John Bolton, el nuevo asesor de Trump que será firme contra Maduro y Castro

No son buenas noticias para el régimen chavista. La designación del “halcón de la guerra” debería despertar el nerviosismo en la región sobre las incursiones militares

Bolton es un belicista o un “halcón de la guerra”. (Wikimedia)

Donald Trump reemplazó al general H. R. McMaster, quien se desempeñaba como asesor de seguridad nacional de Estados Unidos. Su sustituto es el abogado y diplomático John Bolton.

Tiene fama de conservador, «belicista» y se le conoce como un war hawk —o halcón de la guerra—. Es pragmático y se inclina siempre a resolver los conflictos de esa forma. Apoya la idea de un cambio de régimen en Irán, Corea del Norte, Siria y Libia. Esto con el férreo puño militar de Estados Unidos. Respalda las acciones belicistas en escenarios donde la diplomacia ya no tiene cabida. Es paradójico, pero lo de Bolton no es la cortesía ni el apaciguamiento.

Bolton cuenta con una larga experiencia en la diplomacia internacional. Fungió como fiscal general adjunto para la División Civil durante la administración de Ronald Reagan. Luego fue secretario de Estado adjunto para Asuntos de Organización Internacional, tercer subsecretario de Estado para Control de Armas y Asuntos de Seguridad Internacional —con la presidencia de George W. Bush—; y embajador permanente de Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas —de 2005 a 2006—.

“Trump sustituye al general McMaster por un halcón de la era Bush”, se lee en el diario El País de España. Y, en El Nuevo Herald, titulan la noticia así: “Venezuela y Cuba: el nuevo asesor de seguridad de Trump viene con la mano pesada”.

Su designación debería generar nerviosismo. Ambos titulares aciertan: es un halcón de la era Bush y viene con la mano pesada contra las tiranías de Latinoamérica y Oriente.

En 2002, John Bolton demostró que no siente mucha simpatía por el régimen dictatorial de los Castro en Cuba. A diferencia de la progresía mundial, el entonces tercer subsecretario de Estado no se dejó embelesar. Denunció a Fidel por sus intenciones de construir y trasladar “armas biológicas” a naciones peligrosas. Las denuncias le ganaron enemigos y críticas.

Asimismo, condenó los intentos del expresidente Barack Obama de restablecer relaciones con Cuba. Una muestra clara de lo que se vendrá para Raúl Castro y su principal aliado en la región, Venezuela.

McMaster, el general moderado con el que Trump tenía diferencias

Aunque el general McMaster llegó a asegurar que Venezuela es una de las prioridades del presidente Donald Trump; también dijo en una rueda de prensa, en agosto del año pasado, que Estados Unidos no tiene planeado ejecutar alguna operación militar en el país latinoamericano. Al menos “en el futuro cercano“.

Sus palabras sucedieron al planteamiento del presidente Trump. Justo dos semanas antes de que McMaster declarara en una rueda de prensa, el jefe de Estado dijo: “Tenemos muchas opciones para Venezuela… No dejamos a un lado la opción militar. Es nuestro vecino. Ustedes saben, tenemos tropas en lugares del mundo que son muy lejos y Venezuela no queda lejos”.

En un reportaje de El País, se lee que McMaster y Trump tuvieron diferencias desde el primer momento. El general se opuso al que fue el primer estratega de la Casa Blanca, Steve Bannon; y a la idea de denominar “terrorismo radical islámico” a los grupos terroristas islámicos.

“No es un conservador”, le dijo el profesor de Princeton, Michael O’Hanlon al medio español. Asimismo, es un hombre que se atrevió a contradecir al presidente en su cara.

Ahora llega John Bolton, alguien muy diferente. Sus posiciones coinciden más con el presidente Trump, también pragmático.

“Una excelente elección” que debería generar nerviosismo en las tiranías

“El anuncio [de la designación de Bolton] a dos meses de las conversaciones directas con Corea del Norte, completa la vertiginosa crisis de Gobierno iniciada a mediados del mes con la salida del consejero económico, Gary Cohn, y la destitución fulminante del secretario de Estado, Rex Tillerson. Los tres formaban el ala moderada de la Casa Blanca y el principal freno a la política ultranacionalista de Trump. Caídos, el presidente tiene ahora las manos libres para llevar adelante su programa más radical”, se lee en El País.

Es un programa radical que incluye, también, la política exterior de Estados Unidos frente a Cuba y Venezuela. Sobre las posiciones de John Bolton, un alto funcionario de la administración republicana dijo a El Nuevo Herald: “Para América Latina, siempre ha hecho énfasis en cómo Cuba, Venezuela y Nicaragua han socavado los intereses de Estados Unidos en toda la región”.

“Bolton cree que Venezuela, con su crisis económica, es vulnerable y que otros países, incluido Irán, continúan teniendo una gran influencia en su Gobierno”. Su postura es, entonces, determinante. Es un nuevo elemento que suma Trump a su gestión y que refuerza la férrea política exterior del republicano frente a la dictadura de Nicolás Maduro.

En 2013, el ahora asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, dijo sobre la relación entre el régimen de Irán y el de Venezuela: “Se trata de contrabandistas expertos: la mayor instalación diplomática iraní en el mundo está en Caracas, Venezuela”. Y, como se mencionó, John Bolton insiste en que se debe lograr un cambio de régimen en Irán.

Definitivamente no son buenas noticias para el régimen de Raúl Castro y el de Nicolás Maduro. Ya Bolton ha marcado su postura ante ambas tiranías.

Un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional de la presidencia de Obama, dijo a El Nuevo Herald que su designación debería despertar el nerviosismo en la región sobre la vieja Doctrina Monroe o el historial de incursiones militares en Latinoamérica.

Fue punta de lanza de la belicosa política exterior de George W. Bush y ahora regresa para acoplarse a Donald Trump y su pragmatismo.

El senador Marco Rubio es uno de los políticos de Estados Unidos más comprometidos con la crisis de Venezuela y la causa contra la dictadura. Reaccionó a la designación de John Bolton y son palabras que insinúan bastante.

“Conozco bien a John Bolton, es una excelente elección y va  hacer un gran trabajo como asesor de seguridad nacional”, escribió Rubio en su cuenta de Twitter.

I know John Bolton well, he is an excellent choice who will do an great job as National Security Advisor. General McMaster has served and will continue to serve our nation well. We should all be grateful to him for his service. 3.403 3.438 personas están hablando de esto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.