Todo el mundo tiene su momento de gloria

La pérdida de influencia de Estados Unidos no comenzó en enero de 2017, cuando asumió Trump, sino que lleva produciéndose de manera silenciosa desde hace años

Todo el mundo tiene su momento de gloria

 

POR CÁSSIO VALDUJO, V3

Visión del mercado

¿Quién no quiere un momento para brillar, un día bajo el sol? Yo ciertamente sí y ¡espero tener más de uno! Está en nuestra propia naturaleza (y en la de los pájaros, las abejas y todas las especies) esforzarse por tener la mayor cantidad posible de días buenos. Intentar triunfar en la vida. Estoy bastante lejos de ser un eterno optimista (soy una mezcla de realista, con una pizca de pesimismo y un vodka ocasional para completar), por lo que reconozco que los días proverbiales bajo el sol son pocos y que, llegado un punto, debemos aceptar que no tendremos más… Que habrá un traspaso de poderes de una generación a la siguiente.

Pasar la batuta es más fácil de aceptar si se entrega a nuestros descendientes o familiares, pero de un país a otro, no lo es tanto. Presidentes, reyes, reinas, primeros ministros y dictadores, todos tienen la responsabilidad de hacer que su pequeña zona del mundo sea lo mejor que pueda ser. Y lo mejor de lo mejor (en el sentido de lo más poderoso e influyente), ya desde hace tiempo, se ha materializado en Estados Unidos de América. Aunque retiene su puesto en la cima, es notorio que Estados Unidos ha bajado un poco últimamente, como confirma el propio hecho de que el lema del presidente sea “volver a hacer grande Estados Unidos”. ¡Vaya!

Independientemente de cuáles sean sus posturas políticas o sus opiniones sobre el presidente Trump, la realidad es que la pérdida de influencia de Estados Unidos no comenzó en enero de 2017, cuando asumió Trump, sino que lleva produciéndose de manera silenciosa desde hace años, aunque hace poco se ha hecho mucho más evidente de lo que parecía posible. En otros gobiernos, los presidentes estadounidenses intentaron mantener su influencia mundial usando a sus poderosas fuerzas armadas, pero también financiando la mayor parte de los programas que apoyaban a los países pobres de todo el mundo, tanto de manera directa como de otro tipo (Estados Unidos aportó el 22% de todas las donaciones del presupuesto corriente de las Naciones Unidas en 2017). El reciente cambio de Estados Unidos —que pasó a centrarse en sí mismo y en poner a “Estados Unidos primero”— lo está cambiando todo y, por tanto, ha dejado margen para que sea otro el que “tenga su momento de gloria”. China, que lucha por la primera plaza, parece ser el principal rival de Estados Unidos.

En el marco de su plan a largo plazo, China actuó para ejercer influencia al extender las líneas de crédito para proyectos de infraestructuras en todo el mundo como parte de su “Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda”. Al usar a sus propios ciudadanos para realizar las obras aumentan el retorno sobre la inversión del país, y esto se suma a mantener a los países ricos en recursos naturales controlados mediante planes de pago a largo plazo.

Estos enfoques marcadamente diferentes respecto de las relaciones internacionales fueron resumidos con bastante agudeza por Xinhua, la agencia de prensa estatal china: “Mientras algunos países occidentales retroceden erigiendo muros, China prevé construir puentes, tanto en sentido literal como metafórico”. Estos enfoques contradictorios no habían causado conmoción hasta hace poco, cuando en enero de 2018 fuimos testigos de una lucha directa entre estos dos centros neurálgicos, cuando la primera política económica exterior real de Trump anunció la imposición de aranceles a las importaciones de productos, principalmente de China. Estas medidas tenían por objetivo reducir el déficit comercial con el país asiático y, de alguna manera, servía de resarcimiento por las pérdidas de ingresos sufridas por las empresas estadounidenses debido al supuesto robo de su propiedad intelectual de parte de empresas chinas. Aunque el debate sobre la propiedad intelectual en China es pertinente en todo el mundo, y a las empresas y los países más desarrollados del mundo les encantaría que les indemnizasen por los años durante los cuales los chinos hicieron caso omiso de la titularidad de la propiedad intelectual, la unilateralidad de las medidas tomadas por el Gobierno de Trump (así como también el hecho de que algunas de ellas también lesionaron a países amigos) ha terminado jugando en su contra. A esto siguió una situación extraña en la que China alegó ser el bastión del libre mercado, mientras que Estados Unidos fijó su posición a favor del proteccionismo y contra la globalización, posturas que le valieron gran parte de la mala prensa y las críticas en todo el mundo (¡incluso por parte de sus propios políticos y la prensa local!).

