14 COSAS INCÓMODAS QUE DEBERÍAS HACER EN 2018 PARA NO ARREPENTIRTE EL PRÓXIMO AÑO.

14 Cosas incómodas que deberías hacer en 2018 para no arrepentirte el próximo año.
Por A. Carlos González

Las cosas difíciles son aquellas que muy poca gente está dispuesta a hacer. En términos absolutos de éxito y felicidad, centrarte en las cosas más incómodas de hacer (aquéllas que el resto no tienen ganas de hacer) puede hacer la diferencia en tu vida y en tu bienestar.

Lo cierto es que no importa que venga el cambio de año. Quizás uno de los motivos por los que la gente fracasa en los intentos de cambio es precisamente éste; ponerse unos objetivos por el cambio de número del calendario. Puedes hacerlo en cualquier otro momento del año y es mucho más efectivo pensar en acabar un ciclo y comenzar otro. Saber qué es lo que quieres cambiar y lo que no, lo que te gusta y lo que quieres dejar ir, lo que ya no estás dispuesto a tolerar, etc…

Hasta ahora, independientemente de la edad que tengas, eres el conjunto de experiencias que has vivido hasta ahora. Esas experiencias te han hecho la persona que eres hoy día. El problema es que para algunos, cuando recuerdan ciertas vivencias y experiencias, lo que recuerdan es el dolor y el malestar, pero no piensan en la experiencia que han adquirido y en lo fuertes que hoy día son gracias a todo lo vivido.

Hoy debes centrarte en seguir avanzando hacia algo mejor, en prosperar. Y para ello, deberás hacer muchas cosas que en principio te incomodan, pero son necesarias. Algún día te arrepentirás de no haber asumido algunos riesgos y de no haber dado más de ti, pues en el fondo sabrás que podías hacerlo mucho mejor.

De hecho, podemos convertir la incomodidad en nuestra zona de confort si logramos abrazar dicha incomodidad. Si no te estás sintiendo incómodo es porque no estás avanzando. La incomodidad es progreso.

1. Enfócate en lo que realmente es importante para ti.

Es hora de comenzar a dirigir toda tu energía a objetivos y metas específicas. Para ello puedes ejecutar la estrategia que usa Warren Buffett para priorizar el tiempo y la energía:

Anota 20 ó 25 cosas que quieras lograr en diferentes áreas de tu vida (personal, profesional..). Ahora coge las 5 cosas más importantes, aquéllas que consideras prioritarias. Tacha el resto y no vuelvas a pensar en ellas hasta que no hayas logrado esos 5 primeros objetivos.

Cualquier cosa que no pertenezca a esas 5 prioridades, únicamente es una distracción que deberás evitar. Comienza por aquí.

2. Comienza a dar pequeños pasos diarios hacia dichos objetivos.

No tienes que enfocarte en un gran esfuerzo. Sólo tienes que dar un pequeño paso, pero debes hacerlo de forma constante, tanto si hablamos de incorporar un nuevo hábito como si hablamos de aprender cualquier habilidad.

Uno de los mayores remordimientos a los que se enfrenta una persona con el paso del tiempo es no haber sido fiel a la persecución de sus objetivos. Dentro de 5 ó 10 años mirarás hacia atrás y lamentarás no haber comenzado hoy.

3. Céntrate en atacar lo más difícil.

El éxito se encuentra en las cosas difíciles, no en lo fácil. Es evidente que si pudiéramos lograr el éxito haciendo las cosas fáciles, todo el mundo tendría éxito. Lo cierto es que sólo unas pocas personas tienen éxito, porque sólo unas pocas personas están dispuestas a hacer las cosas difíciles.

  • Deberás dedicar tiempo a aprender cosas nuevas mientras otros se están “divirtiendo”.
  • Deberás hacer esas llamadas más difíciles.
  • Deberás mirar de frente a la posibilidad de ser rechazado o de fracasar en un intento.
  • Deberás ser persistente y seguir luchando aunque te sientas herido y debilitado.

