EL SÍNDROME DEL SILENCIO

En 1977, la alemana Elisabeth Noelle-Neumann acuñó el concepto de la “espiral del silencio“. La idea probablemente se estudie en todas las facultades de periodismo y puede aplicarse a multitud de situaciones concretas. Puede resumirse en que es muy difícil, por no decir imposible, contradecir a la mayoría. Lo hemos experimentado todos cuando hemos sido invitados a una cena familiar y, por no decir que la comida era una mierda, hemos puesto nuestra mejor cara e incluso hemos llegado a repetir. O cuando nos hemos visto obligados a seguir una conversación sobre fútbol, Gran Hermano, la retransmisión de fin de año, …

Otro ejemplo: El danés Hans Christian Andersen nos legó muchos cuentos, entre ellos el conocido como ‘El traje nuevo del Emperador’. La moraleja de esta historia no va exactamente en el sentido de este post, pero nos sirve de todos modos. Se trata de unos sastres muy pícaros que logran convencer al Emperador para confeccionarle un nuevo traje, con la peculiaridad de que sólo será visible para aquellos que no sean estúpidos. El resultado es un Emperador andando en pelotas por palacio sin que nadie, por miedo a resultar estúpido, diga ni una palabra. Finalmente los únicos que se acaban riendo del Emperador son sus súbditos.

Un ejemplo más extremo: ‘La ola’ es buen cine alemán. Narra la historia de un profesor de escuela cuyo experimento pedagógico se le va de las manos. Resumiendo, y sin contar nada que estropee la película, los alumnos y el profesor se acaban pareciendo bastante a las SS y a Adolf Hitler.

Un ejemplo práctico: El PSC decidió multar con 400 euros a sus cinco díscolos diputados por no haber seguido las consignas de partido en la votación de soberanía del Parlament de Cataluña.
Teorías a raíz de este suceso:
a) Los diputados se equivocaron de botón y el PSC les castiga
b) A los diputados les gustaría ser ellos quienes multasen al PSC pero no pueden
c) Los partidos políticos dan por hecho que todos sus miembros piensan igual, y cuando descubren que no es así, se enfadan
Como poco, resulta lamentable que los parlamentarios de este país no puedan votar libremente lo que quieren. Los partidos políticos deberían preguntarse si es deseable un modelo de sociedad en el que hay que callar ante instancias superiores, sistema que ellos imponen en los parlamentos. Deberíamos preguntarnos qué ha pasado para que los partidos tengan tanto poder acumulado.
Una solución, reformar la ley electoral y parecernos más a los Estados Unidos donde las circunscripciones son uninominales.
EXTRAS
I. En el Partido Popular todos niegan el cobro de sueldos en B tras la publicación de los papeles de Bárcenas. Una de dos: o El País nos la ha colado y es todo mentira, o en el PP todos tienen algo que callar.
II. La investigación interna del partido asegura que en el PP no han habido sueldos en B, además de que las cuentas están “saneadas”. Es el gracejo español.
III. La investigación ha durado 14 días. ¿Es tiempo suficientepara estudiar la contabilidad de los últimos 18 años?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s