Las pulseras de cobre y las pulseras magnéticas: lo que debes saber

 • 31 octubre, 2017

Las pulseras de cobre fueron utilizadas desde la antigüedad tanto por sus atributos decorativos como por sus propiedades curativas, así como las pulseras magnéticas basadas en el poder de los imanes. Pero ¿realmente son efectivas para la salud? En este artículo te hablamos de las investigaciones que hay al respecto, así como de los beneficios y las contraindicaciones.

El cobre es uno de los metales de mayor uso que nos ofrece la naturaleza. Su apariencia metálica y de color rojizo se usaba desde las épocas prehistóricas en la elaboración de los cascos de los barcos de madera, en la fabricación de herramientas, monedas, utensilios de cocina, tinajas y objetos ornamentales.

En civilizaciones tan antiguas de países como Egipto, Asia Menor, China, el sureste de Europa, Chipre (de donde proviene la palabra cobre), Creta y América del Sur, se han encontrado vestigios de este preciado metal.

Actualmente se usa en varios tratamientos alternativos y en la elaboración de pulseras.

¿Qué tiene que ver el cobre con nuestra salud?

El cobre es un mineral esencial que se encuentra en varios de los alimentos que comemos y es importante en el desarrollo y el crecimiento de casi todos los tejidos del cuerpo, incluyendo a los huesos. Y, como algunas enzimas también contienen cobre, que tengamos suficiente cantidad es importante porque estas enzimas participan en la digestión, el metabolismo y en la transmisión de los mensajes de los nervios. El cobre también se utiliza para la síntesis de la hemoglobina, que tiene que ver con la formación de los glóbulos rojos de la sangre.

Curiosamente, un adulto necesita menos de 1 mg. diario (como 900 mcg), a menos de que se trate de una mujer embarazada o que esté dando pecho. En ese periodo, los requerimientos aumentan un poco. Por otro lado, tomar demasiado cobre puede ser peligroso porque el exceso de cobre puede acumularse en el cuerpo y ser tóxico. No se recomienda tomar suplementos de cobre y este no es un tratamiento para la artritis. El uso de la pulsera de cobre no causa problemas de intoxicación de cobre.

Como se requiere al cobre para la formación de la sangre y para el funcionamiento correcto del sistema nervioso, cuando hay deficiencia de este mineral, puede haber anemia, los glóbulos blancos pueden estar bajos y pueden haber problemas en el sistema nervioso, específicamente una condición que se llama mieloneuropatía. La mieloneuropatía puede incluir, entre otros síntomas: dificultad con la coordinación, espasticidad y debilidad muscular. La deficiencia de cobre es rara y tiende a suceder en las personas que han tenido cirugías extensas del tracto gastrointestinal (como una cirugía de derivación o By-pass gástrico para perder peso en donde se ha quitado una parte del intestino delgado, por ejemplo). Entre los alimentos que contienen cobre se encuentran las nueces, las leguminosas (lentejas y frijoles o habichuelas), las semillas de girasol, varios mariscos como los cangrejos, el hígado, etc.

¿Qué dice la ciencia de las pulseras de cobre y de las pulseras magnéticas?

A diferencia de las pastillas ingeridas de cobre que sólo le proporcionan efectos de corta duración al cuerpo cuando se toman, supuestamente las pulseras de cobre (según los que las promueven, ya que no se ha comprobado científicamente) desprenden micronutrientes a través de la piel constantemente. Los que venden las pulseras dicen que ayudan aumentando ligeramente el nivel de cobre en el organismo, y que sirve de apoyo en el tratamiento para la artritis o la artrosis. Esta teoría no se ha respaldado por los estudios, como verás a continuación.

En cuanto a las pulseras magnéticas, tampoco se sabe cómo funcionan – si es que lo hacen – aunque históricamente se han utilizado los imanes de diferentes intensidades y tamaños para diversas condiciones. También sabemos que estamos expuestos a campos electromagnéticos en la vida diaria. Algunos de estos efectos son inocuos, otros se siguen estudiando. En cuanto a la intensidad de las pulseras, puede variar.

Lo interesante es que los estudios científicos realizados hasta la fecha no han comprobado ningún beneficio de usar las pulseras de cobre ni las pulseras magnéticas para el tratamiento del dolor articular. Cabe mencionar que si existen testimonios pero… que alguien que las venda, que las recomiende o que las use y diga que sirven, no establece su validez. Es diferente un testimonio que algo comprobado científicamente.

