Anuncios

Trayectoria de un tigre desde el borde de la extinción

Expertos del Centro Tigre de Amur están vigilando de cerca a Vladik, el salvaje tigre de Amur que en 2017 fue puesto en libertad en el bosque ruso después de atraer la atención de los medios de comunicación internacionales cuando deambuló por las calles de la ciudad rusa de Vladivostok, en el extremo oriental del país.

El gran felino, un macho de 136 kilogramos (300 libras) de peso y 3 años de edad llamado así por la ciudad donde fue visto, está equipado con un collar de posicionamiento global para que los especialistas en tigres puedan saber a dónde va. Vladik fue reubicado en el Parque Nacional Bikin de Rusia, elegido por su ubicación densamente boscosa y remota.

Su cuidado y posterior liberación son un ejemplo de un esfuerzo mundial para proteger al amenazado tigre de Amur, comúnmente conocido como tigre siberiano.

Organizaciones estadounidenses se han asociado con instituciones rusas de investigación, legisladores y comunidades para fortalecer la legislación contra la caza furtiva, eliminar la tala ilegal de árboles, aumentar las poblaciones de presas y concienciar al público sobre la difícil situación del tigre.

El trabajo está dando sus frutos. Después de décadas de esfuerzos de conservación y lucha contra la caza furtiva, la población de tigres de Amur en el extremo oriental de Rusia ha aumentado a 540, la población de tigres en una sola zona más grande del mundo.

Tigre de Amur tras una reja (© Amur Tiger Center/WWF/AP)
Vladik en 2017, antes de ser liberado en un bosque en Rusia (© Amur Tiger Center/WWF/AP)

Los tigres de Amur han estado recuperándose desde la década de 1940, cuando su cantidad disminuyó a unos 40 y la caza generalizada amenazó con extinguirlos, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (World Wildlife Fund). Rusia fue el primer país que concedió al tigre plena protección.

Los tigres en el extremo oriental ruso siguen enfrentándose a los peligros de las actividades humanas, incluida la expansión urbana y la tala ilegal. Y los tigres de Amur también se ven seriamente amenazados por los cazadores furtivos, que cazan tigres para vender sus partes -incluyendo pieles, dientes y huesos, en el mercado ilegal de fauna salvaje.

Pero contrapartes estadounidenses y rusas trabajan juntos para limitar los peligros:

  • El Proyecto del tigre siberiano (en inglés) de la Sociedad de Conservación de Fauna Silvestre (Wildlife Conservation Society) ha equipado a expertos en Rusia para realizar evaluaciones de la salud del tigre, traslados y monitorización.
  • El Fondo Mundial para la Naturaleza (en inglés) ha trabajado con el gobierno ruso y expertos en tigres de ese país para ayudar a asegurar una red de áreas protegidas a lo largo de la frontera entre Rusia y China e implementar campañas contra la caza furtiva.

Por su parte, Rusia es un firme partidario de la conservación del tigre. En 2010, por ejemplo, el presidente ruso Vladimir Putin fue anfitrión de una cumbre internacional del tigre en la que 13 países en los que hay poblaciones de tigres se comprometieron a duplicar la cantidad mundial de tigres para 2022.

Vladik, por su parte, caminó recientemente (en inglés) cerca de 650 kms (400 millas) al sur del Parque Nacional Bikin, que los expertos especulan que abandonó debido a la superpoblación, antes de girar y volver al centro de Sikhote-Alin en el sudeste de Rusia. Los conservacionistas de todas partes están observando su trayectoria.

El 3 de marzo es el Día Mundial de la Vida Silvestre. Conoce más sobre las amenazas a los animales y lo que puedes hacer al respecto.

https://share.america.gov/es/trayectoria-de-un-tigre-desde-el-borde-de-la-extincion/

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: