Formación de la identidad nacional cubana en el Siglo XIX

Obispo de Espada

Obispo de Espada

Con la llegada del siglo XIX, específicamente hacia 1802, va consolidándose otra corriente de la  ilustración reformista cubana. El centro de este movimiento es el obispo de La Habana Juan José Díaz de Espada Fernández y Landa, y dentro del mismo existieron dos centros de proyección que fueron el Real y Conciliar Colegio Seminario de San Carlos y San Ambrosio y la Real Sociedad Económica de Amigos del País. Las acciones de este nuevo grupo se encaminaron más a la esfera social y a la del pensamiento que a la colonial economía.

En general sus integrantes no mostraban una ideología política homogénea, pero si un apego a las ideas políticas modernas, posiciones descentralizadoras y autonómicas; y enaltecimiento de elementos cubanos en formación, proceso sobre el cual quisieron incidir.

El obispo de Espada, de ideas antirracistas, antiesclavista, antilatifundista, crítico de la oligarquía  y el desmedido interés en la producción azucarera, encabeza un proyecto de desarrollo sobre la base de la pequeña propiedad agraria. Dentro de esta corriente se formaron Félix Varela, José de la Luz y Caballero, José Antonio Saco, Felipe Poey y Domingo del Monte.

Narciso López

Narciso López

Por otro lado, los hacendados preocupados principalmente por la supervivencia de la esclavitud, veía como solución a sus problemas la anexión de Cuba a los Estados Unidos, ya que en los estados sureños prevalecía una economía mayormente esclavista.

Agrupados principalmente en el “Club de La Habana” llevaron a cabo gestiones para la compra de la isla por parte de Washington, así como la idea de una invasión “liberadora” encabezada por algún general estadounidense en contra de España.

En este punto, cabe mencionar las actividades de Narciso López, general de origen venezolano que, después de haber servido en el ejército español, conspiro junto a los anexionistas y condujo sobre Cuba dos expediciones que la postre fracasaron, siendo en la última fue capturado y ejecutado por las autoridades coloniales en 1851.

La más radical de las corrientes ideológicas fue el independentismo, cuyos orígenes más tempranos se remontan a 1810, cuando se descubre la conspiración independentista liderada por Román de la Luz. Para 1820, y bajo la influencia de la emancipación del continente, ocurre un visible auge que se materializa en la proliferación de logias masónicas y sociedades secretas. Pero el punto máximo se alcanza en dos importantes conspiraciones que fueron abortadas en esta etapa, la de los Soles y Rayos de Bolívar (1823) y más adelante la de la Gran Legión del Águila Negra, alentada desde México.

Félix Varela

Félix Varela

Pero la formación de las generaciones independentistas, tuvo como ideólogo al padre Félix Varela Morales, definido por Luz y Caballero como “el que nos enseñó primero en pensar”. Varela como educador, político sagaz y filósofo, defendió que Cuba debía ser independiente tanto de España como de los Estados Unidos y que esa independencia solo sería real si se lograba con los propios medios y por los propios naturales.

Sus ideas le llevaron la condena a muerte por la corona española, lo que le obligó a marchar al exilio hasta su muerte en 1853. Sus ideas sembradas, no tardarían en fructificar pues las circunstancias, tanto internas como externas, no resultaban favorables al independentismo cubano.

Se llega así al año 1867, cuando la Junta de Información convocada por el gobierno español para revisar su política colonial en Cuba fue un fracaso total, lo cual supuso un golpe demoledor para las esperanzas reformistas, ya frustradas en reiteradas ocasiones.

No quedaba otro camino que el independentismo, idea clara solo en los sectores más avanzados de la sociedad cubana.

https://www.periodicocubano.com/formacion-la-identidad-nacional-cubana-siglo-xix/?utm_source=Cubanos&utm_campaign=6b64ee1320-EMAIL_CAMPAIGN_2018_04_16&utm_medium=email&utm_term=0_42dad8d593-6b64ee1320-69526219

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.