¿Cómo supe que me enamoré de la persona correcta?

Shutterstock

La sincera historia de un hombre

Como hombre, yo sabía que debía encontrar a alguien que me incentivase a ser un líder, a trabajar, a estudiar, a ser, grosso modo, un hombre bíblico. Lo más chistoso es que, aunque ya estaba completamente enamorado de ella, esa chica no sentía lo mismo por mí; lo que me parece muy bien, finalmente, el hombre tiene que conquistar.

Digo eso no para jactarme de haberla conquistado, sino para decir que ustedes, mujeres piadosas, tienen que ser difíciles. No entreguen sus corazones a cualquier hombre. Valórense, aunque eso les cueste estar “solas” algún tiempo. Sepan que el hombre adecuado luchará valientemente por ustedes, aunque lleve semanas, meses o, quién sabe, hasta años – recuerda la historia de Jacob quien “trabajó siete años por Raquel, pero la amaba tanto, que los años le parecieron días” (Gn 29,20).

Yo recuerdo decirme a mí mismo y a ella, que no me enamoraría, incluso sabiendo, muy en el fondo, que ya lo estaba. Empecé a acercarme poco a poco, con algunas bromas, la hacía reír pensando que estaba triste; y realmente lo estaba, yo lo sabía. Empecé a darme cuenta que a ella le gustaba mi compañía, aunque no lo demostrara muy bien. Y eso fue algo que me impulsó a seguir intentando conquistarla.

Después de algunos días, intentamos alejarnos, y con ello, nos dimos cuenta cuán apegados ya estábamos, pues nos extrañamos mucho mutuamente. Ella volvió para aclarar todo lo que estaba sucediendo, y yo le dije que no quería volver a hacer eso, que la ayudaría con las cosas que pasaran, que sería diferente de todos aquellos que la dejaron sola en los momentos en que más necesitó de alguien.

Finalmente, yo supe que me enamoré de la persona correcta porque ella me ha acercado más a Dios, me incentiva a ser un líder, un amigo y, en el futuro, un buen marido. Me ayuda con mis problemas, miedos y todo en mi vida, aunque, a veces, yo tenga dificultad en abrirme.

Hoy, ella sabe todo sobre mí, y yo sobre ella, no le escondo nada, porque confío en ella, y se que es recíproco. Nuestra relación será para honrar y glorificar a Dios, y no un medio donde ponemos los sentimientos encima de todo, es decir, un medio de autosatisfacción.

Chicas, sigan orando y sean pacientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s