Sin candidato, partido o programa

Unos sugieren que el día electoral “hay que hacer asambleas de ciudadanos en las plazas Bolívar”… otros que la gente se vista de blanco


La inscripción de los candidatos, salvo Maduro que a duras penas amontonó en el corto trayecto que separa Miraflores del CNE, una pequeña multitud compuesta básicamente de  empleados públicos, se llevó a cabo en la soledad de sus más cercanos colaboradores y familiares, mientras que los caraqueños ni se dieron por enterados del evento.

La mañana del martes 27, como era de esperar en una ciudad donde la brutal recesión logró domesticar el tráfico, pocos vehículos circulaban y los habitantes más bien se congregaron en los cajeros de bancos para buscar efectivo o en las panaderías donde aún hornean trigo que como sabemos una vez convertido en pan es la cena de los más pobres.

Desde tempranas horas de ese día el oficialismo congregó en la plaza de El Silencio los empleados públicos como prueba de “eficiencia” y de “respeto a los semejantes” ya que la inscripción de Maduro se llevó a cabo en horas de la tarde.

Pero, volviendo a los candidatos se puede decir que estos ciudadanos no fueron capaces de concitar las pasiones que alguna vez se vieron en los participantes de otras campañas presidenciales.

Lógico: Era de esperar pero no a causa de la real o supuesta “falta de condiciones” que aducen para llamar a la abstención los políticos y quienes les entrevistan en los medios radioeléctricos que son vitrinas donde todas las embustes florecen.

La culpa de tanta frialdad por parte del electorado quizás parezca múltiple aunque todas las causas coinciden: Si los problemas del país provienen de la economía… entonces era lógico esperar que el electorado pidiera soluciones distintas a las políticas que lograron arruinar una economía petrolera antaño envidiada.

Que se las pidiera al candidato, al partido o al programa de gobierno.

Pero, ni el señor Maduro y menos aún Henri Falcón o los otros aspirantes que retirado aparentemente el pastor evangélico, ocupan el lugar que antaño llenó en los tarjetones un candidato brujo o María Bolívar… quieren cambiar el socialismo estatista que explica nuestras actuales miserias porque eso dañaría sus intereses. ¡Por tanto… para el ciudadano decente en esta apuesta no hay candidato!

Pero tampoco hay partido: El PSUV y su GPP no pasan de agencias clientelares donde cualquier estupidez, sobre todo si viene aliñada de populismo y estatismo… puede encontrar nido… y los restos de la Mud se hallan tan divididos al punto que cada patricio que anda vendiendo la idea de reestructurar la Mud –otra vez- lo hace por su lado… y blandiendo cada uno boberías infantiles a guisa de estrategias a seguir.

Unos sugieren que el día de las elecciones “hay que hacer asambleas de ciudadanos en las plazas Bolívar”… otros prefieren que la gente se vista de blanco y rodee los centros electorales portando velas encendidas –será para que nos tomen como seguidores de la Sayona-… mientras que un ex ministro fugaz de Hugo Chávez anuncia a nombre de presuntos “libertadores” de la oposición que presentará su candidatura presidencial pero no ante el CNE… sino “ante la gente”… “para que las masas voten por él en cajas de zapatos” –que ya no existen-.

Este nefelibata, aparte de anunciar 20 dólares para cada venezolano, como bono o regalía, sugiere incluir en la “transición” a los comunistas y militares… así cómo suena… nada, para mí lo que quiere este señor es asilarse en USA siguiendo el patrón de los magistrados que escogió la Asamblea el año pasado y que ahora viven a las costillas de Almagro.

Amigos: ¡Con gente de tal talante no se llega a nada y  sucederá lo que para cualquier persona sensata está previsto!

Es decir que afortunadamente no hay invasiones extranjeras en marcha y menos aún puede haberlas cuando opositores que ayer renegaban de la posibilidad de presentarse en estas elecciones porque pronto “nos van a invadir”… ahora andan reunidos a escondidas con los hermanitos Rodríguez a ver si se postergan las elecciones uno o dos meses… para que estos politiqueros se inscriban y participen.

Tampoco hay partido y si se revisan las propuestas de gobierno de todos los comenzando por el absurdo Plan de la Patria… se llegará limpiamente a la conclusión de que tampoco hay programa por el cual dejar hasta la vida a pesar de que las condiciones “aplican”. Es triste pero todos los integrantes de la actual clase política quieren hacer lo que hoy critican.

¿Entonces qué?: Lo sensato sería unir gente incontaminada con la politiquería del gobierno y con la de la Mud… son la mayoría… y proponer algunos de estos nombres, los mejores, como candidatos a legisladores desde concejales en adelante.

Las leyes forman la base del entramado que puede permitir que una sociedad florezca… o que se marchite en medio de la politiquería, la falta de patriotismo y la desidia… tiempo hay y gente también.

¡Vale la pena preparar una plataforma patriótica en pro de soluciones de mercado para las otras elecciones que el ciudadano Cabello propuso a guisa de trampa! ¡Seguiré tocando el tema!

https://venepress.com/article/Sin_candidato_partido_o_programa1519823217978

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.