Los mercados reaccionaron de manera muy negativa ante las perspectivas de una guerra comercial, así que las inversiones seguras fueron lo que más se destacó en el mes. Más allá de esta cuestión, en general los precios bajaron y los inversores quedaron desconcertados preguntándose si los ladridos eran señal o no de mordidas dolorosas.

  • Las acciones de los mercados desarrollados sufrieron otra fuerte corrección en marzo: la mayoría de sus índices volvió a poner a prueba su nivel más bajo en 2018 después de una serie de sesiones de negociación con altibajos que desembocaron en que todos los principales índices de renta variable registren una rentabilidad negativa en lo que va del año. Principalmente a causa de las perspectivas de una guerra comercial entre Estados Unidos y China, el S&P500 cayó un 2,69 % en Estados Unidos, el MSCI Europe perdió un 2,35 % y, en Japón, el Nikkei225 finalizó con una baja del 2,78 %.
  • Los mercados de renta fija tuvieron resultados dispares: los activos más seguros rindieron mucho mejor que los de mayor riesgo. Los bonos del Tesoro de los Estados Unidos subieron un 0,93 %, mientras que los bonos estadounidenses de grado de inversión (investment grade) ganaron un 0,25 % y los bonos estadounidenses de alto rendimiento (high yield) finalizaron el mes con una caída del 0,60 %. Los bonos soberanos europeos volvieron a ser lo destacado de los mercados, con un alza del 1,60 %, mientras que los bonos de grado de inversión europeos (investment grade) cayeron un 0,10 % y los bonos de alto rendimiento europeos perdieron un 0,23 %.
  • Los mercados emergentes tuvieron un mes positivo, con el respaldo de un dólar estadounidense más débil; las acciones subieron un 0,54 %, y los bonos, un 0,06 %.
  • El petróleo cerró un mes sólido y subió un 5,35 %, superando incluso la recuperación de las pérdidas del mes anterior, ya que el nivel de producción de la OPEP se mantuvo controlado y las tensiones geopolíticas llegaron a niveles elevados.
  • El oro subió un 0,50 %, porque los inversores compraron metal amarillo en respuesta a la debilidad del dólar, a la intensificación de las tensiones geopolíticas y el aumento del riesgo inflacionario que podría crear una guerra comercial entre los Estados Unidos y China.

Los mercados globales en números

Panorama del arte por Constance de Malleray

Hong Kong en el foco

Art Basel ha logrado poco a poco tener presencia internacional. Después de establecer su primera ubicación fuera de Suiza en 2002, en Miami (Estados Unidos), desde entonces ha añadido Asia a su repertorio, tras la compra de ArtHK, lo que convirtió Hong Kong el principal destino asiático para los coleccionistas internacionales.

La edición de este año de Art Basel en Hong Kong reunió a 248 galerías de 32 países. La sexta edición de la feria se inauguró en marzo con su mayor venta a la fecha, por el cuadro de Willem de Kooning: Untitled XII (1975), que se vendió por 35 millones de USD. Esta obra perteneció anteriormente a Aldo Gucci, aunque fue vendida en 1987 por 517.000 USD en una subasta y fue adquirida de manera privada por Paul Allen en 2001. Fue presentada por la galería Levy Gorvy en Art Basel Hong Kong este año y fue comprada de manera inmediata por un coleccionista privado anónimo.