4. Analiza todos tus errores cometidos hasta ahora.

Vamos a echar un vistazo a todos nuestros errores, fracasos y rechazos del pasado, pero no para recordar el dolor, sino para extraer las lecciones que podemos aprender de ello e intentar dentro de lo posible no volver a cometer dichos errores.

Recuerda que las mejores lecciones de la vida las aprendemos de los peores momentos de nuestra vida.

5. Lee al menos 1 libro al mes.

A ser posible, que sea “lectura productiva”, y si puede ser más de un libro al mes, mucho mejor. Cuando leemos una biografía, vuelvo a recordar que estamos absorbiendo toda la vida de una persona en unas pocas páginas. Si lees 12 biografías en un año, ese año habrás absorbido las ideas, consejos y pensamientos de 12 personas que a su vez absorbieron las experiencias de otras muchas personas.

Es por eso que se suele decir que las personas suelen vivir una vida, pero los ávidos lectores, acaban viviendo 1000 vidas. ¿Te has parado a pensar lo que ocurriría si te haces con la experiencia de 100 personas que ya han tenido éxito y pones en práctica todo lo aprendido? ¿Te has parado a pensar en quién podrías convertirte?

Puede que sea mucho más cómodo ver la tele que ponerte a leer un libro, pero haz la prueba. Comienza con un libro al mes.

Aquí tienes 44 libros de negocios, educación financiera, inversión y alguna biografía que hemos recomendado.

6. Humanízate de nuevo.

No te escondas detrás de las redes sociales durante más tiempo. La mayoría de los amigos que tienes en redes sociales no son tus amigos, y la mayoría de los contactos que haces por internet, son contactos inservibles si nunca llegas a tomarte un café con ellos.

Sal a la calle, conoce gente, escucha sus historias, pregúntales. Compórtate como un humano de nuevo. Guarda el smartphone cuando estés en un sitio público, sonríe y mira a la gente a la cara. Obsérvales. Vuelve a tener contacto real con el mundo

7. Simplifica tu vida.

Hay personas que se merecen que les dediques más tiempo. Cuando hablamos de relaciones, más vale tener unas pocas de calidad y cuidarlas bien que tener muchas relaciones mediocres y descuidadas. Al igual que cuando hablamos de objetivos, enfócate en las personas más importantes y comineza a deshacerte de esas personas más tóxicas que no aportan demasiado a tu vida.

Este es el tema que elegí para mi último vídeo: Simplifica.

8. Invierte en ti y en tus necesidades.

Pensar en primer lugar en ti no es ser egoísta, pues poco podrás hacer por los demás si no estás en buen estado.

En primer lugar, aprende a respetarte a ti mismo. Entiende que no siempre serás una prioridad para los demás. No todo el mundo va a quererte y ni siquiera puedes caerle bien a todo el mundo. Pero ese no es tu problema. En lo que a ti respecta, debes elegirte a ti mismo como prioridad.

Invierte en tu salud: Alimentación y ejercicio puede ser algo que tenemos descuidado, y es algo que a largo plazo nos dará buenos dividendos. Recuerda que, según estudios científicos, una buena alimentación y hacer ejercicio regular puede mantenerte alejado de la depresión y aumentar tus niveles de felicidad.

Invierte también en conocimientos y habilidades, como puede ser el hecho de aprender a hablar en público o mejorar tus habilidades en oratoria. Estas habilidades resultan ser muy útiles para todo tipo de áreas de tu vida, sobre todo para el mundo de los negocios y tu carrera profesional.

9. Aprende a decir “NO”

Decir “sí” a todo es dejar que todo el mundo controle tu vida, y por lo tanto, puedes perder el control del barco. Si sientes que nunca tienes tiempo para ti, o sientes que dedicas muchas horas a una tarea y no ves resultados, es muy probable que estés diciendo “sí” a demasiadas cosas.

