08/11/2020

«Los métodos de enseñanza de la Masonería están a la vanguardia de las mejores universidades de hoy»

Anuncios

El diario The Independent ha publicado una carta de nuestro Querido Hermano Robert Lomas, físico cuántico, maestro masón y autor de numerosos ensayos sobre la Orden. En su carta a la prensa británica, el Querido Hermano define la Masonería como “la organización de autoayuda más antigua y no religiosa del mundo occidental” que “utiliza técnicas como el juego de roles, el trabajo memorístico, el habla en público, la acción y el aprendizaje de doble circuito, que están a la vanguardia de los métodos de enseñanza utilizados en las mejores universidades”. Según explica, “la Masonería está dedicada a preservar lo mejor de sí misma” para “inspirar a las generaciones venideras”.

Los masones tenemos la reputación de ser un poco extraños. Probablemente hayas oído rumores de que nos subimos las perneras de los pantalones, damos extraños apretones de manos y nos encontramos en una habitación oscura custodiada por un hombre con una espada desenvainada en la mano. ¿Adivina qué? Es verdad”, afirma. “Hacemos estas cosas no solo porque somos espíritus libres excéntricos, sino porque en algún momento esto fue un comportamiento normal para las personas que querían aprender a mejorarse a sí mismas”, añade.

El Querido Hermano explica que este sistema, que se remonta al menos a 1480, “ayuda a sus miembros a conocerse a sí mismos, mejorar su fibra moral y desarrollar actitudes firmes hacia la responsabilidad cívica y la solidaridad”, generando entre los masones “una proporción más alta de lo esperado de individuos innovadores” que terminan siendo “motores de la sociedad”. El autor pone innumerables ejemplos como “John Wallis, que se inspiró para descubrir el álgebra y el poder de la ecuación en el estudio por primera vez de los símbolos masónicos” y luego “enseñó a Isaac Newton, quién usó las herramientas del álgebra para descubrir el cálculo, que es la base de la física moderna”.