Las 7 “C” de la ética empresarial

 Corrupción, reputación o valores, la empresa se la juega en la sociedad de la trasparencia

El inicio de la ética empresarial tiene una fecha: 1974. Fue en la Universidad de Kansas, con un congreso dedicado al tema. Se estudió el caso del Watergate, que le acarreó la renuncia al presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon.

Así, la ética empresarial se ligó desde los inicios a casos de corrupción o malas prácticas. Es necesario empezar a vincularla a casos positivos o buenas prácticas, y es lo que ha hecho Carlos María Moreno Pérez en Ética de la empresa (www.herdereditorial.com). Moreno es miembro del EBEN (European Business Ethics Network) es colaborador del IECO (Instituto de Ética y Comunicación de Valencia).

Para él existen 7 “C” imprescindibles en el binomio ética y empresa:

1. C de compartir

En la empresa, los valores tienen que ser conocidos pero sobretodo compartidos por todos los integrantes de la empresa. Hacer copartícipes a los profesionales de unos valores va en beneficio de todos.

2. C de comunicación

La comunicación es un factor estratégico fundamental para la empresa. Es preciso comunicar con integridad, sabiendo qué se quiere comunicar y a quién.

3. C de consistencia

Unos profesionales sólidos, éticamente hablando, son una garantía para la empresa. En ética no se puede ser cambiante como una veleta en función de cómo soplen los vientos. Hay que mantener un rumbo.

4. C de coherencia

Si es coherente en el decir y en el hacer, el profesional será más creíble y se genera mayor confianza por parte de todos.

5. C de consecuencia

Un valor importante a considerar es la repercusión de lo que una empresa o un profesional puede hacer o dejar de hacer. Se han de calibrar convenientemente las consecuencias de conductas y acciones de cualquier profesional y empresa.

6. C de confianza

La confianza es un valor intangible sedimentando en comportamientos en el tiempo. La confianza se basa en la relación.

7. C de compromiso

En tiempos líquidos, gaseosos, volátiles e inciertos, el compromiso parece que es poco frecuente. En términos empresariales se suelen utilizar el orgullo y el sentido de pertenencia o engagement, el hecho de “querer” a la empresa. Sentir los colores, estar vinculado, ser muy “corpo” (corporativo, de la empresa).

Moreno Pérez, doctor en Filosofía y diplomado en Teología, es el investigador principal del grupo Organización, Persona y Cambio y de la Cátedra Ethos de la Universidad Ramon Llull (www.url.edu) y sintetiza 6 ideas útiles cuando hablamos de ética de la empresa.

Ideas clave en ética empresarial

• La ética tiene que ver con hacer las cosas bien, lo mejor que se pueda y sepa
• La ética está fundada en la libertad –valor de elegir-
• La ética baja al terreno de una realidad concreta
• La vida humana es autoconstrucción ética (Francesc Torralba)
• Los valores tienen que ver con la vida y con el vivir de cualquier profesional
• Los valores no pueden quedar como una declaración de intenciones: han de ser dinámicos y mover a las personas y a la cultura de empresa

Las 7 “C” de la ética empresarial

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.