Esta venta confirma lo que hemos escuchado de varios vendedores de arte, que han expresado su confianza en el creciente interés por el arte internacional moderno y contemporáneo en Asia. De hecho, actualmente China es el mayor mercado de arte después de Estados Unidos, según la edición anual del informe del mercado del arte Artprice.

La mayor importancia de Asia en el mundo del arte se constata además en las recientes aperturas de varias galerías estadounidenses y europeas de Hong Kong, incluidas: White Cube, Zwirner, Perrotin, Gagosian, Vervoordt y Massimo de Carlo. Hauser & Wirth es la última incorporación de la lista, que abrirá una división en Hong Kong esta primavera, donde se vendió la mayor parte de su exhibición de las obras de Mark Bradford durante el evento de inauguración.

Las decisiones de estas galerías de tener una presencia estratégica en Hong Kong se deben a que esta ubicación atiende a clientes provenientes de Indonesia, Taiwán, Japón, Corea del Sur y, por supuesto, a que está bien posicionada para aprovechar el extraordinario potencial de China continental.

Para no perderse

Perspectivas del mercado y posición de V3

Si nos fijamos en el enfrentamiento entre Estados Unidos y China, vemos claramente un choque de titanes en etapas muy diferentes: uno intenta aferrarse al poder, demostrando al mundo que todavía puede mandar cómo deberían funcionar las cosas, mientras que el otro intenta reclamar su lugar a la vista de todos y divulga su plan a largo plazo de crecimiento y futura influencia global. Visto desde la distancia, es probable que se trate de la dinámica geopolítica más interesante desde el final de la Guerra Fría. Estamos viendo a un país que se enfrenta al poderoso Estados Unidos y nos muestra su propia visión del mundo y sigue los pasos para asegurar que sea una potencia por las próximas generaciones. Si bien la mayoría de nosotros apoyaremos el posicionamiento a favor de la globalización de China, no podemos pasar por alto el hecho de que los intereses de los países occidentales no siempre coinciden con los de Pekín y, por tanto, debemos prestar atención a su creciente influencia mundial.

Ayudado por el riesgo de una guerra comercial entre Estados Unidos y China, el primer trimestre fue una verdadera montaña rusa y el aumento de los factores de incertidumbre hizo que los inversores se preguntaran si habría más o si ya habíamos dejado atrás lo peor. Nuestra postura es que, aunque probablemente haya más volatilidad y noticias negativas en el futuro, los mercados deberían comenzar a reaccionar de manera positiva ante los resultados empresariales de Estados Unidos y de Europa, lo que —en nuestra opinión— cimentará las bases para una recuperación en el futuro cercano. Esperamos unos resultados sólidos de las empresas estadounidenses, que probablemente hayan aprovechado totalmente la reforma del código fiscal en el país. Dicho esto, tratamos de no subestimar los riesgos (el peor de todos sería una guerra comercial total) y consideramos que los mercados no le están prestando atención a algunos, como el aumento de las tensiones en Oriente Medio (con la exclusión de Siria, país muy presente en nuestra mente y en la prensa a partir del aumento de las tensiones entre Rusia y los Estados Unidos).

Creemos que la única manera de evitar que los hechos nos sorprendan con la guardia baja es mantener asignaciones líquidas y, fundamentalmente, centradas en la calidad. Las recientes fluctuaciones extremas de los mercados bursátiles nos recuerdan que tomar decisiones apresuradas puede marcar la diferencia entre surcar la ola o ahogarse en ella, y siempre es importante mantener a la vista sus objetivos a largo plazo. La volatilidad no es necesariamente el enemigo, pero la poca disciplina siempre lo es. Deje que las subidas y bajadas de los mercados jueguen en su favor y aproveche las oportunidades que puedan presentarse.

https://venepress.com/article/Todo_el_mundo_tiene_su_momento_de_gloria1524070313596

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.