MASONERIA EXILIADA; ¿COSTO DEL AISLAMIENTO SOCIAL?

Gustavo Pardo Valdés 33

Resultado de imagen para foto de la soledad

Al comenzar a tratar un tema tan controvertido como lo es el mítico dogma conceptual que prohíbe a los masones inmiscuirse en asuntos políticos, creo conveniente citar lo expresado por el VH Víctor Guerra en el articulo “Los orígenes de la masonería especulativa”, de Roger Dachez.  En dicho escrito,  Guerra alega “Sobre la Masonería hay mucho mito y mucho mitómano y solemos ser los propios masones los que hacemos correr los tópicos al uso, tal vez por cansancio de tener que explicar al profano cosas que no entiende”[i]. Este es nuestro caso.

Siempre que escucho a determinados “ilustrados” hermanos referirse al concepto “regularidad”, recuerdo que en cierta oportunidad, un hermano recién llegado de Cuba le expresó al IH Héctor Sardiñas que él no visitaba las logias masónicas exiliadas, porque “éran irregulares”. El Hermano Sardiñas[ii], le preguntó “¿qué es regularidad, hermano”? El silencio por respuesta.

Efectivamente, considero que hay personas muy mal intencionadas que ingresan a las logias masónicas (y a otras instituciones) con el fin de desunir y procurar destruir dichas asociaciones. Otras, en cambio, con muy buena voluntad pero con sumo desconocimiento del tema, distorsionan y crean confusión respecto al enfoque jurídico-doctrinal de conceptos básicos sobre los cuales se asienta todo el andamiaje del trabajo socio-educativo-doctrinal masónico.

Creo oportuno recordar que son muy pocos los cubanos con las que he hablado en Cuba (y en este país) que, al conocer mi pertenencia a la Masonería, no me han dicho que alguno de sus familiares eran masones. ¿Por qué ocurre ello? Porque antes de triunfar en Cuba esa desgracia conocido por “Revolución”, la Masonería (Gran Logia y logias), sostenían una actividad socio-educativa-filantrópica muy fuerte y activa de su entorno.

Efectivamente, recordemos la función social que realizaba a través del Hogar Nacional Masónico “Enrique LLanso”, dos Asilos de niños en Matanzas, El Zapato Escolar, El Traje Masónico, escuelas para la educación, tales como la que sostenían la logia ¨Los Apóstoles¨ y en otros 200 templos masónicas a través de la Isla, bibliotecas públicas, como las de las logias ¨Mártires de la Libertad¨ y ¨Unión Hispano Americana¨y hasta dispensarios médicos.

La Gran Logia sostenía una escuela gratuita ¨La Casa de los Niños”, la Universidad Masónica “José Martí”, así como la Biblioteca pública “José Martí” y el Museo (también publico) Aurelio Miranda.

Pero, además, la Gran Logia de Cuba participaba activamente en la política moralizadora y social cubana, en aspectos tales como la denuncia de la corrupción, los juegos ilícitos, el alcoholismo, la prostitución, la mala atención a los enfermos ingresados en el Hospital de Mazorra, la educacion en las escuelas pùblicas, etc.

¿En que no se inmiscuía la Masonería cubana de la época? En la política sectaria, es decir, no apoyaba a ningún partido político en particular; dejando a sus miembros elegir libremente su participación en uno u otro movimiento político. Ese es  precisamente la verdadera limitación que imponen los Antiguos Límites a los masones.

Creo oportuno citar lo establecido al respecto en Fundamentos para un Derecho Masónico Interpotencial establecido en los Estatutos y Reglamentos de la Confederación Masónica Interamericana (C.M.I)[iii]

f) Prohibición de discusiones secretarias sobre política o religión.

Precisamente, al omitir la palabra “sectario”, la ignorancia de unos y la mala intención de otros, es lo que ha originado el mítico dogma que obliga a la Institución masónica a vivir al margen de la realidad político-social por la que atraviesa la comunidad; hecho éste que ha incidido en el decrecimiento de su influencia como ente activo de mejoramiento socio-ético-moral social.

He aquí, uno de los factores más importantes que ha provocado el vertiginoso decrecimiento que actualmente experimenta la Masonería norteamericana, en general y la Gran Logia de la Florida en particular, hecho que le ha obligado a esta ùltima a procurar captar masones afiliados a las Obediencias Masónicas exiliadas en este Estado.

Sustraer a la Institución Masónica de su acción social, es someterla al aislamiento social y comunitario del entorno en el cual convive. Reflexionemos, hermanos.

[i] http://freimaurer-wiki.de/index.php/Es:Origenes_de_la_masoneria_especulativa

[ii] Ex Gran Maestro de la Gran Logia Unida de las Antillas y Miembro numerario (Efectivo) del Supremo Consejo de la Lengua Española para el Ser de los EE UU de N/A.

[iii] http://www.cmisecretariaejecutiva.org/jst3/media/pdf/estatutoscmi.pdf

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.