Gobierno de Nicaragua libera presos y restituye señal de televisora

 Por Gabriela Selser(dpa)
Caricatura de Manuel Guillen /laprensa.com.ni

HAVANA TIMES – La Policía de Nicaragua confirmó hoy que dejó en libertad a los detenidos durante protestas en seis ciudades del país contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega, informó el portal oficial “El 19”.

Además de los detenidos, extraoficialmente se reporta casi una treintena de muertos y decenas de heridos en las protestas, en su mayoría jóvenes. Dos policías y un periodista se encuentran entre los fallecidos, pero el Gobierno no ha confirmado la cifra de víctimas.

Mientras tanto, el canal 15 (100 por ciento Noticias), cuya señal de cable permanecía bloqueada, volvió al aire esta tarde después de seis días de censura gubernamental, informó la dirección de la televisora.

El segundo jefe policial, comisionado Francisco Díaz, señaló en rueda de prensa que los detenidos fueron entregados “a sus familiares y a comisiones de sacerdotes católicos”, sin precisar la cantidad ni la identidad de los liberados.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) exigió al Gobierno revelar la lista de excarcelados. La abogada Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, informó a dpa que durante las protestas recibió denuncias de al menos 150 detenciones por parte de la Policía, de las cuales pudieron confirmar 48.

Según el asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, más de 200 personas personas permanecen arrestadas en Managua y otras 60 están desaparecidas. El diario “La Prensa”, citando universitarios, señaló que en León (occidente) la Policía tiene más de 100 detenidos.

La televisión local entrevistó a algunos jóvenes excarcelados que dijeron haber sido abandonados por la Policía en las carreteras, descalzos, con el cabello rapado y trar ser despojados de todas sus pertenencias.

“A mí me agarró un grupo de la Juventud Sandinista en la Universidad de Ingeniería (UNI), me golpearon y me robaron todo, el celular, dinero, ropa, zapatos. Me entregaron a la Policía y ellos me siguieron golpeando”, relató al diario “La Prensa” uno de los liberados, que no quiso identificarse.

Sergio Meza, otro de los liberados, dijo que fue arrestado por apoyar las protestas. “Me esposaron, me golpearon y me robaron el celular.

En la (cárcel) Modelo dormíamos en el piso sobre agua. Nos trataron peor que a perros, nos torturaron y los policías hacían fila para golpearnos y patearnos”, aseguró.

Medios de prensa reportaron este martes la muerte de dos varones que estaban desaparecidos y cuyos restos fueron llevados al Instituto de Medicina Legal en Managua.

El conflicto estalló hace una semana por una polémica reforma al Seguro Social que aumentaba las cuotas de unos 700.000 empleados del sector formal y empresarios, y que finalmente fue derogada por Ortega el domingo.

Dirigentes estudiantiles han dicho que seguirán protestando pese a la derogación de la reforma, “hasta que Ortega se vaya”, porque consideran que mantiene una “dictadura familiar”, que se ha reelegido mediante fraudes y que no permite a los opositores expresarse ni realizar movilizaciones políticas libremente.

“No queremos diálogo, vamos a estar en las calles hasta que Ortega suelte el poder y se instale un Gobierno de transición”, dijo un estudiante que omitió su identidad y permanecía con otros manifestantes atrincherados en la Universidad Politécnica.

No obstante, la vicepresidenta Rosario Murillo declaró que el país ha vuelto a la calma después de una semana de violencia. “Poco a poco se va retornando a la normalidad”, dijo Murillo a medios oficiales.

También agradeció el respaldo del Parlamento, dominado por el oficialismo, que este martes aprobó una resolución de apoyo al diálogo entre el Ejecutivo y el sector privado, cuya fecha de inicio y agenda no han sido divulgados.

Con cartulinas que pedían “diálogo y paz, no a la violencia”

diputados oficialistas y opositores se enfrentaron a gritos este martes en el recinto legislativo, que alberga a 91 parlamentarios.

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.