Octubre, el mes cubano

Cortesía de Roberto Jimenez

Por: Maria Teresa Villaverde Trujillo. ashiningworld@cox.net 

Desaparecido el motivo que causó en 1886 la separación de José Martí de los planes militares  Gómez-Maceo, el Apóstol toma de su mano el aniversario del 10 de octubre de 1868 y cita a los cubanos de New York a la celebración del DIA de la Guerra Grande.
El mes cubano denominó el Apóstol al mes de Octubre por ser el que, en cada año, durante la expatriación, se celebraba la fecha promovedora del patriotismo. Y todos los años fue la palabra orientadora de José Martí la que renovaba en los corazones el ideal cubano: patria y libertad
Los discursos que él  pronuncia en tan memorable ocasión es de los más elocuentes, tanto por la idoneidad revolucionaria que revela, como por su equilibrado enjuiciamiento de los hechos pasados, por su fe en el ideal y su ternura impulsiva. 
 
Así, todos los años, Jose Martí invitaba a los cubanos  a celebrar  el hecho  heroico del levantamiento de Carlos Manuel de Céspedes en la finca La Demajagua.
 
Desde 1887 a 1891 el orador les recordaba tanto en el Masonic Temple como en el Hardman Hall el hecho heroico delGrito de Yara. Con el poder de su palabra Martí creó la redentora tarea de que todos rindieran honores a los hombres del “10 de Octubre”. Discursos que permitieron –ademas de narrar la historia a sus compatriotas- permitirnos revaluar sus dotes de orador. Leamos:


“Todos esos problemas conocemos; nos ocupamos firmemente, no en llevar a nuestra tierra invasiones ciegas, ni capitanías militares, ni arrogancias de partido vencedor, sino en amasar la levadura de república que hará falta mañana, que tal vez hará falta muy pronto, a un país cuya independencia parece inmediata, pero que está compuesta de elementos tan varios, tan suspicaces, de amalgama tan difícil, que los choques que se vislumbran, y que han ayudado a acaso a acelerar aquellos cuya única labor real era impedirlos, solo pueden evitarse con el exquisito tacto político que viene de la majestad del desinterés y de la soberanía del amor. !Y pasamos tal vez por agitadores perniciosos, los que, sujetando los impulsos menos dóciles, solo queremos tener limpio el camino por donde al fin ha de buscar su salvación la patria!”

El orador, -dada la aun reciente frustración-, sabe que hay que abordar con valentía y decisión el tema revolucionario con el fin de borrar todas las suspicacias y aunar a todos los emigrados; y así va recto al propósito de esta manera:

“…mientras sea la guerra un peligro, será siempre un deber prepararla, -de manera que en el seno de ella vayan las semillas, !de no muy fácil siembra! que después de ella han de dar frutos. Agitar, lo pueden todos: recordar glorias, es fácil y bello: poner el pecho al deber inglorioso, ya es algo más difícil: prever es el deber de los verdaderos estadistas: dejar de prever es un delito público: y un delito mayor no obrar, por incapacidad o por 

Tal así escribió en octubre de 1888 desde su oficina en el edificio de Front St en el Bajo Manhattan para el periódico La Nación de Buenos Aires , …y hoy sin duda alguna sentimos que nos lo repite en estos momentos:

‘Se pelea mientras hay por qué, ya que puso la Naturaleza la necesidad justicia en unas almas, y en otras la de desconocerla y ofenderla. Mientras la justicia no está conseguida, se pelea.”

El hecho histórico del 10 de Octubre 
Dentro de la isla un reducido grupo de valiosos cubanos laboraba intensamente para lograr de la  Metrópoli española les permitieran participar de manera activa en la vida política y económica de Cuba.  Pero la expulsión de los cubanos de las Cortes Españolas, señaló la imposibilidad de llegar a ciertos acuerdos por la vía de las negociaciones o de la política.  Así quedaba abierto el camino a la lucha armada y a un sacrificio absoluto por parte de los nativos.

Se sucedieron diferentes reuniones de los conspiradores. En la reunión del 6 de octubre en el ingenio El Rosario se tomo el acuerdo del 14 de octubre como fecha del alzamiento aunque algunos de los conspiradores eran partidarios de aguardar hasta que, vendida la zafra, se dispusiera del dinero suficiente para adquirir armas; otros defendían la idea de hacerlo de inmediato.

