Venezuela: Aumenta detención de mujeres, menores y militares por razones políticas

ARREST
JUAN BARRETO / AFP
La policía de Nicolás Maduro no se detiene. Sólo en lo que va de 2018 la cifra supera las 230 personas tras las rejas, con la particularidad de que en esta ocasión hay mayor número de damas y jovencitos

“Dylan” fue detenido a las 5 de la madrugada del 14 de enero de 2018 tras recibir una llamada de su amiga en la que le pedía encontrarse en la estación Antímano del Metro de Caracas. En realidad, allí le esperaba una comisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), la llamada policía política del gobierno venezolano.

Su amiga, menor de edad como él, lo llamó bajo presunta coacción, mientras también permanecía detenida. Sus familiares no sabían de él, hasta que recibieron una llamada anónima informándole sobre su detención en la sede del SEBIN, Helicoide, sin darles mayores detalles.

Fue presentado el mismo día en una audiencia “exprés” ante un Juzgado de control de la Sección Penal de Responsabilidad del Adolescente, del Área Metropolitana de Caracas. “Se le violó el derecho al debido proceso, negándosele además el derecho a ser oído y a comunicarse con sus familiares y abogados”.

Su caso figura en la lista de las 164 personas “arrestadas arbitrariamente en Venezuela, desde el 1º de enero al 31 de marzo de 2018”, de acuerdo con el reporte oficial del Foro Penal Venezolano, cuyas cifras son avaladas por la Organización de Estados Americanos (OEA).

De ese número, 69 personas siguen detenidas y 22 de ellas fueron arrestadas de forma arbitraria en los primeros 100 días del año, “a la espera de cumplir con el requisito de fianza impuesta por los tribunales que llevan sus causas”. En ese grupo “hay 5 menores de edad”.

Aunque no están registrados como “presos políticos”, se encuentran privados de libertad para la fecha de cierre del más reciente reporte de la organización civil sin fines de lucro.

Su presidente, Alfredo Romero, recientemente le explicó a Aleteia que “cuando hablamos de presos políticos, nos referimos a personas formalmente privados de libertad por tiempos prolongados; mientras que detenidos son los que aún no han sido encerrados en algún recinto, pero cuyo efecto intimidatorio es igualmente muy grande”.

Las cifras rojas siguen en ascenso. Muchas tienen nombre de mujer. Algunos no alcanzan la mayoría de edad. Veintisiete es el número de ciudadanos presentados y juzgados ante la jurisdicción penal militar (entre enero y marzo), mientras que la cifra total de presos políticos del gobierno de Nicolás Maduro asciende a 234 personas este año.

Según el informe, durante el último mes se evidencia un aumento sostenido en la “persecución a miembros activos y retirados de la fuerza armada nacional”. Mientras que en el primer trimestre fueron procesados “por motivos políticos” veintidós funcionarios militares.

El caso de “Dylan”, como le llama genéricamente la institución por tratarse de un muchacho de sólo 16 años, es excepcional pero no el único. Pues, el juez de su causa le habría ordenado medida sustitutiva de privación de libertad, con la presentación de fiadores y excarcelación.

Sin embargo, el 15 de febrero de 2018 se constituyó “a satisfacción del tribunal”, el requisito de fiador, y se le informó extraoficialmente a su madre (Ana Figuera) que se habría emitido boleta de excarcelación ese día. Pero el chico nunca fue liberado.

Su causa pasó “inexplicablemente” por más de un juzgado, hasta que el 19 de marzo se iniciaron conversaciones con las autoridades en materia del niño, niña y adolescente para conocer lo ocurrido sobre el caso y solicitar información de dónde se hallaba el expediente.

De acuerdo con las gestiones realizadas, informa el Foro, “ya el expediente se encuentra en el juzgado primero de control y se han iniciado nuevas diligencias a los fines de obtener la liberación inmediata del menor de edad”.

La denuncia es clara: el adolescente “no ha tenido contacto con su familia ni con sus abogados. Se encuentra en una celda muy pequeña de 4×5 metros, junto a 7 personas más, sin agua potable y con una muy mala alimentación”.

Además, agrega el organismo, no le respetan su derecho “a realizar llamadas; ni a tener visitas de sus familiares, quienes acuden cada día a las afueras del Helicoide a llevarle alimentos, agua potable y artículos personales, sin saber si se los entregan”.

37 damas tras las rejas

Los coletazos de la represión también apuntan con dureza a las damas. Pues únicamente durante lo que va de 2018 de los -al menos- 164 arrestos por motivos políticos, 17 corresponden a menores de edad y 37 a mujeres.

En total, 12 mil 185 personas fueron arrestadas “de manera arbitraria en Venezuela” entre el 1º de enero de 2014 y el 6 de abril de 2018, según los registros oficiales de la ONG. En el lapso mencionado, 786 civiles fueron presentados ante tribunales militares; de ellos, 114 aún siguen privados de libertad.

Desde enero de 2014 hasta abril 2018, se registra un acumulado de “1.348 presos políticos”. De ese grupo, se ha logrado la libertad o excarcelación -bajo diversas modalidades- de 1.114. Además, 7.212 venezolanos “se mantienen injustamente sometidas a procesos penales bajo medidas cautelares”.

Tipos de presos políticos

Las personas consideradas como presos políticos por el Foro Penal encajan dentro de tres categorías, domando en consideración la finalidad que persigue su detención por parte del Gobierno. A saber:

Categoría 1: Los presos políticos detenidos o condenados por representar individualmente una amenaza política para el Gobierno, al tratarse de líderes políticos o sociales. En esos casos, señala el Foro Penal Venezolano, “el objetivo de la detención es excluir a la persona del mundo político o neutralizarla como factor de movilización social o político, aislándolo del resto de la población”.

Categoría 2: Las personas detenidas o condenadas, no por representar una amenaza política individual para el Gobierno, “sino por ser parte de un grupo social al cual es necesario intimidar o neutralizar”. Figuran en este ramo: defensores de derechos humanos, estudiantes, comunicadores, jueces, militares y activistas políticos.

Categoría 3: Las personas que, sin que el Gobierno las considere una amenaza política de forma individual o como parte de un grupo social, “son usados por éste para sustentar una campaña o una determinada narrativa política del poder con respecto a determinadas situaciones de trascendencia nacional”.

El objetivo, abunda el organismo, es “evadir su propia responsabilidad en los fracasos de sus programas y políticas públicas”. Así, busca “trasladarla a otras personas o entidades; o como justificación de una propaganda política que se implementa para fortalecer su poder político”.https://es.aleteia.org/2018/04/23/venezuela-aumenta-detencion-de-mujeres-menores-y-militares-por-razones-politicas/?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mail&utm_content=NL_es

 

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferenciassta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s