ALGO FALTA EN EL JURAMENTO MASÓNICO (PARTE I)

Por el H.·.M.·. Luis Alejandro Yáñez-Arancibia R.·.L.·.S.·. Pleno Día No. 3 Gran Logia Unida Mexicana de LL.·.AA.·. MM.·. Gr.·.Or.·. de Veracruz

Resultado de imagen para foto del juramento masonico
Imagen de https://www.google.com/
INTRODUCCIÓN

Desde la antigüedad se conoce el vínculo masónico y esotérico para el concepto de Juramento. Por ejemplo, en el Diccionario Masónico y Esotérico de Ayala Ponce (sin año), leemos: Juramento Sodálico “Es el más sagrado de todos los Juramentos. La violación de este Juramento sodálico iba seguida de pena de muerte. El Juramento y el Sod (ciencia secreta) eran anteriores a la Kabbalah o Tradición, y los antiguos Midrashim trataban extensamente de los Misterios o Sod antes de que ellos se incluyeran en el Zohar. Actualmente se hace referencia a ellas con el nombre de Misterios secretos del Thorah (o Ley) cuya violación se castiga con la muerte”.

En la Orden Masónica, el Juramento –en el sentido ético filosófico-, da a entender la promesa solemne que se hace en Logia al fiel cumplimiento de las Obligaciones morales, materiales y espirituales, que el Hombre se debe a sí mismo, las que debe a sus Semejantes y las que debe al Ser Supremo (Terrones Benítez y León García 2002 pp. 137-144). Es el Juramento un indiscutible emblema de la Verdad, de la Fidelidad y de la Razón; cuyo acto inicia en el preciso instante de levantar el brazo derecho, con la palma de la mano abierta, y figurando una escuadra con el antebrazo. Es un acto de Honor, voluntario, durante el cual queda sellado el compromiso moral y espiritual propio de todo hombre honrado, ético escrupuloso y razonable

En el Diccionario Enciclopédico de la Masonería de Frau Abrines (1947 y 2005) se lee: Juramento “Una de las más solemnes ceremonias de la iniciación de profanos, porque impone lazos y obligaciones para toda la vida. La fórmula del juramento comprende los deberes para con la Orden en general y todos sus miembros, para con la potencia Masónica y todas sus autoridades, y para con la Logia y todos sus dignatarios, oficiales y miembros. El Juramento tiene también lugar con los mismos requisitos en las afiliaciones y regularizaciones y en los aumentos de salario”. El Juramento impone obligaciones y deberes de carácter ineludible que nunca han de olvidarse y de cuyo puntual y estricto cumplimiento deben pedir estrecha y severa cuenta las Logias a sus obreros y los Grandes Oriente a las Logias.

La Obligación, término muy vinculado con el Juramento, refiere la idea del “lazo jurídico” pues aquel que “se obliga” queda “ligado”, de hecho y de derecho. En la masonería, la Obligación designa el Juramento del candidato o, en términos estrictamente jurídico, define su promesa bajo juramento. Evidentemente, hoy en día la Obligación del masón está rodeada de sanciones simbólicas y se encuentra fuera del Derecho Positivo, pero posee un sentido espiritual, moral y ético, que le otorga mucho más importancia en el marco de los deberes individuales y colectivos (Ferro, 2007).

La Liturgia y Rituales del 1º Grado de la Gran Logia Unida Mexicana de LL.·. AA.·. MM.·. Gr.·. Or.·. de Veracruz, establece el Juramento de guardar el secreto que está moralmente obligado a guardar (López Arias Valenzuela et al. 2003 pp. 34-35), precisando la Primera Obligación como el secreto inviolable del Silencio absoluto, acerca de lo oído, entendido o descubierto. La Segunda Obligación de combatir las pasiones que deshonran al hombre y practicar la Caridad Evangélica. La Tercera Obligación de cumplir con la Constitución de la muy Resp.·. Gran Logia Unida Mexicana de LL.·. AA.·. MM.·., para la Jurisdicción Masónica del Estado de Veracruz, y las Leyes particulares que gobiernan a la Masonería Simbólica Universal. Acto seguido el recipiendario Juramenta frente al Trono del V.·.M.·. y sobre el Cáliz Sagrado: “Prometo bajo mi palabra de Honor cumplir las obligaciones de un buen Masón y declaro que no es la curiosidad malsana la que me conduce aquí sino el amor al progreso y si mintiese consiento en que así como la dulzura de esta bebida se convierta en amargura, el agua que bebiere se convierta en veneno, y la compasión de los hombres caigan sobre mi cabeza”.

