DOCUMENTOS MASONICOS FUNDACIONALES

 Alberto Magno, Philosophia Naturalis 1560

Alberto Magno, Philosophia Naturalis Basilea, 1560

Editamos el contenido de estos manuscritos masónicos, llamados también documentos fundadores, por ser los más antiguos que se han hallado hasta el presente, donde se mencionan ritos y símbolos seguramente como ayuda-memoria a esas mismas ceremonias y en donde también se recogen los orígenes históricos y míticos de la Masonería, que permanecen así desde los documentos de la época medieval (c. 1390: Manuscrito Regius, c. 1410: Ms. Cooke) y que se remiten en primera instancia al Génesis bíblico, es decir a una cosmogonía reflejo de la arquetípica. En el cuerpo masónico se integra la historia y la metahistoria, como posibilidad de realización espiritual, y tanto los ritos como los símbolos constructivos y su exégesis teosófica son los elementos fundamentales que se ejercen en el taller masónico y en el templo interno del iniciado.

En la colección “Papeles de la Masonería” de la editorial SYMBOLOS irán apareciendo muchos de estos documentos, tales como: Ms. Sloane, Dumfries Nº 4, Trinity College, Los Tres distintos Golpes, Las Constituciones de Anderson, etc. así como comentarios sobre su contenido.

En este Nº de SYMBOLOS queremos publicar 3 de ellos que guardan relación y complementareidad entre sí. Se trata de los manuscritos “Diálogo entre Simón y Felipe”(c. 1740), “Ms. Wilkinson”(c. 1727), y el folleto impreso “La Masonería Disecada”, publicado en 1730.

Han sido tomados de Early Masonic Catechisms, Manchester University 1963, ed. por H. Carr; y los comentarios son de D. Knoop, G. P. Jones, y D. Hamer, autores de la 1ª ed. (1943) y del estudio y publicación por separado del Ms. Wilkinson en 1946, descubierto ese mismo año.

(hacer clic en los diamantes rojos)

Diálogo entre Simón y Felipe: Se trata de un manuscrito copiado a máquina en 1930 de un original posteriormente desaparecido y que nunca fue encontrado. Es un texto curioso que no ha sido muy traducido ni publicado; en él se encuentra reproducido un juramento masónico como en los otros dos, según se dice derivado de juramentos análogos en las sociedades corporativas medioevales y que inmediatamente sufrió el rechazo de determinadas personalidades e Instituciones, especialmente el de la Iglesia de Roma del siglo XVIII que condenó a la Masonería como una sociedad secreta y no como una organización discreta, como corresponde a cualquier grupo iniciático. De hecho, el secreto masónico -o el de la construcción del Cosmos-, por su propia naturaleza íntima, no puede ser comprendido sino por los propios constructores, y revelado por los dioses. Empero, la misma circunstancia de publicar este documento sería en cierto modo una contradicción con lo que en él se afirma respecto a no revelar nada referido a la Orden pese a que la Masonería de modo regular viene publicando en esta etapa del ciclo toda clase de investigaciones y estudios debidamente autorizados sobre sus orígenes, simbolismo, ritos e historia. En esto, como en muchas otras cosas, no debemos dejarnos ganar por la lectura literal y tener siempre presente que en este caso nos hallamos frente a una sociedad iniciática de intereses espirituales y no políticos, o partidistas.

Manuscrito Wilkinson: En el Ms. Wilkinson los comentaristas comparan a este texto de c. 1727 encontrado en Northampton con “La Masonería Disecada”o folleto Prichard, publicado en Londres en 1730, y una diagramación en columnas entre ambos documentos (el Wilkinson entero y la 1ª parte del Prichard, que es la que le corresponde) nos permite ver, conjuntamente con sus comentarios lo que les separa y al mismo tiempo lo que tienen en común, aunque muy probablemente estos 3 documentos, por momentos tan semejantes entre sí, parezcan haber sido redactados en forma independiente los unos de los otros, sin conocimiento previo de sus contenidos.

A continuación del estudio comparativo, se ofrece el folleto de Prichard en su versión íntegra:

La Masonería Disecada: Aunque en la presentación de portada S. Prichard afirma que el documento ofrece “una Versión Imparcial del Procedimiento Regular de Iniciación de sus Nuevos Miembros en los Tres Grados de la Masonería”, de hecho se trata de un ‘catecismo’ que recoge propiamente, como es habitual aun hoy en día, las preguntas y respuestas que constituyen las “lecturas” o “instrucción” de los grados correspondientes, sean éstas más o menos completas. Es claro que en cierto sentido es exacto al recoger los puntos fundamentales y representativos de la iniciación: la preparación, entrada, viajes, juramento, constitución o recepción como masón, y algunos de los elementos simbólicos que describen la Logia. Quedan aparte, por ejemplo, la apertura de ésta, su trazado, su cierre, y la descripción del conjunto gestual que constituye la iniciación y el conferido de los grados de compañero y maestro, que completa el simbolismo transmitido.

La Hermandad de las Costureras Libres: Ver nuestro comentario al comienzo del mismo.

Los indicativos de notas en el texto original del “Diálogo entre Simón y Felipe” no están numerados sino en sucesión alfabética.

Los paréntesis cuadrados son aclaraciones del traductor o traductora y los editores en castellano. Se han unificado las diferentes traducciones.

  1. G. y J. M. R.

http://hermetismoymasoneria.com/s13docs.htm#Dialogo

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.