entre la presión arterial y la cafeína es un tema controvertido. A menudo se afirma que la cafeína puede aumentar la presión arterial y es verdad. Esta sustancia estimulante del sistema nervioso central tiene un efecto presor transitorio y diurético, que aumenta momentáneamente la presión arterial. Pero no está demostrado que el consumo habitual de café aumente la hipertensión arterial, según varios estudios científicos.

Además el efecto de la cafeína es pequeño (3-4 mm/Hg) y produce una elevación transitoria, que desaparece si se toma café regularmente. Se sabe que la tolerancia a la cafeína se desarrolla rápidamente y la presión arterial vuelve su estado inicial.

Aunque también es cierto que hay personas muy sensibles a la cafeína, que no consumen café de forma regular, y pueden experimentar un ligero aumento, que puede persistir más tiempo.

Con la edad las personas nos volvemos más sensibles a los estímulos y por ello hay personas, que sin alcanzar un nivel patológico, notan que tomar 2-3 tazas de café les acelera el pulso e incluso puede provocarles latidos extrasístoles.

En caso de duda, la abstención de café durante un tiempo nos ayudará a saber si esta bebida era la responsable de nuestros síntomas.

Para las personas que sufren arritmias siempre es mejor el café descafeinado, ya que la cafeína aumenta la frecuencia cardíaca y podría precipitar arritmias o producir arritmias extrasístoles al igual que el alcohol, el ejercicio, el estrés y muchos medicamentos. Recuerda que tomar la cafeína justo antes de las actividades eleva la presión arterial, como el ejercicio, el levantamiento de pesas o un trabajo físico duro.

¿Cuánta cafeína tiene una taza de café?

Depende de la marca del café, del tipo del café y de lo cargado que se haga incluso dependiendo de su preparación, pero se estima que una taza de café de cinco onzas puede contener 100 mg de cafeína. El café descafeinado también contiene cafeína, entre 2-5 miligramos por taza.

Para la mayoría de las personas una cantidad moderada o promedio de cafeína al día podría ser cuatro tazas de café preparado o colado de 8 onzas (unos 400 miligramos de cafeína al día).

La Administración Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE  UU (U.S. Food and Drug Administration) recomienda consumir menos de 600 ml de cafeína al día.

Café y corazón

Aunque el café no es un alimento especialmente beneficioso para el corazón, tampoco es perjudicial, ya que su consumo no aumenta el riesgo de enfermedades del corazón como han demostrado algunos estudios.

Investigaciones recientes demuestran incluso que esta relación podría ser inversa y que podría reducir el riesgo cardiovascular, al disminuir la resistencia a la insulina y lainflamación sistémica. Así una investigación del centro Médico Beth Israel Deaconess y la Escuela de Salud Pública de Harvard halló que el consumo moderado de café (dos tazas de café al día en Europa y 8 onzas en América) protegía contra la insuficiencia cardíaca. Otro estudio del Hospital Samsung Kangbuk de Seúl (Corea del Sur), publicado en la revista British Medical Journal, sugiere que beber de tres a cuatro tazas de café al día puede beneficiar la salud de las arterias, reduciendo el riesgo de arteriosclerosis en un 41% y por lo tanto, el desarrollo de un infarto.

¿La razón? El contenido de sustancias antioxidantes y componentes bioactivos de los granos de café.

Otros beneficios del café

Algunos estudios recientes asocian el consumo de esta bebida de color negro con la prevención de la diabetes tipo 2 o del riesgo de sufrir la enfermedad hepática. Otros posibles beneficios del café son la prevención de la enfermedad de Parkinson.

En todo caso, si sufres hipertensión pregúntale a tu médico si debes limitar o dejar de beber bebidas con cafeína.

Referencias:

Renda G, Zimarino M, Antonucci I, et al. Genetic determinants of blood pressure responses to caffeine drinking. Am J Clin Nutr. 2012 Jan ;95(1):241-8. doi: 10.3945/ajcn.111.018267. Epub 2011 Dec 14.

Myers MG. Effects of Caffeine on Blood Pressure. Arch Intern Med. 1988;148(5):1189-1193. doi:10.1001/archinte.1988.00380050193027.

Jiang-nan Wu, Suzanne C. Ho, Chun Zhou, et al. Coffee consumption and risk of coronary heart diseases: a meta-analysis of 21 prospective cohort studies. Int J Cardiol. 2009 November 12; 137(3): 216–225. Published online 2008 August 15. doi: 10.1016/j.ijcard.2008.06.051

Cafeina en la dieta. Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. Accedido: 11 de diciembre de 2015 https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002445.htm

https://www.aboutespanol.com/es-verdad-que-el-cafe-es-malo-para-la-tension-1185219?utm_campaign=espanolsl&utm_medium=email&utm_source=cn_nl&utm_content=10443518&utm_term=bouncex12

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.