Pero el Juramento más Solemne es cuando el recipiendario dice: “Yo, de mi libre y espontánea voluntad en presencia del G.·.A.·.D.·.U.·., de todos los hombres honrados que me escuchan y de esta Resp.·. Asociación, Juro bajo mi palabra de Honor y mi Fe de honrado ciudadano no revelar jamás ninguno de los secretos, ninguno de los actos, ninguno de los misterios que me han sido hoy o me fuesen después comunicados, más que a un legítimo Masón; Juro no escribir, grabar, burilar, trazar, imprimir, ni formar ningún carácter ni signo por el cual se pueda conocer la Palabra Sagrada y los medios de comunicarnos entre los masones. Antes prefiero tener la garganta cortada y la lengua arrancada de raíz. Prometo y Juro auxiliar a mis hermanos hasta donde alcancen mis fuerzas e influencias y ser fiel y casto con sus esposas, su madre, hermanas e hijas. Si así lo hiciere el G.·.A.·.D.·.U.·., la Masonería Universal y este Taller en particular me premien, si no me lo demanden”. Este Juramento es con la mano derecha en el Ara sobre el Libro Sagrado, la Escuadra y el Compás, y previo a recibir la sentencia del V.·.M.·. que con su espada flamígera le otorga el Grado de Aprendiz Masón, el 1er Grado de la Masonería Universal. Gran parte de esta Liturgia se nutre de la filosofía de los manuscritos llamados Antiguos Cargos o Antiguos Deberes (Old Charges).

Históricamente, los llamados Antiguos Cargos o Antiguos Deberes (2007) denominados Old Charges, están compuestos de 120 documentos manuscritos referidos a normas y reglamentos que gobernaban el arte y la ciencia de la construcción antes del surgimiento del sindicalismo contemporáneo. Dichos documentos tienen una antigüedad de entre 300 y 600 años. Literalmente son los Antiguos Deberes de la Masonería Operativa. Se encuentran en la forma de antiguos manuscritos previos al año 1717, fecha de constitución de la Masonería Especulativa. Generalmente su contenido se presenta en 3 partes: 1) Una plegaria introductoria o invocación; 2) Una historia de la Orden Masónica o la leyenda del oficio que comienza en tiempos del Patriarca Lamech y sus hijos, que establece las artes y las ciencias originales hasta la época del Rey Inglés Athelstan alrededor del año 926 dC; y 3) Los Estatutos y Deberes particulares, las regulaciones y las observancias que todos los Masones y miembros del oficio de la construcción deben cumplir y respetar.

Resultado de imagen para foto de los old charges masonico
Imagen de https://www.google.com/

El más antiguo de los Old Charges es el denominado “Poema Regius” que consta de 794 líneas y se asume escrito alrededor del año 1390. Este manuscrito se encuentra depositado en el Museo Británico. También allí se encuentra el manuscrito “Matthew Cooke” conferido al año 1425. Luego le sigue el manuscrito denominado “Gran Logia” fechado en 1583 y depositado en la Gran Logia Unida de Inglaterra. La parte histórica es extensa y bien documentada, y desde la primera mitad del Siglo XVII se conoce el manuscrito “Beswicke-Royds”, en 4 hojas de pergamino cosidos a manera de formar un rollo de 6 pies con 10 pulgadas de largo.

En él se consignan los deberes, comportamiento, honestidad, normas de educación, de trabajo, de conducta, y secretos de Logia, redactados en otras fuentes de manuscritos de la mitad del Siglo XIV. El manuscrito pertenece a la Biblioteca y Museo de la Gran Logia Provincial de Lancashire, División Este. Desde luego que para comprender toda esta lógica de los manuscritos Old Charges referidos debemos situarla en la mitad del Siglo XIV e imaginar el escenario social, cultural, religioso y político de aquellos años.

 

Anuncios

Autor: gustavo1941

Ex preso politico cubano, refugiado en EE UU. Presidente de la Academioa Cubana de Altos Estudios Masonicos de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (2005 a 2011); Gran Canciller Secretario General del Supremo Consejo del grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA(2005-2008). Autor y conferencista.