Entérate por qué se te mueren las plantas

Qué estás haciendo que no permite que tus plantas prosperen

Creo que todos hemos pasado por esto. Salimos a la tienda, compramos una planta muy bonita y la llevamos a casa. Recién llegada la planta se ve de película. Sus hojas están brillantes y verdes, su inflorescencia está llena de flores y botones, sus troncos y ramas se ven fuertes y saludables.

Pero una vez pasan los días o las semanas, pareciera que la planta se desinflara, como si se le expirara la vida. Quizás el problema no está en la planta, sino en nuestra falta o excesos en sus cuidados. Conoce aquí algunas de las razones por las que tus plantas pueden estarse muriendo.

01
de 09
Exceso de riegos
Riego de plantas
 Riego de plantas. Getty Images

Regar una planta no es una gran ciencia, pero si es importante es saber lo que se está haciendo, ya que una de las formas más fáciles de aniquilar tus plantas es con los excesos de riego.

Un terreno encharcado no solo le puede pudrirle las raíces a tus plantas, pero puede crear hongos y otras enfermedades. Entonces escribe en tu calendario los días de riego de acuerdo al tipo de planta. Si ves el terreno aún húmedo, no riegues.

Planta falta de agua
 Planta falta de agua. Getty Images

Por otro lado, la falta de riegos es la segunda causa de muerte entre las plantas caseras. Una planta con el terreno constantemente reseco no tiene cómo absorber sus nutrientes. Recuerda que ellas los extraen del agua que absorben a través de sus raíces. Crea un pequeño itinerario con los días de riego, tener una rutina te servirá como recordatorio.

Planta sin agua
 Planta sin agua. Getty Images

Dependiendo de la especie de planta que compres, esta va a necesitar un tipo específico de luz. Esta puede ser luz fuerte o sol directo, luz media o sol parcial, luz indirecta, difuminada o sombra total.

El exceso de luz solar puede quemar las hojas de tus plantas, resecarles el terreno y calentar demasiado el agua del riego dentro de el tiesto. Conoce bien el tipo de luz que tu planta necesita.

04
de 09

Falta de luz solar

Planta sin luz solar
 Planta sin luz solar. Getty Images

Sin luz ninguna planta sobrevive. Entonces, aunque la etiqueta con las instrucciones para sus cuidados indique que es una planta para la sombra, la planta necesitará algún tipo de luz, ya sea muy suave o la que rebota de forma indirecta desde otros lugares en el jardín. En interiores, aprovecha la luz que entra a través de las ventanas o puertas de cristal.

05
de 09

Tipo de tiesto

Tiestos de diferentes tamaños
 Tiestos de diferentes tamaños. Getty Images

Las plantas tienen diferentes tipos de crecimiento, algunas pueden vivir con las raíces restringidas y apretadas dentro de un tiesto, otras necesitan tiestos profundos para estirarse y poder prosperar. Asegúrate de escoger un tiesto adecuado.

Algo sumamente importante y que aplica a todas las plantas, es que el tiesto debe tener boquetes para el drenaje en la parte de abajo, para así eliminar los excesos de agua y que no se creen encharcamientos.

06
de 09
Sustrato o tierra equivocada
Tierra para tus plantas
 Tierra para tus plantas. Getty Images

Igual que varían los sistemas de raíces entre plantas, varían los tipos de terreno. Existen terrenos que retienen mejor la humedad y los nutrientes, ideales para las plantas tropicales. Otros que tienen mejor drenaje y que son más arenosos, perfectos para las plantas desérticas. Antes de transplantar, asegúrate de conseguir la tierra adecuada.

07
de 09
Falta de transplante
Transplantar plantas
 Transplantar plantas. Getty Images

Cuando compramos plantas, usualmente estas vienen plantadas en su tiesto. Con el tiempo las plantas crecen igual que sus raíces y es importante cambiarlas a un tiesto con más espacio.

Con los riegos y el tiempo, los terrenos también van perdiendo sus propiedades y se disminuye la actividad biológica en el mismo. Este deterioro incluye su capacidad de retener humedad y nutrientes. Así que es importante refrescar con tierra nueva o enmendar el terreno mezclándolo con composta orgánica.

08
de 09
Falta de nutrientes
Plantas desnutridas
 Plantas desnutridas. Getty Images

Igual que nosotros los seres humanos, las plantas necesitan alimentos para poder vivir. Sin alimentos, estas pueden volverse endebles, perder sus hojas o dejarse aniquilar por plagas y otras enfermedades.

Lo normal es que las plantas recién compradas no necesiten fertilizantes, pero luego de un tiempo esta labor nos toca a nosotros. Lo ideal es usar fertilizantes orgánicos como la composta casera, pero si utilizas fertilizantes químicos, asegúrate de diluirlos con bastante agua.

09
de 09
No conocer la especie
Nombre botánico de las plantas
 Nombre botánico de las plantas. Getty Images

Cuando compres una planta, asegúrate de conocer la especie a la que pertenece. Las etiquetas que traen las plantas te dan un idea general de qué tipo de planta es y sus cuidados. Sin embargo dependiendo del lugar donde la coloques y la adaptabilidad de la especie, esta puede requerir algunas cuidados muy específicos.

Una vez adquieras tu planta, investiga a través de la Internet sobre sus cuidados específicos. Esto asegurará que tu inversión no termine en el bote para crear composta casera.

Mantén tus plantas bien saludables

Mantener tus plantas saludables no es nada difícil. Lo único que tienes que hacer es colocarlas en el lugar y el tiesto correcto. También usar el sustrato o tierra adecuada para tu planta, regar de forma constante y fertilizar cada dos o tres meses. Si aún tienes dudas, busca información específica sobre la especie de planta que estás adquiriendo. Feliz siembra.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s