Venezuela entregó a Cuba más dinero que la Unión Soviética en casi 30 años

Cualquier estimación sobre la deuda que guarda el régimen de los Castro con la Unión Soviética se queda corta con la ayuda que dio la dictadura chavista a Cuba

 472/Share
Se queda corta la ayuda que brindó la Unión Soviética, por años el sostén de Cuba, al lado de las dádivas del chavismo. (Embajada de Cuba)

Dice el catedrático de Georgetown y autor, Clive Foss, en su libro Fidel Castro que “durante décadas, la URSS había ido inyectando dinero al comprar muy caro el azúcar [a Cuba] y vender el combustible barato. Cuba había costado a los rusos doce millones de dólares por día; al final la deuda ascendía a 18.300 millones de dólares“.

Por casi treinta años, el régimen de Fidel Castro logró mantener cierta estabilidad en la isla gracias al amparo de la gran potencia Unión de República Socialistas Soviéticas (URSS). Fue, desde reanudó relaciones con la nación comunista en mayo de 1960, su principal aliado en América,

Con el total control estatal, Castro destruyó casi por completo el aparato productivo de Cuba. Era, entonces, necesario el auxilio para evitar la corrupción de sus postulados socialistas. Por ello, las relaciones entre el país caribeño y la Unión Soviética se sostenían en la ayuda económica de la segunda, a Fidel Castro.

La estimación que hace Clive Foss parece austera. No obstante, dejando a un lado la inflación y otros elementos, aún se habla de una suma sustancial.

Por otra parte, como la deuda de Cuba a la URSS era en antiguos rublos; es difícil determinar exactamente cuán grande era el monto.

En un artículo publicado en 2013 en el diario BBC, se señala que Rusia estimó la deuda de Cuba con la extinta Unión Soviética en “cerca de USD $30.000 millones”. En cualquiera de los casos, aunque se trata de una cifra sustancial, es inferior a la ayuda que recibió la isla del caribe de Venezuela durante 17 años.

La potencia rusa brindó respaldo financiero a Cuba por alrededor de 27 años. Venezuela, por muchos menos —y lo sigue haciendo—. Un escándalo total que en ese período de tiempo, la nación subordinada a la doctrina chavista se haya desangrado de esa manera.

Según el administrador, analista financiero con experiencia de 26 años en el Banco Central de Venezuela y antiguo jefe de División de Riesgo Cambiario, Orlando Zamora, “Cuba recibió de Venezuela en petróleo y dólares, USD $40.000 millones en 17 años”.

Entre 2000 y 2017, de todo el ingreso masivo por las exportaciones de petróleo —inédito en la historia de Venezuela y que aparentemente se trataría de USD $884.049 millones—, se destinó USD $54.969 a países en barriles de petróleo.

De esas naciones, Cuba recibió USD $21.400 millones. “Es decir, el 29 % del total de esta asistencia de hidrocarburos que significó para el país, pérdidas en cuentas por cobrar, sobrestimación cubana de los costos salariales de médicos, atletas y triangulaciones de bienes, incluso el delito moral de reexportar excedentes de combustibles por parte de Cuba”, escribe Zamora en un artículo en el portal Konzapata.

Aunado a ello, Cuba no completó muchos de los proyectos para los que supuestamente se cedió ese dinero. Y, a la ayuda brindada en petróleo, se le suman otros montos que terminan ofreciendo la escandalosa cifra de USD $40.000 millones.

Por ejemplo, en el año 2003, con el inicio de la Misión Barrio Adentro, en la que la isla prestó médicos cubanos al régimen de Hugo Chávez, Cuba recibió “unos USD $4.000 millones en pago de salarios de hasta 20.000 médicos, insumos y fármacos”.

Al año siguiente el Ministerio de Educación de Venezuela reparte 25 millones de libros en el país. Todos, impresos en Cuba. Como estas políticas son muchas. Gastos que hace el régimen chavista y que paga al cubano.

En el año 2010 “se construye con el apoyo del Gobierno venezolano la ampliación del puerto de aguas profundas de Cienfuegos”, Cuba. Ese mismo año se donaron equipos y materiales de derrames de hidrocarburos.

Meses después Chávez paga la construcción de un cable submarino de telecomunicaciones a Cuba que costó USD $72 millones.

En fin, la ayuda es amplia. Se trata de un expediente dilatado y terrible que retrata el saqueo de un país para el sostenimiento de otro. La bonanza petrolera que disfrutó Venezuela justo bajo la administración chavista permitió que Castro gozara de una ayuda sin precedentes.

Ni los casi treinta años de la Unión Soviética se comparan, entonces, a las dádivas del chavismo en un período mucho menor.

Anuncios