08/09/2020

SOBRE LA LIBERTAD DE EXPRESION EN LA MASONERIA

Anuncios
Por el H:. RICARDO E. POLO
Director de la revista Hiram Abif. http://www.hiramabif.org/
En el transcurso de los últimos diez años la Dirección de la Revista Hiram Abif no ha recibido ningún cues-tionamiento relativo a su «contenido».
Ejerciendo tres aspectos de la Libertad de Pensamiento: la Libertad de expresión, la libertad de prensa y la independencia de edición de acuerdo con el estilo adoptado hemos incursionado en toda la gama posible del pensamiento masónico.

Nos hemos pronunciado taxativamente por la Tolerancia la Unidad en la diversidad la libertad de conciencia y especialmente por la desmitificación del contexto masónico zaherido por la incursión sistemática y contradictoria de misticismos esoterismos y ficciones ajenas al la doctrina masónica devenida de la Antigüedad.
En el contexto de una publicación como la nuestra resulta difícil «condensar» la totalidad de las «ideas» que sobre lo que es y no es la masonería circulan como las aguas de un caudaloso río. Y sería pretencioso hacerlo con cierto perfume híbrido en función del cual lo expuesto fuese satisfactorio como para conformar a todas las ideasque nuestros QQ:. HH:. tienen sobre la masonería.
En especial porque un significativo número de nuestros QQ:. HH:. y en el seno del R:. E:: A:. y A:.no están en posesión de todas las «herramientas» que a través de las sucesivas etapas de sus 33 grados habrían de saber y entender sobre los aspectos doctrinarios de la Orden.
No vamos a desarrollar toda una teoría respecto de la legitimidad o no de las «divisiones» en que han incurrido nuestros HH:. a través del tiempo. Porque no ha sido «la masonería» la que se ha dividido fragmentado o desvirtuado sino los hombres que iniciados en ella han decidido transitar caminos a lo mejor «alternativos» o quizá fundamental izados por los «agregados» que en síntesis son los Ritos.
En ese contexto las ideas se han difundido a través de los Rituales los «catecismos» o los «manuales» tratados o Enciclopedias. En ocasiones a través de «medios» de difusión de las Grandes Logias o de las Logias que con cierta brisa formativa decidieran «publicar» sus trabajos trazados y las ideas consiguientes.
Lo normal ha sido que las Obediencias exhiban sus ideas a través de una Revista o un Boletín en el que consignen «sus» posiciones consideradas así «oficiales» o dentro de la mentada «regularidad» para no mencionar las imposiciones de sus Reglamentos.
La Revista Hiram Abif es una revista masónica internacional independiente editada bajo la responsabilidad de un H:. iniciado el que en la actualidad se encuentra «en sueño» con P:. de P:. y Q:. habiendo decidido no ingresar a ninguna L:. de su Obediencia esencialmente para evitarle a esa L:. y a la G:. L:. conflictos con otras Potencias debido al contenido de la revista y en especial con una pléyade de QQ:. HH:. que «no ven con buenos ojos la libertad de prensa que se ejerce con y desde la Revista» o que discrepan esencialmente con su contenido.
No hay otra cuestión ni nos consideramos heréticos díscolos conflictivos cismáticos o revulsivos. Puede que revolucionarios o contestatarios si abocar nos a la búsqueda de la Verdad se nos admite pero en manera alguna intolerantes o fundamenta listas.
Estos «prolegómenos» al título de esta nota se deben a la recepción de un mensaje que un H:. nos enviara con motivo de un artículo publicado en la edición anterior y que ese H:. considera ha vulnerando la «sacralidad» de un secretismo que suele manifestar se en nuestro medio y que opina que las Declaraciones formuladas por las autoridades de las G:. L:. o de los Supremos Consejos «no debieran ser publicadas ni comentadas» en medios de difusión como el nuestro.
Consideramos legítima su opinión. No la compartimos. Y nos hacemos responsables de la publicación de esa o de cualquier otra «Declaración» de la Masonería Universal conocida publicada o consignada en las páginas Web de la Internet de las Obediencias resultado de Congresos Simposios o meramente obtenidas en las Listas Masónicas en la Web en las cuales participan QQ:.HH:. de toda América Latina y de habla castellana en Europa u otros Continentes.
Rechazamos en consecuencia las calificaciones de «Irregular» o de difusión «profana» a la Revista cuyo contenido «incluso» puede circular entre profanos porque nada de lo que publicamos vulnera la «confiden-cialidad» de la Orden ni incurre en violación de ese mal denominado «secreto» que es la transmisión oral de aquello que nos es caroiniciático y profundamente tradicional pero que no se consigna en nuestras páginas.
Y fundamentalmente nuestro absoluto derecho a «comentarlos» opinar sobre ellos y expresar nuestras ideas al respecto manteniendo el debido respeto y claridad con relación a los textos opinados y opinables. Porque afortunadamente la masonería no sustenta la peligrosa idea de la «infalibilidad».
En lo que también haremos hincapié es en denunciar esa tendencia a sacralizar ciertos estamentos de la Ordenconfundir su accionar y sus declaraciones o posiciones manifiestascomo si ellas fueran objeto de secretos sagradospontificaciones indiscutibles y los Grados del Filosofismo algo así como títulos nobiliarios de la caballerìa medieval.
A mi juicio y como G:.I:.G:. Gdo. 33 opino que los grados del filosofismo constituyen enseñanzas masónicas que forman y transforman al Iniciado acercándolo a un conocimiento más profundo de la filosofía masónica y no títulos u honores nobiliarios o que signifiquen un fuero inexpugnable más allá del debido respeto entre QQ:.HH:.
Sobre el particular me permito finalmente recordar que nos hallamos transitando el siglo XXI y gracias a Diosno existe ninguna Inquisición masónica que se permita ejercer «Index» supervisiones o enjuiciamientos relativos a la Libertad de Expresión de los QQ:.HH:. no solo manifiestos en mi jurisdicciónni otros que al menos yo conozca.
Lo que si se hace necesario recordares la supina intolerancia que campea hoy por hoy en algunos sectores de la Orden que consideran la tan conflictiva «Regularidad» como un anatema que discrimina a los Iniciados entre Réprobos y Elegidos. Y es más esa miopía de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.
Hace unos días he tomado conocimiento de una práctica sorprendente ocurrida a un recipiendario que me ha revelado su asombro al haber recibido mensajes de la Web y llamados telefónicos condicionando su ingreso a la Orden siempre que cese de exponer sus opiniones en Blog o Listas masónicas instándolo a “consultar” antes de emitir opinión. Tal prácticaa la que considero execrable la padecí en su momento hace 10 añoscuando fui conminado a cesar mis artículos de opinión sobre la Historia Institucional y abstenerme de toda posibilidad de editar un medio de difusión en ese caso mi revista o participar en las Listas masónicas so pena de ser sometido a Juicio Masónico.
Para ello me fue advertido algún artículo de los Reglamentos Generales que rechace de plano por considerarlos “rémoras” del acontecer masónico ya que además de centenarios inadecuados y represivos y con la evidencia de una flagrante contradicción con los principios liminares de la Institución.
Pero lo que si ha quedado claro con ese suceso es que la Masonería tiene en su seno personajes nefastos que con sus debilidades programáticas y principistas despojan a la Institución de sus valores históricos mas tradicionales doctrinarios y significativos.
http://www.fenixnews.com/2010/04/02/sobre-la-libertad-de-expresion-en-la-masoneria/