La Masonería haitiana emula al Ave Fénix

Fue el 12 de enero del 2010 cuando un devastador terremoto se cebó sobre el país con el mayor índice de pobreza del continente americano; cerca de 300.000 personas perdieron la vida, dejando además 1,5 millones de damnificados así como cuantiosas pérdidas materiales.

Pocos días después circularon por la red, entre otras espeluznantes imágenes, las de una logia masónica reunida en su Templo que prácticamente, también, se encontraba en ruinas; los masones haitianos mostraban la triste realidad y sensibilizaban al mundo en la imperiosa necesidad de ayuda para toda la ciudadanía.
Los Hermanos haitianos, en forma sencilla, dieron muestra, desde el primer y en todo momento, de su altruismo, de su convicción, de su ánimo de recuperación, de su apegoa la Orden y al trabajo masónico; de ser útiles a la mejora de la sociedad en general, a la de la Masonería y a su propia personalidad.
 
 Hoy después de algo más de dos años de aquel terrible suceso y, a pesar del drama inolvidable, cuando aún más de medio millón de haitianos sigue viviendo en tiendas de campaña; los masones locales, vuelven a dar ejemplo de desinhibición, de personalidad y de consecuencia, presentándose ordenadamente en la vía pública y a plena luz del día, sin complejos y mostrando sus arreos con el sano orgullo de pertenecer a la Orden de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad. Todo un ejemplo: gracias.
 
Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.