¿Qué es y para qué sirve la 501c3?

Todos los días hablo con líderes y emprendedores sociales buscando nuevas alternativas para hacer crecer sus organizaciones sin fines de lucro. Sin embargo, cuando llegamos al punto de la conversación en la que hablamos sobre someter propuestas de fondos a fundaciones o programas federales, me sorprende la gran cantidad que desconoce sobre la exención contributiva federal, conocida como 501(c)(3). Es por ello que en esta columna discutiremos qué es, para qué sirve y cómo se obtiene.

Uno de los beneficios principales de contar con la exención contributiva 501(c)(3) es la posibilidad de recibir fondos de agencias o programas federales y donaciones (grants) de fundaciones. De hecho, la gran mayoría de las fundaciones que otorgan fondos solo lo hacen a entidades exentas.

Pero, ¿qué realmente significa 501(c)(3)? Esta numeración corresponde a la sección del Código de Rentas Internas de Estados Unidos bajo el cual se otorga la exención. La sección 501 del Código establece cuáles organizaciones podrán estar exentas de contribuciones. En su inciso (c) enumera 28 tipos de entidades y las condiciones específicas para cada una. Las corporaciones sin fines de lucro de carácter caritativo, religioso, educativo, científico o cultural, por lo general están cobijadas bajo el subinciso (3). De ahí que comunmente se le conozca a la exención contributiva otorgada a organizaciones sin fines de lucro como 501(c)(3).

La exención contributiva se solicita al Departamento del Tesoro Federal (IRS, por sus siglas en Inglés). La organización ya debe estar incorporada y contar con número de seguro social patronal, una junta de directores, estatutos corporativos y estados o proyecciones financieras, entre otros requisitos. El proceso depende en gran parte de la complejidad de las operaciones de la entidad, si es nueva o lleva años establecida, si sus libros (contabilidad) están al día, los ingresos que tiene y otros factores. Mientras es evaluada la solicitud, es posible que el IRS requiera que se aclaren puntos o que se someta información adicional. El proceso puede tomar hasta 2 años. También hay que pagar un gargo de procesamiento, de entre $400 y $850, dependiendo de los ingresos de la entidad.

Una vez otorgada, la misma es permanente, sujeto a que la entidad cumpla con ciertos requisitos. Entre ellos, es necesario someter un informe anual (forma 990) y que la misión y objetivos de la organización no hayan cambiado sustancialmente.

Para finalizar, aclaro que no es obligatorio contar con la exención contributiva para operar una organización sin fines de lucro. De hecho, miles de entidades no la tienen y llevan años ofreciendo servicios de calidad. Sin embargo, las entidades que cuentan con la exención, tendrán acceso a más oportunidades y fuentes de fondos para sus proyectos en beneficio de sus comunidades y la sociedad.

https://www.metro.pr/pr/blogs/2014/08/30/que-que-sirve-501c3.html

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferenciassta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s