EL MILAGRO DE MADURO

Nicolás Maduro es un Santo que obra milagros.

foto cnnespanol.cnn.com 
Angélica Mora
Apuntes de una Periodista 
Nueva York
Mi mentor en periodismo en Chile me advertía que nunca había que decir que un hecho era milagroso, porque no resulta comprensible para los espíritus agnósticos.
Sin embargo, esta vez voy en contra de mi educador y de ese precepto periodístico y tildo de “milagro” lo acontecido en Venezuela en las elecciones regionales del pasado domingo. 
Porque no se le puede calificar de otro modo que, pese a la hambruna, muerte en los hospitales por falta de medicinas, triple dígito en inflación, brutal represión y asesinatos en las protestas, los venezolanos hayan votado masivamente por los candidatos chavistas.
En un mundo lógico, lo ocurrido el domingo en las elecciones regionales de gobernadores no entra en ningún cerebro.
Esto puede significar tres cosas: Los venezolanos están todos locos, el proceso electoral y el conteo de los votos fue manipulado o Maduro  es un Santo al que hay que encenderle velas.
Lo que en sí no es milagro, es que en una dictadura socialista ganen candidatos elegidos por el estado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s