Aprender a decir NO se ha convertido en todo un arte que no todo el mundo es capaz de dominar. No a compromisos a los que decimos sí. No a distracciones que te hacen perder el tiempo. En definitiva, deja de decir sí cuando en realidad te apetece decir no. Debes establecer ciertos límites para evitar que personas y situaciones se aprovechen de ti.

10. Aléjate del drama innecesario.

Nuevamente, aprende a simplificar. Si no te quieren en una relación, sal de ella de inmediato. Hazlo de forma rápida y sin mirar atrás. Si algo no te hace feliz, no permanezcas ahí. Si algo te produce más ansiedad que placer, abandona.

Deja también de entrar en conflictos innecesarios. Si no puedes dedicarle a alguien palabras amables, mejor no digas nada. Deja de entrar en debates innecesarios a través de Facebook. Deja de gastar energía en discusiones que no te hacen evolucionar como persona.

Si algo no está haciendo bien, es porque te está haciendo mal. Si algo no suma en tu vida, está restando. Si algo no te está ayudando, te está perjudicando. Es así de simple, y en el fondo lo sabes.

11. Perdona a ciertas personas, pero no olvides.

A veces, hay que saber perdonar para poder seguir avanzando en la vida. Y no necesariamente porque esas personas merezcan el perdón, sino porque mereces estar en paz. Eso sí, perdona pero no repitas el error.

En un momento dado, y en según qué circunstancia, no pasa nada por decir: “Te perdono, pero no quiero volver a saber nada de ti al menos por ahora.”

12. Deja ir para que puedas acoger.

Dicho de otra forma, “dí adiós a personas para poder decir “hola, bienvenido a mi vida” a otras personas.”

No todo el mundo permanecerá en nuestra vida. Aprende a dejarlos ir. De hecho, invita a algunas personas a que salgan de tu vida. Afronta ciertas pérdidas de una forma rápida. Si hablamos de relaciones sentimentales, el hecho de sufrir un dolor hoy es la mayor señal de alegría mañana.

Y es que en una maleta vacía caben muchas más cosas buenas que en una maleta cargada de cosas malas. Para poder dejar entrar a una persona especial, en ocasiones deberemos dejar salir a una persona tóxica. No pierdas demasiado tiempo con quien no lo merece. invita a entrar en tu vida a las personas que lo merezcan.

13. Pon en orden tus finanzas.

Por último, aunque ya sabemos que el dinero no es lo más importante, éste suele ser una de las ayores preocupaciones para la mayoría de personas. Como siempre decimos, en ocasiones, la educación financiera tiene mucho más que ver con la psicología y comportamiento social que con los números y las finanzas.

Deja de intentar impresionar a los demás: nuestra necesidad de aceptación, en ocasiones nos lleva a intentar aparentar lo que no somos. La forma más rápida de aparentar es gastar un dinero en apariencias que no nos podemos permitir gastar. Deja de hacer eso.

  • Establece metas y objetivos de ahorro.
  • Ahorra más dinero e invierte más dinero.
  • Aprende de finanzas (lee algunos libros de finanzas)
  • Busca alguna forma de aumentar tus ingresos (ver algunas formas de ganar un dinero extra)
  • Evita deudas.
  • …..
Para entrar en más detalle, aquí tienes 15 consejos para mejorar tus finanzas personales
14. Toca la vida de una persona.
En una de mis peores etapas, una persona me dio este consejo. Toca la vida de una persona para mejorarla sin pedir nada a cambio. Mejora la vida de esa persona.
¿Has hecho ésto alguna vez a conciencia? Pruébalo. Cógela de la mano y ayúdala a cumplir algún objetivo, enséñale algo. Dedícale tu tiempo para que la vida de esa persona sea mejor. Si nunca has hecho ésto, no puedo decirte cuál será tu recompensa. Simplemente hazlo. Hoy día, en cierto modo, toco la vida de muchas personas. Y es probablemente lo más gratificante que he hecho en mi vida hasta el punto de convertirse en un propósito de vida.
Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.