BAHAISMO (2)

El Convenio de Baha´u´lláh y la división

Símbolo de la fe Baha´i
Símbolo de la fe Baha´i 

Desde sus inicios en el babismo, la fe baha´í no ha estado exenta de disputas. Ya bajo Baha´u´llah tuvo lugar una divergencia (finalmente escisión) ente él y su hermanastro menor, Subh-i-Azal, a quien el Bab había nombrado vagamente como su sucesor sujeto al consentimiento de “Aquel al que Dios ha de manifestarse” Baha´u´lláh.

Los seguidores de Subh-i-Azal empezaron a conocerse como azalis, mientras que los seguidores de Baha´u´llah eran conocidos como baha´ís. Actualmente subsisten algunos millares de azalís, principalmente en Irán.

La teología baha´í afirma que no son posibles las divisiones permanentes dentro de la fe baha´í, aún reconociendo intentos con ese propósito, al igual que en otras religiones anteriores

Desde el inicio de la fe baha´í y con el fallecimiento de cada figura central de autoridad han tenido lugar intentos de hacerse con el control de la fe baha´i o de disgregarla. Los baha´ís pertenecientes al grupo mayoritario leal a la Casa Universal de Justicia con sede en Haifa, Israel, creen que cada una de estas tentativas en contra de la fe baha´í han acabado desvaneciéndose en las tinieblas gracias a la protección del Convenio, que consiste básicamente en el testamento y última voluntad escritos por cada uno de los “Centros del Convenio”. En estas voluntades escritas se incluyen instrucciones sobre cómo los baha´ís deben resolver los conflictos de opinión, en caso de surgir.

La tentativa de división más reciente se remonta a 1960, cuando Charles Mason Remey hizo un llamamiento a que la comunidad baha´í lo reconociera como Cabeza de la Fe. Un pequeño grupo aceptó a Remey mientras la mayoría lo rechazaba y seguía fiel a la Casa Universal de Justicia de Haifa. El grupo de Remey se escindió en facciones, la mayor de las cuales se hizo llamar fe baha´í ortodoxa. Tras la muerte de Remey en 1974, su grupo ha sufrido más escisiones.

ORDEN ADMINISTRATIVO

sede mundial bahá´i en Haifa, Israel
Lugar santo de los bahá´is en la sede mundial bahá´i en Haifa, Israel

El Testamento y última voluntad de `Abdul´l-Bahá es el estatuto del orden administrativo baha´í. En este documento `Abdul´l-Bahá establece las instituciones gemelas de la Guardianía y la Casa Universal de Justicia. Asimismo designa a su nieto mayor, Shoghi Effendi como Guardían de la fe baha´í. Gracias a las precisas instrucciones del Testamento y Última Voluntad, no se cuestionó la sucesión del lideraazgo de la Fe.

Shoghi Effendi, estudiante de Oxford, cuando murió su abuelo fue Guardián de la Fe Baha´í hasta su propia muerte en 1957. Durante treinta y seis años fue preparado a la fe baha´í y a su estructura administrativa de cara a la elección de la primera Casa Universal de Justicia.

Ya que la fe baha´í contaba apenas con una comunidad pequeña e inmadura cuando el Guardián se hizo cargo de liderar le fe, muchos años fueron necesarios para fortalecerla y desarrollarla hasta que fuera capaz de asumir la estructura administrativa imaginada por `Abdul´l-Bahá. Shoghi Effendi se consagró enteramente a este objetivo.

Como indican el testamento y la voluntad escrita de `Abdul´l-Bahá, los papeles desempeñados por la Guardianía y la Casa Universal de Justicia se complementan. La Guardiana cumple labores de interpretación mientras que la Casa Universal de Justicia está orientada hacia tareas legislativas. Ninguna de las dos debe actuar en las competencias de la otra.

Shoghi Effendi ejerció en vida las funciones interpretativas de la Guardianía. Tradujo los textos sagrados de la fe baha´í, planificó la expansión mundial de la comunidad baha´í, desarrolló el Centro Mundial Baha´í en Haifa, mantuvo una copiosa correspondencia con comunidades y particulares de todo el mundo y organizó la estructura administrativa, preparando a la comunidad para la futura Casa Universal de Justicia.

