Franco también quiso ser masón

Resultado de imagen para FOTOS DEL GENERAL FRANCO
iMAGEN DE https://www.google.com/

En la Segunda República (1931-1939), solo en su primer gobierno provisional hubo seis ministros masones, y en las Cortes Constituyentes, más de 150 diputados de diversas obediencias masónicas, aunque seguían las directrices de sus respectivos partidos, por encima de las consignas de sus obediencias: 48, en el Partido Republicano Radical; 44, en el PSOE; 34, en el Radical-Socialista; 14, en Acción Repúblicana; 10, en Esquerra Republicana de Catalunya; y 7, en la Federación Republicana Gallega, según indica en las páginas de su obra.

Alvarado detalla que la mayor parte de los presidentes de gobierno republicanos eran, o habían sido, masones: Manuel Azaña, iniciado en 1932; Alejandro Lerroux, Martínez Barrio, Ricardo Samper, Manuel Portela o Casares Quiroga; y muchos, igualmente, de los ministros: Lluis Companys (Marina, Presidente de la Generalitat) o Fernando de los Ríos (Justicia, Instrucción Pública), entre una larga lista.

Entre los intelectuales y científicos también hubo masones, pues el Nobel de Medicina, Ramón y Cajal, fue iniciado en 1877, en la logia regular Caballeros de la Noche, de Zaragoza, con el nombre simbólico de Averroes. Y lo fue, igualmente, Jacobo Fitz-James Stuart, duque de Alba, padre de Cayetana de Alba.

Alvarado también pone su atención en los “nobles fichados en el Archivo Masónico de Salamanca, por su apoyo a la causa de la Monarquía, en la persona de Don Juan de Borbón, contra el régimen totalitario franquista”.

También se esclarece la pertenencia a la masonería, por paradójico que parezca, de Franco, a quién se le habría denegado la iniciación masónica en dos ocasiones, una primera vez en una logia de Larache y después, en otra de Madrid, en 1932, antes de convertirse, en martillo de masones y comunistas. Incluso los dos futuros apoyos internacionales de la España franquista habrían de ser, un judío, el presidente estadounidense Eisenhower, y un masón, el primer ministro británico Winston Churchill, según los datos del historiador.

Se trata, nos dice el autor, de “ahondar en aspectos poco tratados hasta ahora, desconocidos o confusos, para intentar levantar ese velo de secretismo y ocultismo que ha enturbiado la Historia de la Masonería en España”. A diferencia de lo ocurrido en “otros países europeos, como Francia, donde fueron masones hasta los mismos reyes (Luis XV, Luis XVIII), o Gran Bretaña, donde Eduardo VII, entre 1875 y 1901, fue Gran Maestro de La Gran Logia Unida de Inglaterra”.

González Manjavacas escribe para EFE.

Copyright © 2018, Hoy San Diego
Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.