De hecho, estas pulseras “milagrosas” se han calificado como estafas y los que las comercializan han tenido que retirarlas del mercado y han pagado multas millonarias por publicidad engañosa y fraude. Aún así, cada par de años vuelven a salir al mercado con nombres como La Pulsera Balance (de Don Francisco), Power Balance, EFX, Pulsera Biomagnética Rayma, etc.

Uno de los estudios más reconocidos al respecto, fue realizada por el Dr. Stewart Richmont, del Departamento de Salud de la Universidad de Nueva York, publicado en el medio profesional PLoS One, según el cual, el uso de las pulseras de cobre no mejoró la rigidez, el dolor ni el estado físico general de unos pacientes con artritis reumatoide comparado al uso de las pulseras desmagnetizadas que se usaron de control. Porque para el estudio se usaron por igual pulseras de cobre, magnéticas y desmagnetizadas, y todos los pacientes mencionaron sentir mejoría independientemente de cuál pulsera usaban, lo cual indica que la mejoría sólo se debió al efecto placebo.

Este no es el único estudio que ha comprobado que no funcionan. Todos los estudios realizados científicamente tienen las mismas conclusiones. Otro estudio con 45 pacientes que padecían de osteoartritis en Yorkshire, publicado en la York Research Database de la University of York, usó 3 pulseras diferentes (sin que ellos o los investigadores supieran cuáles estaban usando) en el transcurso de las 16 semanas del estudio. Todas se veían igual. Las pulseras eran o de cobre, o magnéticas o desmagnetizadas. Mientras las usaron, respondieron a cuestionarios. Los resultados mostraron que las pulseras eran igualmente inefectivas en controlar el dolor, la rigidez y el funcionamiento de las manos causado por la osteoartritis y que cualquier beneficio, que fue similar con las tres pulseras, fue atribuido al efecto placebo de usar la pulsera, ya que sucedió igual con la pulsera desmagnetizada. La única ventaja, de acuerdo a los autores es que no tienen efectos secundarios y les proporcionan esperanzas.

Contraindicaciones para el uso de las pulseras de cobre o magnéticas

Entre las contraindicaciones para el uso de ambas están:

  • El desarrollo de una erupción o salpullido debido a alergia (especialmente a las de cobre).

Y con respecto a las pulseras magnéticas:

  • El embarazo, una mujer embarazada no debe usarlas debido a que aún no conocemos los posibles efectos de los imanes sobre el feto.
  • El uso de un dispositivo eléctrico, como un marcapasosdesfibrilador o bomba de insulina, debido a que los imanes podrían alterar el funcionamiento de estos dispositivos.
  • El uso de un parche que libera medicamentos a través de la piel, ya que en ese caso los imanes podrían causar dilatación de los vasos sanguíneos y alterar el tratamiento. Esta advertencia también se aplica si se tiene una úlcera con sangrado o una lesión muy severa.
  • Si tu reloj funciona con baterías es posible que los imanes gasten su batería y deje de funcionar.

Algunas personas experimentan sensación de calor u hormigueo que tiende a desaparecer después de un par de días con la pulsera magnética, esta no es una contraindicación para su uso pero, si te molesta, la puedes dejar de usar. Se han descrito casos de náuseas y otros síntomas que se consideran psicosomáticos, o sea, que no son causados por las pulseras en si, sino por la preocupación que tiene la persona de usar la pulsera. Si experimentas esos síntomas y no desaparecen, la pulsera no es para ti.

En realidad los estudios realizados hasta el momento parecen indicar que tanto las pulseras de cobre como las pulseras magnéticas no proporcionan efectos terapéuticos significativos más allá de los de un placebo en el tratamiento de diferentes tipos de artritis. Por otro lado, a menos de que la persona tenga una alergia o una contraindicación para su uso, generalmente no parecen causar efectos secundarios importantes. Sin embargo, como siempre, vale la pena consultar con tu médico.

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © xp3rt5

http://www.vidaysalud.com/diario/medicina-natural/las-pulseras-de-cobre-y-las-pulseras-magneticas-lo-que-debes-saber/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s