La Fundación Taitas y Mamás Yachaks del Ecuador (Futmye), y la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocín), desarrollaron en Imbabura la II Cumbre Regional de Medicinas Ancestrales, Espiritualidad e Interculturalidad.

El objetivo de este evento fue dar a conocer la importancia y trascendencia de mantener prácticas milenarias de sanación y curación.

En Yachay, Urcuquí, se realizó la cumbre con la presencia de ponentes de Ecuador, México, Colombia, Nicaragua, Perú, Bolivia y Venezuela, que culminó el pasado viernes.

Fander Falconí, ministro de Educación, inauguró la jornada con su charla “Importancia de la Medicina Ancestral, Espiritualidad e Interculturalidad en el Sistema de Educación Pública”, donde hizo referencia a la medicina ancestral como parte integral de nuestra cultura.

Lea también: En Angahuana se combinan las medicinas ancestral y occidental

“La medicina ancestral debe ser promovida y estudiada, incluso en las escuelas. Además, debemos impedir que la biopiratería siga saqueando al país y unir esfuerzos entre la medicina ancestral, el sistema educativo y las autoridades de salud, para promover la generación de medicamentos a bajo costo para nuestra población”, dijo.

La jornada continuó con la participación de representantes de otras carteras de Estado, como Freddy Elhers y Paolina Vercoutere, gobernadora de Imbabura, entre otros, quienes fortalecieron temas como retos de protección de los conocimientos tradicionales en el marco del código ingenios, la medicina ancestral en la relación con la agricultura familiar y campesina y más.

Los asistentes fueron parte de la ceremonia ancestral de conexión espiritual Tarpuy Raymi y de vivencia armónica con la Madre Tierra, celebrando a su vez el Kulla Raymi, equinoccio de otoño, fiesta que está dedicada a la luna, como representación de la mujer.

Asimismo, se ha concebido socializar la propuesta del Viceministerio de Medicina Ancestral, la Ley Orgánica de Medicina Ancestral, Espiritualidad e Interculturalidad y elección de representantes del Consejo Nacional de Mujeres y Hombres Conocedores y Conocedoras de la Medicina Ancestral y Espiritualidad de los Pueblos del Ecuador. (I)

Más datos
Sobre encuentro

Convivencia
La cumbre permitió a los asistentes experimentar sin tabúes ni prejuicios formas de sanación y curación del cuerpo y la mente, a concebir que la salud, la felicidad y el ser buenas personas no se compra en las tiendas ni están vinculados a trabajar, sino que es el disfrutar permanente de la tierra, el agua, el fuego, el aire en una cosmovisión de amor fraterno a toda forma de vida.

La medicina ancestral debe ser promovida y estudiada, incluso en las escuelas. Debemos impedir que la biopiratería siga saqueando al país y unir esfuerzos entre la medicina ancestral, el sistema educativo y las autoridades de salud”.
Fander Falconí,
ministro