SUPREMO CONSEJO DEL GRADO 33

Image result for foto del rito escoces antiguo y aceptadoREGULARIDAD – RECONOCIMIENTO

Las relaciones internacionales han sido durante mucho tiempo dominadas por las potencias Masónicas anglosajonas, que pretenden ser las proveedoras de la Regularidad Masónica. A este respecto, se arrogan el derecho de establecer las reglas que gobiernan la Regularidad y el reconocimiento de los Supremos Consejos, declarando irregulares a las Jurisdicciones que no quieren reconocer. Este deseo de hegemonía, en contra de lo dispuesto en las Grandes Constituciones de 1786, que establecen la igualdad de los Consejos Supremos de todo el mundo (sus poderes emanan de la misma fuente) provoca los desórdenes que conocemos hoy que rompen la unidad del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en el mundo.

Sin embargo, la Regularidad no debe confundirse con el Reconocimiento, los dos términos no son sinónimos. La confusión introducida por las jurisdicciones anglosajonas y las que se le han subordinado no es inocente, porque la irregularidad es la razón dada para justificar la anulación de los Supremos Consejos. Para disipar esta confusión, hay que recordar que la Regularidad está vinculada con el respeto a la tradición y la especial referencia al Gran Arquitecto del Universo, la presencia de la Biblia durante los trabajos, la observancia de los textos fundadores del Rito y la práctica escrupulosa de los rituales, mientras que el Reconocimiento resulta de reglas, lo más a menudo administrativas, que determinan las relaciones exteriores y las inter – visitas. La Regularidad surge por naturaleza de una adhesión íntima a los valores de la tradición, y ninguna autoridad Masónica en el mundo puede concederla o revocarla a una Obediencia o a una Jurisdicción, mientras que las normas de Reconocimiento fluctúan por consideraciones más que todo políticas.

Las fracturas aparecieron aquí y allá, en detrimento de la unidad del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y de su universalismo, y se agravan por el desconocimiento de su historia, por el desinterés en sus fuentes auténticas y por una interpretación errónea – o el no respeto – de los Textos Fundadores.  Estas fracturas son el resultado del deseo de hegemonía mencionado anteriormente, o han sido impulsadas por una desviación de las prácticas rituales.

Siempre fuerte en su fidelidad desde 1804 a los principios tutelares de la Orden escocistas y a las Constituciones del Rito, el Supremo Consejo de Francia, Vice Decano de los Supremos Consejos del mundo y Decano de los de Europa, ha propuesto, desde hace años, a los Supremos Consejos con los que está relacionado y unido en la estricta observancia del Rito, que se reúnan periódicamente con el fin de debatir los problemas engendrados por el presente. Y con ocasión de estos encuentros internacionales, profundizar los elementos fundamentales del Rito para una búsqueda común basada en su historia, su organización y sus prácticas rituales, estudiando las iniciativas a emprender para asegurar sus valores fundamentales.

Una primera reunión tuvo lugar en París, bajo su dirección, el 28 y 29 de septiembre de 1996. Ella condujo a la adopción, por unanimidad de los participantes, de una resolución reafirmando los criterios de la Regularidad, a saber:

– La invocación y la glorificación del Gran Arquitecto del Universo,

– La presencia del volumen de la ley sagrada abierta sobre el altar de los juramentos.  Este volumen es la Biblia por referencia a los rituales.

– La referencia a los textos fundadores (Constituciones y Reglamentos de 1762 y Grandes Constituciones de 1786) adoptados por todos los Supremos Consejos del mundo.

– El uso de la divisa “Ordo Ab Chao” y “Deus Meumque Jus”.

– El respeto por el proceso iniciático.

La iniciativa tomada por el Supremo Consejo de Francia ha creado una corriente favorable que ha reunido Supremos Consejos fieles a los valores tradicionales del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, sean o no reconocidos por las Jurisdicciones americanas y sus aliados. El acuerdo alcanzado en París ha marcado una etapa importante en el retorno a la unidad del Rito en el mundo. El número creciente de Supremos Consejos presentes en los encuentros internacionales que siguieron (abiertos a todos los Supremos Consejos que respondan a los criterios de la Regularidad) demuestra, de acuerdo con la posición del Supremo Consejo de Francia, que la estricta observancia del Rito Escocés Antiguo y Aceptado es el cemento de esta unidad.

Original en francès: https://www.scdf.net/manager/uploads/Regularite-Reconnaissance.pdf

 

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.