 
En esa reunión se firmo el Manifiesto de la Junta Revolucionaria de la Isla de Cuba dirigido a sus compatriotas y a todas las naciones, mediante el cual se exponía las causas que motivaban a pronunciarse en armas contra el gobierno español, como por ejemplo en el primer párrafo se declaraba que “España nos gobierna a hierro y sangre; nos impone a su antojo contribuciones y tributos; nos priva de toda libertad política, civil y religiosa; nos tiene sometidos en tiempos de paz a comisiones militares que prenden, destierran y ajustician sin sujeción a trámites ni leyes; prohíbe que nos reunamos, si no es bajo la presidencia de jefes militares; y declara rebeldes a los que imploran remedio para tantos males…” 
El Manifiesto fue firmado  por Carlos Manuel de Céspedes, Jaime M. Santiesteban, Bartolomé Masó, Juan Hall, Francisco J. Céspedes, Pedro Céspedes, Manuel Calvar, Isaías Masó, Eduardo Suástegui, Miguel Suástegui, Rafael Tornés, Manuel Santiesteban, Manuel Socarrás, Agustín Valerino, Rafael Masó, Eligio Izaguirre.
 
Pero, … las circunstancias decidieron alterar la fecha del levantamiento. 
Sucedió que llegó a Manzanillo un telegrama del Capitán General de la isla, Francisco Lersundi, el cual cayo en manos del telegrafista Ismael Céspedes, -hijo de Francisco Javier y sobrino de Carlos Manuel- el cual lo retiene por varias horas. En el telegrama se ordenaba detener a todos los conspiradores entre ellos: Francisco Vicente Aguilera, Perucho Figueredo, Bartolome Maso,y  a los propios hermanos Francisco Javier y Carlos Manuel de Céspedes.
Noticia que forza obrar rápidamente, antes del 14; y aunque hubo fricciones entre unos cuantos conspiradores, Céspedes vio sobradas razones del adelanto en fecha dandose el primer grito de independencia en Cuba el 10 de Octubre de 1868 en la finca La Demajagua –propiedad de Carlos M. de Cespedes- zona a escasos 15 kilómetros de la jefatura española situada en el poblado de Manzanillo, provincia de Oriente.
Es en este escenario considerado “Templo de la Patria” donde muchos años después atendido por los Veteranos de la Guerra Independentista y la Logia Masonica “Buena Fe” se erigió un obelisco en honor al Venerable Maestro Céspedes.

‘Los viajes a Cuba’

Por Jose Marti 

Octubre 10, 1887 

Nos trajo aquí la guerra y aquí nos mantiene el aborrecimiento a la tiranía, tan arraigado en nosotros, tan esencial a nuestra naturaleza, que no podríamos arrancárnoslo sino con la carne viva!
¿A que hemos de ir allá cuando no es posible vivir con decoro ni parece aun llegada la hora de volver a morir?… ¿A que iríamos a Cuba? A oír chasquear el látigo en espaldas de hombre,en espaldas cubanas, y no volar aunque no haya mas armas que ramas de árboles, a clavar en un tronco para ejemplo, la mano que nos castiga?
¿Ver el consorcio repugnante de los hijos de los héroes, de los mismos, empequeñecidos en la impureza, y los vicios importados que ostentan, ante los que debieran vivir de espaldas a ellos, su prosperidad inmunda?
¿Saludar, pedir, sonreír, dar nuestra mano, ver a la caterva que florece sobre nuestra angustia, como las mariposas negras y amarillas que nacen del estiércol de los caminos?¿Ver un burócrata insolente que pasea su lujo, su carruaje, su dama, ante el pensador augusto que va a pie a su lado, sin tener de seguro donde buscar en su propia tierra el pan para su casa?
¿Ver en el bochorno a los ilustres en el desamparo a los honrados en complicidades vergonzosas al talento en compañía impura, a las mujeres sin los frutos de su suelo, al campesino, que tiene que ceder al soldado que mañana lo ha de perseguir, hasta el cultivo de sus propias cañas?
¿Ver a un pueblo entero, a nuestro pueblo en quien el juicio llega hoy a donde llego ayer el valor, deshonrarse con la cobardía o el disimulo? Puñal es poco para decir lo que eso duele. Ir, a tanta vergüenza! Otros pueden:  
  ¡¡NOSOTROS NO PODEMOS!!          
Image result for jpse marti 1969
¡Recuerdos hay que queman la memoria! 

                         =Zarzal es la memoria: mas la mia es un cesto de llamas!                                                                                                                                                                             

(Jose Marti en Versos Libres) 

Octubre 14, 2017

ashiningworld@cox.net 

-Publicado en el semanario LIBRE y en su edición digital LIBREonline-
 Martes, 03 de Octubre de 2017 . Octubre, el mes cubano
 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s