El testamento y la voluntad escrita de `Abdul´l-Bahá establecía la sucesión de los Guardianes, pero esto no habría de cumplirse. `Abdul´l-Bahá prescribió que a cada Guardián le sucedería su primogénito y, en caso de que esto no heredara las aptitudes espirituales del Guardián, estonces debía nombrar como tal a otro descendiente varón de Bahá´u´llah. Sin embargo Shoghi Effendi no tuvo descendencia y todos los miembros de su familia se habían ido rebelando contra la autoridad que se le había conferido, con lo cual eran “Quebrantadores del Convenio”. Por lo tanto no le fue posible designar a su sucesor como Guardián.

También estaba establecido en la voluntad escrita de `Abdu´l-Bahá que sólo la Casa Universal de Justicia estaba facultada para resolver asuntos no tratados por Bahá´u´llah o Àbdu´l´Bahá y era obvio que la sucesión de Shoghi Effendi era de la competencia de ese órgano. Así que Shoghi Affendi dejó establecidas las bases para la elección de la primera Casa Universal de Justicia. Este órgano de nueve miembros que gobierna a la comunidad baha´í en el mundo fue elegido por vez primera en 1963. Ese mismo año determinó que no había “forma de nombrar o legislar para la designación de un segundo Guardián que suceda a Shoghi Effendi”. Los baha´is fieles al Convenio aceptaron esta decisión asumida por lo que ellos consideran que es una autoridad central de su fe guiada por Dios.

Casa de los Baha´is en Willmetter

Detalles de un pilar en la Casa de los Baha´is en Willmetter, Illinois, Septiempre 2006. jeff3000

También estaba establecido en la voluntad escrita de `Abdu´l-Bahá que sólo la Casa Universal de Justicia estaba facultada para resolver asuntos no tratados por Bahá´u´llah o Àbdu´l´Bahá y era obvio que la sucesión de Shoghi Effendi era de la competencia de ese órgano. Así que Shoghi Affendi dejó establecidas las bases para la elección de la primera Casa Universal de Justicia. Este órgano de nueve miembros que gobierna a la comunidad baha´í en el mundo fue elegido por vez primera en 1963. Ese mismo año determinó que no había “forma de nombrar o legislar para la designación de un segundo Guardián que suceda a Shoghi Effendi”. Los baha´is fieles al Convenio aceptaron esta decisión asumida por lo que ellos consideran que es una autoridad central de su fe guiada por Dios.

Casa de los Baha´is en Ingleside
Casa de los Baha´is en Ingleside, Sydney, Australia. DO´Neill

No existe clero en la fe baha´í. A nivel de base, las comunidades baha´ís se gobiernan por consejos de nueve miembros libremente elegidos llamados “Asambleas Espirituales Locales”. De igual modo, las “Asambleas Espirituales Nacionales” dirigen y coordinan los asuntos de las comunidades baha´ís nacionales. El proceso electoral baha´í es único. No existen candidaturas ni campañas y el propósito es elegir a los miembros que posean en mayor grado las aptitudes espirituales que les permitan servir a la comunidad. Hombres y mujeres de más de 21 años pueden ser electores y ser elegidos miembros de las asambleas locales y nacionales. Sólo los hombres pueden acceder a miembros de la Casa Universal de Justicia.

Calendario

El calendario baha´í fue establecido por el Bab. El año consta de 19 meses de 19 días y 4 ó 5 días que se intercalan entre estos para completar un año solar. El Año Nuevo (llamado Naw Rúz) tiene lugar durante el equinoccio vernal, el 21 de marzo, al final del mes de ayuno. Las comunidades baha´is se reúnen al iniciarse cada mes en un encuentro llamado “fiesta” dedicado a la adoración, discusión y socialización. Aunque el nombre puede sugerir una comida elaborada, no tiene por qué ser así. A veces se toma un refrigerio abundante pero otras veces puede ser sólo pan y agua. La fe baha´í contempla 11 días sagrados al año, 9 de los cuales requieren que no se realice trabajo. Esos días conmemoran aniversario importantes de la historia de la fe baha´í.

http://www.viajeporindia.com/india/religion/bahaismo2.html

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.