El sentido espiritual de la existencia es fuerte y diverso entre los masones

Uno de los grandes contrastes entre la Masonería Española y la Sociedad Española que la ampara y la protege reside en el sentido espiritual de la existencia. El 27% de los españoles se define a si mismo como agnóstico o ateo, una cifra que apenas alcanza el 5% entre los masones. En otras palabras, en un grupo escogido al azar de 20 personas, serán 14 los españoles y 19 los masones que crean en Dios. No es extraño si tenemos en cuenta que la creencia en un principio creador es una condición necesaria para el ingreso en la Masonería. ¿Qué ocurre con el masón número 20? En el momento de realizar el Barómetro Masónico se siente agnóstico. En ese sentido el porcentaje de ateos, que en la Sociedad Española alcanza el 10%, es irrelevante en la Masonería.

El segundo contraste tiene que ver con la diversidad. 13 de los 14 españoles que creen en Dios se consideran Católicos Romanos. Entre los 19 masones creyentes el abanico es mucho más amplio. El grupo más numeroso está formado por los 11 que se consideran Cristianos. Resulta muy interesante que siete de ellos prefieren esta etiqueta ecuménica, cristiano sin más, dejando a un lado su confesión concreta para poner en valor lo que les une a otras confesiones. Tres se definen católicos y uno es protestante, ortodoxo o anglicano. Entre los ocho masones restantes que no son cristianos, uno pertenece a otra religión como el judaísmo, el islam o el budismo y los siete restantes tienen una dimensión espiritual de la existencia sin sentirse vinculados por la práctica de ninguna religión concreta.

Anuncios